martes, 11 diciembre 2018
La hora actual es: 16:24

Prueba basada en metabolómica para diagnosticar la enfermedad de hígado graso no alcohólico

La acumulación de triglicéridos y ésteres de colesterol en ausencia del abuso del alcohol da origen a la enfermedad de hígado graso no alcohólico, que engloba un espectro de enfermedades que van desde el estadio más benigno como la esteatosis (hígado graso) a estadios más graves como la esteatohepatitis no alcohólica, cirrosis y fallo hepático.

Se estima que la EHGNA afecta al 20-30% de la población occidental y presenta una clara asociación con la obesidad y la diabetes. Debido a que la EHGNA generalmente se presenta sin síntomas o lo hace con síntomas leves, el diagnóstico en muchos casos se realiza cuando el paciente ya tiene lesiones graves o irreversibles en el hígado.

Por lo tanto, la detección rápida y temprana del hígado graso es importante para prevenir la progresión de la enfermedad.

La metabolómica es el "estudio sistemático de las huellas únicas que dejan los procesos celulares específicos en su paso", es decir, el estudio del perfil de los metabolitos (moléculas pequeñas) de una muestra biológica.

Un artículo publicado por investigadores en el norte de España, concluye que es posible distinguir entre el hígado sano y la enfermedad de hígado graso, así como la esteatosis hepática no alcohólica y el hígado graso no alcohólico con alta precisión.

Así que evaluaron un estudio no invasivos para la determinación de los padecimientos antes mencionados, este test usa técnicas de laboratorio altamente sensibles para determinar el estadio de la enfermedad que ha alcanzado el paciente.

Tradicionalmente se han usado test de rutina de enzimología hepática clínica para estimar la presencia de hígado graso. Sin embargo, la sensibilidad y especificidad de estos test no son adecuadas a la hora de tomar decisiones médicas.

Además, técnicas de imagen no invasivas como la ecografía también pueden aportar información sobre la presencia de hígado graso. Recientemente se han desarrollado test de diagnóstico no invasivo basados en ultrasonidos o en resonancia magnética para estimar la esteatosis severa y fibrosis hepática.

Desafortunadamente, todas las técnicas de imagen requieren equipamiento especial más caro, un técnico y la necesidad de disponer del equipo en el propio centro. Pero cabe destacar que este análisis puede realizarse con una simple gota de sangre, lo cual es una gran ventaja.

El test ha sido validado en la práctica clínica y comparado directamente con el método de referencia para el diagnóstico: la biopsia hepática. Este test es un método robusto el diagnóstico de enfermedades hepáticas hígado, incluyendo a pacientes con simple esteatosis y con inflamación hepática no específica moderada.

Aunque el paciente con hígado graso no alcohólico no tiene ninguna lesión hepatocelular histopatológica o fibrosis, la identificación de este estadio temprano en la evolución es importante en el proceso de atención al paciente.

 

Referencia
Mayo, R., Crespo, J., Martínez‐Arranz, I., Banales, J. M., Arias, M., Mincholé, I., ... & Vitek, L. (2018). Metabolomic‐based noninvasive serum test to diagnose nonalcoholic steatohepatitis: Results from discovery and validation cohorts. Hepatology Communications.