Seguridad de la página de inicio
miércoles, 20 noviembre 2019
Log in

INVESTIGADORES DE SAN DIEGO DESCUBREN NUEVO INHIBIDOR DE LA FIBROSIS HEPÁTICA

Las dos proteínas que se han identificado forman parte del complejo enzimático abreviado como NADPH (acrónimo de Nicotinamida Adenina Dinucleótido Fosfato) implicada en la regeneración celular, en la síntesis de ácidos nucleicos y de lípidos. Es una coenzima que en el ciclo de Calvin, con gasto de ATP, fija el dióxido de carbono (CO2) en carbono orgánico con liberación de oxígeno. La enzima oxidasa de NADPH, se conoce como NOX, de la cual existen 5 tipos, siendo las NOX1 y 4, las  más importantes para la fibrosis hepática. 

Hace poco se publicó, en la revista Plos One, un estudio realizado en la Escuela de Medicina de San Diego, en Universidad de California (EEUU), que podría haber encontrado un camino en base a dos proteínas para tratar la fibrosis hepática de manera eficaz. La investigación ha sido dirigida por el Dr. David A. Brenner, Vice Canciller de Ciencias de la Salud y Decano de la Universidad. Según Brenner, se ha trabajado para identificar los mediadores vitales de la fibrosis para que sean un "blanco terapéutico" de nuevos fármacos.

Estas enzimas tienen la propiedad de activar a las células hepáticas estelares (HSCs) que son esenciales en la cicatrización del hígado. Habitualmente, estas células tienen la función de almacenar vitamina A, pero una vez activadas adquieren características de otra célula denominada miofibroblastos, que produce abundante cantidad de colágena, usualmente requerida para la reparación de tejidos, pero que en condiciones de enfermedad puede dar lugar a un proceso continuo de fibrosis o cicatrización excesiva que afecta la micro-circulación hepática y disminuye la función de esta glándula. 

Para determinar la importancia de las proteínas NOX 1 y NOX 4, el equipo de investigación indujo fibrosis hepática, mediante una hepato-toxina en ratones que tenía las particularidad de tener niveles bajos de NOX1 y NOX4. Descubrieron que este grupo de ratones presentaban menor daño en el hígado, menor inflamación y reduccio´n de la cicatrización excesiva, en comparación con otro grupo de ratones con niveles normales de las dos proteínas. A esto se añade el descubrimiento de que los niveles de COX1y COX4 en hígados, de pacientes con cirrosis hepática, presentan una cantidad muy superior a lo observado en un hígado normal.

Sustentado en estos descubrimientos, se está tratando a ratones con un compuesto denominado GKT137831, un inhibidor de las NOX 1 y 4, que está dando buenos resultados al lograr anular la activación del HSC.

Sinceramente esperamos que estos interesantes hallazgos experimentales (en ratones) puedan replicarse a nivel del ser humano y dar lugar a nuevas vías terapéuticas.  

Referencias:

Luangmonkong, T., Suriguga, S., Mutsaers, H. A., Groothuis, G. M., Olinga, P., & Boersema, M. (2018). Targeting oxidative stress for the treatment of liver fibrosis. Reviews of Physiology, Biochemistry and Pharmacology, Vol. 175, 71-102.

 

https://labiotech.eu/features/nash-liver-disease-europe/

Artículo de Divulgación revisado y adaptado por el Dr. Jorge Luis Poo, Hepatólogo Clínico, miembro del Comité Editorial de tu portal AMHIGO y fundador del Grupo Mexicano para el Estudio de las Enfermedades Hepáticas