Seguridad de la página de inicio
domingo, 15 septiembre 2019
Log in

Hígado y Alcohol

¿Fumar y beber?

Cuando se consumen las dos sustancias a la vez, aumentan los efectos secundarios placenteros, ya que se activa un área del cerebro conocida como centro de recompensa que puede inducir a un aumento de la ingesta de alcohol.

Los antioxidantes para la hepatitis por alcohol

Un estudio reciente ha mostrado la posibilidad de un efecto sinérgico resultado de la combinación de N-acetilcisteína y esteroides, lo que ha mostrado una mejoría en la supervivencia al mes y menores tasas de infección comparando con el tratamiento exclusivo con esteroides; cabe mencionar que esta mejoría en la supervivencia no se presentó a los 6 meses.

Cómo afecta el alcohol a tu hígado

Detener el consumo de alcohol puede permitir controlar esta afección hepática. Si no se revierte la tendencia y que se continúa bebiendo alcohol en gran cantidad, se corre el riesgo de tener una hepatitis alcohólica. Esta enfermedad conlleva una inflamación del hígado y requiere un tratamiento médico. De igual forma, consumir alcohol en fuertes dosis conlleva generalmente una cirrosis del hígado, una lesión hepática irreversible.

CONSUMO LEVE DE ALCOHOL Y ESTEATO-HEPATITIS. UN ESTUDIO MUY JAPONÉS

 

La enfermedad denominada hígado graso no alcohólico (EHGNA) es una de las causas más comunes de enfermedad hepática, siendo la esteato-hepatitis (EHNA) la responsable del 20% de los casos que comúnmente progresa a cirrosis. La EHGNA ha sido asociada con el síndrome metabólico, y es por lo mismo considerado un factor de riesgo coronario. El consumo de alcohol por otro lado, ha sido considerado un exacerbador del síndrome metabólico y la enfermedad hepática, sin embargo, en población general se ha demostrado que la prevalencia de síndrome metabólico es menor en individuos con el consumo leve a moderado de alcohol que en aquellos individuos que no consumen alcohol. Otros estudios han reportado un efecto benéfico en la reducción del riesgo de eventos cardiovasculares en consumo moderado de alcohol.

 

  • Escrito por Dra. Karla Paola Bermúdez
  • Categoría: Hígado y Alcohol
  • Visto: 1095

Efectos del alcohol a largo plazo

El alcohol se ha utilizado ampliamente en muchas culturas durante siglos y en nuestro país su consumo forma parte de nuestros usos y costumbres: es nuestra droga cultural por excelencia, hasta el punto de que el hecho de beber es considerado normal ya que tres cuartas partes de la población española beben de manera esporádica o habitual. Sin embargo, actualmente se está tomando conciencia de que el alcohol es una droga más y de que su consumo no es en absoluto inocuo.

El carcinoma hepatocelular se diagnostica en una etapa posterior en pacientes alcohólicos

 

En conclusión, este estudio muestra que los pacientes con HCC relacionado con el consumo de alcohol tienen una supervivencia reducida, principalmente a causa de un diagnóstico en una etapa posterior. Para mejorar el pronóstico del HCC en la población alcohólica, se deben realizar mejores y más esfuerzos para mejorar el cribado de la cirrosis, así como el tratamiento del abuso del alcohol. Una carga tumoral más pequeña y una mejor función hepática en el momento del diagnóstico deberían aumentar las tasas de supervivencia y pronostico en pacientes con HCC relacionado con el consumo de alcohol.