Seguridad de la página de inicio
lunes, 14 octubre 2019
Log in

La obesidad aumenta los casos de Enfermedad del Hígado Graso

En nuestra sociedad obsesionada por el aspecto físico, muchas personas piensan que el sobrepeso es un problema estético. Pero, en realidad, el sobrepeso es un problema médico porque puede afectar gravemente la salud de una persona.

La obesidad es nociva, tanto para el cuerpo como para la mente. No solo puede hacer que una persona se sienta cansada e incómoda, el hecho de tener que cargar con más peso somete al cuerpo a más esfuerzo, especialmente a los huesos y las articulaciones de las piernas. Los niños y adolescentes con sobrepeso tienen más probabilidades de desarrollar diabetes y otros problemas de salud. Y los adultos con sobrepeso tienen más probabilidades de tener una enfermedad cardíaca.

Expertos de la Asociación Europea para el Estudio del Hígado (EASL) aseguran que la epidemia de obesidad ha provocado que la Enfermedad del Hígado Graso No Alcohólico (EHGNA) se haya convertido en la causa más común de patología hepática en Europa.

Más de la mitad de los adultos y un tercio de los niños en Europa están clasificados como obesos o con sobrepeso. La mayor proporción procede de grupos socioeconómicos más bajos, en los que prevalece la EHGNA.

Precisamente, los principales expertos mundiales en Hepatología se reunirán el próximo 26 de septiembre en Sevilla en la Cumbre de la EASL sobre la EHGNA 2019.

La obesidad en ascenso va ligada a un mayor número de enfermedades hepáticas

La EHGNA es la acumulación de exceso de grasa en el hígado y ahora es la causa más común de enfermedad hepática en accidente. Esto es debido al rápido aumento en los niveles de obesidad y diabetes tipo 2. Es un importante problema de salud europeo que produce cirrosis hepática y cáncer de hígado. Asimismo, genera enfermedades cardiovasculares y cánceres no hepáticos.

Las bebidas endulzadas con azúcar son una de las mayores fuentes de azúcar agregada con poco valor nutricional. En consecuencia, el consumo de azucares es ahora una de las principales causas de obesidad infantil y adulta, y está asociado con la EHGNA y un mayor daño hepático.

Afortunadamente, nunca es demasiado tarde para hacer cambios que puedan ayudar a controlar el aumento de peso y los problemas de salud que esto provoca. Estos cambios no tienen por qué ser grandes decisiones.

 

Referencia

https://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoid=94935

Artículo de Divulgación revisado y adaptado por el Dr. Jorge Luis Poo, Hepatólogo Clínico, miembro del Comité Editorial de tu portal AMHIGO y fundador del Grupo Mexicano para el Estudio de las Enfermedades Hepáticas