Seguridad de la página de inicio
jueves, 20 junio 2019
Log in

¿Cuál es el origen de la palabra hígado?

¿Alguna vez te has preguntado de dónde vienen las palabras que usamos?. Las palabras, al igual que los propios idiomas, los países y las personas, poseen su propia historia. Muchas de ellas dignas de su propio guión y que a menudo traspasan la barrera de la historia para alcanzar el estatus de mito: son las llamadas palabras de origen curioso.
 
La etimología es el análisis de las palabras para encontrar su verdadero origen. Los autores clásicos y medievales (y aun contemporáneos) eran muy aficionados a las etimologías populares, ya que sus etimologías se basaban en alegorías, a menudo con tintes religiosos o mitológicos, y en conjeturas y explicaciones ad hoc.

Es nuestro propósito aquí no solo encontrar el verdadero origen de la palabra "hígado" y ligeramente desmentir algunas de las etimologías populares que todavía hoy perduran, como la de "testigo" (no tiene que ver con los testículos), la de "sincero" (no tiene que ver con las estatuas renacentistas), la de "alumno" (no tiene que ver con la luz), etc.

Dado que el español procede del latín, la mayoría de las palabras de nuestra lengua son latinas, por lo que te será de gran utilidad saber latín.

El término hígado no deriva etimológicamente de su equivalente latino -jecur- o griego -hepatos-, sino que se remonta a una antigua costumbre gastronómica. El foie gras, que hoy asociamos con un plato francés elaborado con hígado de oca alimentada con maíz, ya era un bocado apreciado por los griegos de la Antigüedad. Éstos, sin embargo, criaban a sus animales con higos. El plato, denominado "hígado cebado con higos", recibió en Roma el nombre de ficatum jecur (de ficus, higo). Con el tiempo, esta expresión se abrevió y ficatum suplantó a jecur para designar esta víscera. En Castilla, este término mutó a fégado durante la Edad Media y más tarde lo hizo en hígado.

Por cierto, en nuestro acrónimo AMHIGO utilizamos, en forma deliverada y divertida, todas las letras de las palabras amigo e higo, para simbolizar que somos AMigos del HIGadO.  Si quieres conocer más sobre los detalles de la historia del humilde hígo y su desenlace brilante, para usos gastronómicos, puedes consultar nuestra sección de nutrición e hígado en la siguientes liga: https://amhigo.com/actualidades/ultimas-noticias/120-nutricion-e-higado/894-el-higo-que-se-convirtio-en-higado

 

Referencia

https://www.muyinteresante.es/cultura/arte-cultura/articulo/icual-es-el-origen-de-la-palabra-higado

Artículo de Divulgación revisado y adaptado por el Dr. Jorge Luis Poo, Hepatólogo Clínico, miembro del Comité Editorial de tu portal AMHIGO y fundador del Grupo Mexicano para el Estudio de las Enfermedades Hepáticas