Seguridad de la página de inicio
miércoles, 21 agosto 2019
Log in

LI-RADS, EL NUEVO MÉTODO PARA EVALUAR CÁNCER DE HÍGADO

El envejecimiento y el cambio en el estilo de vida de la población han contribuido con el incremento en la tasa de incidencia en Cáncer de Hígado, el problema con este cáncer era que no se había estandarizado una clasificación por imagen para su detección oportuna, como ocurre en el cáncer de mama. Por ello, el Colegio Americano de Radiología (ACR) preocupados por la inespecificidad en los reportes de imágenes hepáticas, se dieron a la tarea de crear una herramienta de detección eficaz y oportuna para el cáncer hepático, que lleva el acrónimo de LI-RADS (Liver Imaging Reporting and Data System).

UltrasoundSp1 0 0LI-RADS es un sistema para estandarización de datos y para el reporte de imágenes de hígado, el cual tiene un algoritmo que comprende un diagrama de flujo para toma de decisiones, además de una tabla de diagnóstico. Puede utilizarse para evaluar imagenes por ultrasonido (US LI-RADS) o por Resonancia o por Tomografía. 

Uno de los beneficios de LI-RADS es que incrementa la comunicación entre los radiólogos y los médicos tratantes, además que es un estudio no invasivo.  De acuerdo con el algoritmo diagnóstico LI-RADS se le asigna una categoría a cada imagen observada del hígado de un paciente con alto riesgo para carcinoma hepatocelular (abreviado como CHC) dependiendo de sus características.

El ultrasonido es la herramienta de imagen de primera línea más utilizada para la detección y vigilancia del CHC. Tiene la ventaja de ser la herramienta más accesible, no invasiva, segura y de bajo costo para el tamizaje de pacientes con cáncer de hígado.

 Utilizando ésta técnica de imagen, la clasificación de LI-RADS utiliza los números del 1, 2 y 3 para indicar probabilidad de cáncer en la imagen y las letras A, B o C, para calificar la calildad técnica. La propuesta queda de la siguiente manera:

Li RadsUS-1: No hay evidencia de CHC

US-2: Observaciones detectadas que ameritan vigilancia en corto tiempo

US-3. Observaciones detectadas que ameritan nuevo estudio de imagen, multifásico con realce por contraste

En un artículo reciente, publicado en la prestigiosa revista Journal of the American College of Radiology (ACR), Millet, Kamaya, Choi y otros colaboradores pertenecientes a los Departamento de Radiología de instituciones como la Clínica Mayo, la Universidad Stanford y la Universidad de California se reunieron para elaborar de forma sistemática una evaluación a la clasificación LI-RADS por ultrasonido.

Objetivo: Evaluar el desempeño del Sistema de Datos y Reporte de ultrasonido hepático (US LI-RADS) por la ACR para detectar CHC en pacientes de alto riesgo.

Material y métodos: Se trata de un estudio multicéntrico, retrospectivo, donde incluyeron 2,050 pacientes con alto riesgo para CHC. Alto riesgo se refiere a pacientes diagnosticados con cirrosis hepática, hepatitis crónica por infección viral y pacientes con antecedente de CHC. La población estuvo conformada por 1,078 hombres y 972 mujeres con una media de 58 años, que contaran con un reporte de ultrasonido hepático de enero 2017 a febrero 2018. Se reclutaron pacientes en 5 sitios en los Estados Unidos. Se clasificaron las imágenes de ultrasonido en LI-RADS y se integraron en una base de datos, se realizaron análisis estadísticos para correlacionar hallazgos imagenológicos con la clínica y el diagnóstico confirmatorio. Todos los pacientes, además del ultrasonido, disponían de un estudio de imagen confirmatorio multifásico, con contraste y biopsia. 

Resultado: El factor de riesgo más común para tamizaje fue la cirrosis hepática (n= 1,054, 51.4%), hepatitis no cirrótica por infección por virus B (n=555, 27.1%) y hepatitis no cirrótica por infección de virus C (n=234, 11.4%). Las categorías asignadas por US LI-RADS fueron las siguientes:

  • US-1 (negativo) en 90.4% (n=1.854)
  • US-2 (por debajo del umbral) en 4.6% (n=95)
  • US-3 (positivo) en 4.9% (n= 101).

Las puntuaciones por visualización fueron A ( sin y pocas limitaciones) en 76.8% (n=1,578), B (limitaciones moderadas) en 18.9% (n=388) y C (limitaciones severas) en 4.2% (n=87). Los exámenes confirmatorios, incluyendo RM o TAC multifásico con realzado por contraste (n=331) o histopatología (n= 18).

  • La sensibilidad fue del 82.4, que es la capacidad de nuestro método para detectar la enfermedad en sujetos enfermos).
  • La especificidad fue del 74.2%, que es la capacidad de nuestro método para detectar como negativo a los pacientes sanos).
  • El valor predictivo positivo fue del 35.5% que es la probabilidad de tener la enfermedad si el resultado de la prueba es positivo.
  • El valor predictivo negativo de 96.1%, que es la probabilidad de no tener la enfermedad si la prueba diagnóstica es negativa.

En resumen, en el estudio se encontró que aproximadamente 90% de las pruebas de tamizaje por US LI-RADS fueron negativas, 5% por debajo del umbral y 5% positivas.

Conclusión: El método US LI-RADS para la detección oportuna de Cancer Hepatocelular es una herramienta de gran utilidad para el diagnostico temprano, lo cual se considera una ventaja para ofrecerle al paciente un tratamiento óptimo que mejore su calidad de vida y reducir la elevada tasa de mortalidad.

El Carcinoma Hepatocelular (CHC) es el tumor hepático primario más común y con tasa de mortalidad más alta. Por consiguiente es de suma importancia su detección temprana ya que se ha demostrado que mejora la supervivencia del paciente, sobre todo cuando éste es candidato a recibir tratamiento curativo como la resección y trasplante de hígado.

Sin duda, sería más conveniente que nuestro pacientes salga de un gabinete radiológico con un informe más accesible y más fácil de entender, parecido a lo que actualmente ocurre en el escrutinio del cáncer de mama. Por ejemplo, imaginemos un informe que diga: ultrasonido LI-RADS categoria 1A, lo cual indicaría ausencia de tumor con buena calidad técnica del estudio. Si este estudio se repite cada año y sigue saliendo en categoria 1A, el paciente y su médico tratante seguramente estarán tranquilos. A diferencia, de un ejemplo donde salga categoria 2A, en el cual habrá que hacerse un estudio complementario. O bien, un ejemplo de categoria 3A en el cual la probabilidad de cáncer es mucho más alta, obligando a un estudio de imagen complementario (TAC o Resonacia) e incluso la necesidad de biopsia. 

Interesantemente, la Dra. Veronique Barois nos comenta que el sistema LI-RADS ya se encuentra implementado en CT Scanner Lomas Altas, desde hace un año, con la intención de familiarizarnos con éste nuevo enfoque de evaluación diagnóstica, en pacientes de alto riesgo. https://grupoctscanner.com/

Es responsabilidad de cada uno de nosotros cuidar y estar al pendiente de nuestra salud; si tiene antecedentes de enfermedad hepática o infección por virus B y C, es recomendable que te hagan un ultrasonido, idealmente reportado con el método LI-RADS cada seis meses. Coméntelo con su médico tratante y su familia.

Referencias:

1. Millet JD, Kamaya A, Choi HH, Dahiya N, Murphy PM, Naveed MZ, et al. ACR Ultrasound Liver Reporting and Data System: Multicenter Assessment of Clinical Performance at 1 Year. J Am Coll Radiology 2019. Jun 4.

URL: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/31173745

Artículo de Divulgación revisado y adaptado por el Dr. Jorge Luis Poo, Hepatólogo Clínico, miembro del Comité Editorial de tu portal AMHIGO y fundador del Grupo Mexicano para el Estudio de las Enfermedades Hepáticas