Seguridad de la página de inicio
lunes, 14 octubre 2019
Log in

Biomarcador pronóstico para pacientes con tumor klatskin

  • Escrito por Dra. Fernanda García Alvarado
  • Publicado en Cáncer de hígado

¿Un cáncer de vías hepáticas?

 El tratamiento curativo del colangiocarcinoma intrahepático (CCI) y el colangiocarcinoma hiliar (tumores Klatskin) se limita a la resección quirúrgica o el trasplante hepático ortotópico; sin embargo, no todos los pacientes se pueden beneficiar de un método quirúrgico y sufren de recurrencia tumoral temprana.

 Cuanto antes se detecta un cáncer, mayores son las probabilidades de tratamiento exitoso y un tiempo de supervivencia más largo y por lo tanto se ha desarrollado una prueba sanguínea para la detección temprana del cáncer. Con la prueba sanguínea, es posible, en un estadío muy temprano del cáncer (cáncer de colon, gástrico, pulmonar) identificar a los pacientes que están en riesgo alto de desarrollar metástasis letales.

 

Científicos del Centro de Medicina Molecular Max Delbrück (Berlín, Alemania) y sus colaboradores, examinaron muestras de tejido de 156 pacientes con Klatskin y carcinomas CCI, a quienes se les removió una parte del hígado entre 1998 y 2003. Entre ellos había 76 pacientes con carcinomas Klatskin. Las muestras de tejido contenían tejido maligno como también tejido libre de cáncer. Las muestras de tejido de los pacientes con enfermedades hepáticas benignas también fueron incluidas.

 Fue incluido en el estudio el asociado a metástasis en el cáncer de colon 1 (MACC1), un regulador recientemente descubierto del factor de crecimiento del hepatocito (HGF)/Met/vía de la proteína quinasa activada por mitógeno, que induce la proliferación, migración, y la invasión en el cultivo celular, así como la metástasis. El equipo midió la expresión de MACC1, Met, y el ácido ribonucleico mensajero (mARN) de HGF en tejido tumoral microdisecado y en el tejido hepático normal correspondiente, usando reacción en cadena de polimerasa de transcriptasa reversa cuantitativa. Usaron la coloración inmunohistoquímica para validar los resultados.

 

El estudio mostró que el gen MACC1 está expresado diez veces más en el tejido canceroso que en el tejido normal. Además, en los tumores recurrentes que se desarrollaron en el paciente después de la cirugía, la expresión de MACC1 fue mucho más alta que en el tejido normal. El tiempo de supervivencia de los pacientes con niveles altos de MACC1 representó, en promedio, un poco menos de dos años (613 días) en contraste a los seis años (2257 días) para los pacientes con niveles bajos de MACC1. El tiempo sin recaída, por ej., el tiempo sin recurrencia del cáncer, en pacientes con niveles altos de MACC1 fue menor de dos años. Sin embargo, MACC1 demostró no ser adecuado como un biomarcador para el carcinoma colangiocelular intrahepático (CCI).

 

Johann Pratschke, de la Charité Universitätsmedizin (Berlín, Alemania) y un coautor, dijo: “Los pacientes con tumores Klatskin también pueden beneficiarse del trasplante hepático y pueden vivir más tiempo, bajo la condición de que tengan un riesgo bajo de recurrencia”. La prueba para la detección de MACC1 en tumores y en sangre ha sido patentada en EUA, Australia, Japón, Canadá, y Europa. El estudio fue publicado en la edición de Septiembre de 2015 de la publicación Hepatology.

 

 

 

Referencias

 

http://www.labmedica.es/patologia/articles/294760789/biomarcador_pronostico_para_pacientes_con_tumor_klatskin.html