Seguridad de la página de inicio
miércoles, 21 febrero 2024
Log in

Embarazo y hepatitis autoinmune

  • Escrito por Comite editorial AMHIGO
  • Publicado en Auto-inmunidad

-Manejo de la complicación con plaquetas bajas-

La hepatitis autoinmune es una enfermedad con inflamación crónica prevalente en mujeres jóvenes, afectando al hígado por medio de autoanticuerpos. Se presenta desde totalmente asintomática hasta con falla hepática aguda, pero por lo general se caracteriza por fatiga, desmayos y elevación de las enzimas del hígado.

Además, tiene asociación usualmente con otras enfermedades autoinmunes, presenta predisposición genética y responde por lo general al tratamiento con esteroides.

Debido a que las estrategias de tratamiento han mejorado, los embarazos en estas pacientes también lo han hecho, especialmente cuando la enfermedad está bajo control.

Muy pocos estudios han revisado las consecuencias y los resultados del tratamiento durante el embarazo, por lo que la Dra. Yamamoto y colaboradores de la Universidad de Sao Paulo en Brasil, analizaron el manejo prenatal y el nacimiento de los bebés de las pacientes con hepatitis autoinmune y trombocitopenia (plaquetas bajas) moderada y severa.

 

Se estudiaron trece embarazos en diez pacientes diagnosticadas con hepatitis autoinmune complicada con trombocitopenia. Como resultados se obtuvieron: edad promedio de 24 años, la mitad de ellas en su primer embarazo, once de ellas sólo recibieron prednisona (esteroide) como tratamiento; la edad de nacimiento promedio fue de 37 semanas, con un peso promedio de los productos (bebés) de 2,446 kilos.

 

Ocho productos fueron pequeños para la edad gestacional, cuatro pacientes presentaron bajos niveles de plaquetas severo durante el nacimiento. También, se realizó cesárea en siete pacientes, hubo tres complicaciones durante el nacimiento, y no hubo muertes maternas o de los productos.

 

Por lo tanto, las complicaciones de los pacientes con hepatitis autoinmune y trombocitopenia son elevadas, pero con atención y cuidados apropiados, se pueden resolver. La asociación entre estas enfermedades aumenta el riesgo de partos prematuros y crecimiento reducido, lo que requiere mayores cuidados para el bienestar fetal.

 

 

 

Fuente:

1. Yamamoto R, Truffa R, Kondo A, et al. Clinical and obstetrical management of pregnant women with autoimmune hepatitis complicated by moderate or severe thrombocytopenia. REV ASSOC MED BRAS. 2013; 59(1):28-34.