miércoles, 24 abril 2019
Log in

Evalúan la utilidad de la biopsia líquida en el cáncer de hígado

El diagnóstico es una de las tareas fundamentales de los médicos y la base para una terapéutica eficaz. En sí mismo no es un fin sino un medio, e indispensable para establecer el tratamiento adecuado. Hay quienes lo señalan como la parte más importante del trabajo médico, pero a pesar de eso conlleva muchas dificultades cuando se explica y se enseña cómo realizarlo.

La tecnología es de gran ayuda en el diagnóstico, ambas deben relacionarse armónicamente. Unas veces el peso específico mayor es de la clínica, y otras, de la tecnología. El diagnóstico ha sido, es y será siempre un reto intelectual fascinante para los médicos, y una fuente inagotable de satisfacciones en su vida profesional, siempre y cuando se dominen sus bases y procedimientos.

La biopsia líquida es una prueba poco invasiva que permite detectar el ADN circulante del tumor (ctDNA), una sustancia derramada por el tumor al torrente sanguíneo.

Investigadores del Instituto Maimónides de Investigación Biomédica de Córdoba (Imibic) y del Hospital Universitario Reina Sofía evalúan la utilidad de la biopsia líquida en el cáncer de hígado, un trabajo de investigación que ha demostrado que, tras la cirugía, muchos pacientes mantienen células tumorales circulantes durante más de un mes, lo cual les expone a un riesgo de reaparición del tumor en el futuro.

Según ha indicado el Instituto, el grupo de investigación que estudia las enfermedades hepáticas, dirigido por Manuel de la Mata, es muy activo en el campo del cáncer de hígado y del trasplante hepático. Desde el año 2015, una de sus líneas de investigación se centra en la utilidad de la biopsia líquida en pacientes con hepatocarcinoma que van a ser sometidos a extirpación del tumor, bien mediante resección quirúrgica o mediante trasplante de hígado.

Dicho trabajo ha demostrado que, tras la cirugía, muchos pacientes mantienen células tumorales circulantes durante más de un mes, lo cual les expone a un riesgo de reaparición del tumor en el futuro. No queda claro qué mecanismos pone en marcha el tumor en estos casos para engañar al sistema de defensas humano de forma que no detecte y elimine las células tumorales circulantes.

liquida 0

En la actualidad, el grupo GC02 del Imibic se ha propuesto ir más allá y estudiar, no solo el fenómeno de liberación de células del hepatocarcinoma a la circulación sanguínea, sino además analizar las mismas para desenmascarar los mecanismos de evasión al sistema inmune, así como determinar su potencialidad para anidar en otros órganos y formar metástasis. Este proyecto podrá finalmente llevarse a cabo a partir de 2019 gracias a la financiación obtenida en convocatoria pública competitiva otorgada por el Instituto de Salud Carlos III.

Con ello se espera avanzar en el conocimiento de esta enfermedad, para así desarrollar estrategias de tratamiento más eficaces que permitan mejorar la esperanza de vida de los pacientes con cáncer de hígado.

El hepatocarcinoma es la principal causa de muerte en pacientes con cirrosis hepática.

Esta prueba poco invasiva, presentada en un estudio publicado en la revista Nature Materials, puede detectar el ADN circulante del tumor (ctDNA), sustancia que expulsan los tumores al torrente sanguíneo, en una pequeña muestra de sangre, lo que ayudaría a detectar de manera precoz el cáncer de hígado, así como a analizar cómo evoluciona el tratamiento de los pacientes.

 

Referencia

Xu, R. H., Wei, W., Krawczyk, M., Wang, W., Luo, H., Flagg, K., ... & Zheng, L. (2017). Circulating tumour DNA methylation markers for diagnosis and prognosis of hepatocellular carcinoma. Nature materials, 16(11), 1155.

https://www.eldiadecordoba.es/cordoba/Imibic-Reina-Sofia-cancer-biopsia-liquida_0_1318968484.html

Artículo de Divulgación revisado y adaptado por el Dr. Jorge Luis Poo. Hepatólogo Clínico, miembro del Comité Editorial de tu portal AMHIGO y fundador del Grupo Mexicano para el Estudio de las Enfermedades Hepáticas.