viernes, 24 mayo 2019
Log in

Hepatitis tóxica por medicamentos

Factores de susceptbilidad y mecanismos

La mayoría de las reacciones de metabolización se producen en el hígado, lo que determina que sea el principal órgano diana de posibles reacciones adversas (RAM). La hepatotoxicidad es un daño al hígado producido por una disfunción del órgano causada por la exposición a un medicamento u otro agente no infeccioso. Son especialmente preocupantes las reacciones adversas serias que podrían resultar en condiciones incapacitantes, generar secuelas permanentes o bien requerir hospitalización. 
 
Aunque es considerable el número de fármacos que se han relacionado con hepatotoxicidad, se considera una RAM de baja frecuencia. Para muchos principios activos se estima que la incidencia varía entre 1 en 10 000 o 1 en 100 000 pacientes. Debido a esta baja frecuencia, es posible que no sea detectada durante los ensayos clínicos previo a la comercialización del medicamento. 
 
La incidencia real del problema es difícil de establecer debido al subregistro de los casos, dificultad en el diagnóstico, entre otras causas. En la mayoría de los casos, no existe un tratamiento o antídoto para revertir la hepatotoxicidad, ante una reacción adversa de este tipo, se sugiere suspender el tratamiento.
 
La hepatotoxicidad es uno de los motivos más frecuentes de retirada de fármacos del mercado, por este motivo es importante conocer los factores de suceptibilidad
 
1. Factores genéticos: determinan la actividad de las vías metabólicas, la efectividad de los factores protectores del organismo y la regulación de la respuesta inmune. La base genética puede condicionar diferencias étnicas en cuanto a susceptibilidad para determinados fármacos, así como la afectación de varios miembros de la misma familia. La existencia de polimorfismos genéticos de los CYP y enzimas hepáticas determina una variabilidad individual en el metabolismo de los fármacos que puede conducir a la aparición de hepatotoxicidad.
 
2. Edad: la incidencia de reacciones adversas es de dos a tres veces más elevada en los adultos mayores y se atribuye a la prescripción, al uso concomitante de mútiples fármacos y a los efectos indirectos de enfermedades concomitantes. El riesgo se asocia a reacciones dependientes de la dosis, debido a alteraciones en la biodisponibilidad y en el metabolismo de fármacos. Además, la gravedad de la lesión hepática por medicamentos también parece aumentar con la edad. La hepatotoxicidad es mucho más rara en niños ya que metabolizan los fármacos con mayor rapidez debido al incremento de las vías metabólicas oxidativas, aunque presentan una susceptibilidad aumentada a los salicilatos. 
 
3. Sexo: la frecuencia de hepatotoxicidad con expresión clínica de hepatitis aguda es mayor en las mujeres, así como la susceptibilidad para los fármacos que causan hepatitis crónica activa. El riesgo es mayor en mujeres en edad próxima a la menopausia y se cree que los factores hormonales podrían modular el sistema inmune en el sentido de predisponer a sufrir hepatotoxicidad. En el sexo masculino son más frecuentes las alteraciones vasculares de la aziatoprina, especialmente tras un trasplante renal. 
 
4. Estado nutricional: el ayuno aumenta la actividad del CYP2E1 a la vez que reduce los valores de glutatión y ambos factores parecen contribuir al mayor riesgo de hepatotoxicidad por acetaminofen en alcohólicos. 
 
5. Antecedentes de reacción adversa a fármacos: aumentan el riesgo de reacción a otros fármacos explicándose por una posible predisposición genética a sufrir una respuesta inmunológica; también pueden existir reacciones cruzadas entre medicamentos de la misma familia.
 
Referencia
de Seguro Social, C. C. (2015). Hepatotoxicidad por medicamentos.