Seguridad de la página de inicio
lunes, 27 septiembre 2021

EL PORTAL EDUCATIVO DE LA SALUD HEPÁTICA

Log in

Hígado graso no Alcohólico

Fármaco inhibidor de esteatosis del hígado

-En algunos tipos de dieta podría ayudar-

 La enfermedad por hígado graso no alcohólico es la enfermedad del hígado más frecuente actualmente. Elezetimibe es un medicamento inhibidor de la absorción de colesterol en el intestino, el cual ha reportado que mejora la esteatosis del hígado tanto en estudios hechos en humanos como en estudios hechos en ratones.

Restricción de grasas trans

-¿Qué tipos de grasa se deben evitar?-

El consumo elevado de grasas exacerba la enfermedad por hígado graso no alcohólico en algunos (pero no en todos) los estudios experimentales hechos en humanos. Estos datos justifican plantearse la pregunta sobre cuáles son los tipos de ácidos grasos que son particularmente dañinos en esta enfermedad. La evidencia hasta ahora apunta de manera preliminar a las grasas trans.

El aumento del hígado graso en los adolescentes

-A prevenir antes que sea demasiado tarde-

Desde finales de la década de 1980, la prevalencia de hígado graso no alcohólico entre los adolescentes, principalmente en Estados Unidos, se ha más que duplicado, de acuerdo a estudios nuevos en la población. Por otro lado, nuestro país actualmente ocupa el primer lugar mundial en obesidad infantil, por lo que la situación en México es probablemente muy semejante a la de Estados Unidos.

Malas y buenas noticias de las enfermedades del hígado

-Es momento de poner manos a la obra-

De acuerdo al Dr. Bill Balisteri del Hospital Infantil de Cincinnati, Estados Unidos, actualmente existe una gran preocupación en torno al incremento en la incidencia y el impacto de las enfermedades relacionadas con la obesidad, como son la enfermedad por hígado graso no alcohólico y la esteatohepatitis no alcohólica.

Influencia del hígado graso en el desarrollo de la diabetes

Más consecuencias de un malo estilo de vida

El hígado graso no alcohólico está considerado como el componente hepático del síndrome metabólico (caracterizado por obesidad, resistencia a la insulina, hipertensión, alteraciones de los lípidos, entre otros). Todas estas anormalidades metabólicas asociadas a una vida sedentaria ocasionan resistencia a la insulina y posteriormente diabetes mellitus tipo 2. Además, el sedentarismo se asocia a un incremento en la distribución de la grasa, desarrollando hígado graso no alcohólico.

La obesidad es más dañina que el alcohol para el hígado

-Desafortunadamente es también más común-

En términos de morbilidad y mortalidad relacionada con el hígado, la obesidad es aún más peligrosa que el consumo de alcohol, de acuerdo a un estudio hecho en más de 100,000 mujeres por el Dr. Trembling y colaboradores del University College London, en el Reino Unido.

La enfermedad por hígado graso incrementa el riesgo de cáncer de hígado

Evitemos el cáncer son simples cambios en nuestro estilo de vida

A través de varios estudios importantes, se ha mostrado que el hígado graso no alcohólico (no relacionado con la ingesta de alcohol) es un factor predisponente para el cáncer de hígado en ausencia de otras enfermedades, y frecuentemente sin tener cirrosis.

De esto habló la Dra. Helen Reeves del Reino Unido en el Congreso Internacional del Hígado del 2012, donde presentó además evidencia del problema mundial que representa la obesidad y con esto el aumento del hígado graso no alcohólico.

El hígado graso es un riesgo para enfermedades del corazón

-Se ha convertido en un gran predictor de enfermedad cardiovascular-

En sujetos con alto riesgo para desarrollar eventos cardiovasculares, existe un incremento en la prevalencia de enfermedad por hígado graso no alcohólico, y la prevalencia se correlaciona con predictores de ateroesclerosis, de acuerdo a un estudio hecho por el Dr. Pais y colaboradores de la Universidad Pierre y Marie Curie en París, Francia.

Predictores de incidencia y remisión de hígado graso no alcohólico

El peso corporal parece ser la clave

La enfermedad hepática no alcohólica es una enfermedad causada por la infiltración de grasa excesiva en el hígado. Su espectro de afectación es muy amplio puesto que incluye a la simple esteatosis (hígado con grasa) hasta la cirrosis (hígado con fibrosis extensa) e incluso al cáncer hepático.