viernes, 24 mayo 2019
Log in

Más de 900 fármacos dañan el hígado

Todos los fármacos aprobados por las autoridades reguladoras van acompañados de insertos de paquetes, denominados folleto "información del paciente" en Europa y "información de prescripción" en los Estados Unidos. Las reacciones adversas del hígado se mencionan a menudo en estas etiquetas del producto (inserciones del paquete) como parte de la información de la prescripción. Sin embargo, no siempre está claro si esto está relacionado con elevaciones enzimáticas en ensayos clínicos y / o lesión hepática clínicamente aparente. También hubo una discrepancia sustancial en el paquete oficial de inserciones y el etiquetado de enfermedades hepáticas entre Europa y los Estados Unidos. La documentación de la hepatotoxicidad de los fármacos en la literatura médica es muy variable.

José A de la Osa, periodista de un reconocido de artículos sobre salud, de un periódico cubano "Granma", comparte una investigación sobre la existencia de más de 900 medicamentos que dañan el hígado y desencadenan hepatotoxicidad, responsable de un 5 % de todos los ingresos hospitalarios y un 50 % de las causas de insuficiencia hepática aguda, según estimados internacionales, dijo a Granma la doctora Enma Damara Acosta Reynaldo, Máster en Ciencias en Farmacoepidemiología y Enfermedades Infecciosas.

Citó como ejemplo el uso excesivo de paracetamol (más de seis tabletas al día), muy utilizado para el alivio de dolores y la fiebre, que puede ocasionar lesiones hepáticas graves, con riesgo aún mayor de intoxicación en las personas consumidoras habituales de alcohol.

Otro fármaco que origina daño hepático severo es el ketoconazol, utilizado por vía oral y tópica pa­ra el tratamiento de hongos en las uñas de las ma­­nos y pies, así como de algunas micosis en la piel.

Recientemente, añadió la especialista, se han publicado alertas internacionales sobre su riesgo para el hígado, y las autoridades que regulan la seguridad de los medicamentos en Europa (Agencia Europea de Medicamentos) y Estados Unidos (FDA) recomiendan limitar su uso por vía sistémica (oral) y emplear la vía tópica, siempre bajo prescripción médica.

El Sistema de Farmacovogilancia Cubano envió en octubre del pasado año una nota informativa a los profesionales, comunicando los re­portes de hepatotoxicidad al ketoconazol notificados a la Unidad Coordinadora Nacional, que oscilan entre el 3,7 % y el 10,2 %.

La toxicidad hepática del ketoconazol puede producir hepatitis, cirrosis e insuficiencia hepática, y se han notificado casos con desenlace mortal o que han requerido trasplantes. El comienzo de estas alteraciones generalmente ocurre entre el primero y sexto mes de iniciado el tratamiento.

Refirió la especialista que existen también condiciones genéticas en algunos de estos pa­cientes que los hace susceptibles. Los an­cianos, el sexo femenino y antecedentes de da­ño son otras condiciones de mal pronóstico que aumentan el riesgo de hepatotoxicidad.

La fenitoína, el ácido acetilsalicílico (aspirina), el diclofenac, la metildopa, las píldoras anticonceptivas, el alopurinol, la carbamazepina, la clorpromazina, son ejemplos de otros fármacos que causan daño al hígado.

Reconoce la doctora Acosta Reynaldo, especialista del Departamento de Farmacoepidemiología de la Dirección Nacional de Medi­camentos y Tecnologías Médicas del Ministerio de Salud Pública, que aunque son muchos los artículos científicos que alertan sobre el daño hepático causado por medicamentos, lo cierto es que cada día se consumen más y más fármacos que causan serios problemas al hígado, órgano encargado de la depuración y transformación de sustancias químicas, lo que posibilita que sea muy susceptible a las intoxicaciones.

 

Referencia:
Björnsson, E. S. (2016). Hepatotoxicity by drugs: the most common implicated agents. International journal of molecular sciences, 17(2), 224.

http://www.granma.cu/salud/2014-06-17/mas-de-900-farmacos-danan-el-higado