martes, 11 diciembre 2018
La hora actual es: 14:12

Enfermedad del hígado graso, una enfermedad silenciosa en continua progresión: Dr. Jorge Luis Poo, hepatólogo

La esteatohepatitis no alcohólica (nonalcoholic steatohepatitis, NASH por sus siglas) es una enfermedad común del hígado. A menudo es “silenciosa”, es decir, no presenta síntomas. La NASH se parece a las enfermedades del hígado causadas por el consumo de alcohol, pero se presenta en personas que beben poco o nada de alcohol.

La NASH afecta entre el 2 y el 5 % de las personas que viven en los Estados Unidos, según datos del National Institutes of Health. Otro 10 a 20 % de personas tiene grasa en el hígado sin presentar inflamación ni daño en el mismo. Esta afección médica se llama “hígado graso”. No es normal tener grasa en el hígado.

Pero y ¿eso que tiene que ver con nosotros los Méxicanos? Según la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición en 2016, 3 de cada 10 menores entre los 5 y los 11 años padecen sobrepeso u obesidad, mientras que el 36.3% de los adolescentes y 72.5% de los adultos tienen alguna de esas dos condiciones.

“El hígado graso es una enfermedad silenciosa que, de no atenderse de manera oportuna, puede tener diversas complicaciones, incluso la muerte” Señaló el especialista en una entrevista, ya que acumulación de ácidos grasos y triglicéridos en las células hepáticas, lo cual se produce principalmente por la obesidad, la diabetes y la hiperlipidemia.

“El hígado es un órgano que suele no presentar síntomas hasta que el problema está muy avanzado y con complicaciones. Es por eso que la diferencia entre un diagnóstico a tiempo y el tratamiento tardío puede salvar la vida del paciente”, señaló Poo.

De ser así, de acuerdo con estimaciones de la Fundación Mexicana para la Salud Hepática, el 40% de la población padecerá sobrepeso u obesidad en el 2018, y el problema del hígado graso podría crecer en la misma medida.

“El tratamiento consiste fundamentalmente en la normalización del peso y el aumento de la actividad física. El sobrepeso y la obesidad son modificables mediante cambios en el estilo de vida. Además se debe evitar el alcohol y los medicamentos innecesarios”, explicó Poo.

Pero, si ésta es una enfermedad de lenta progresión, ¿puede prevenirse o evitarse en los más jóvenes? “Actualmente sabemos que entre 12% y 15% de la población pediátrica padece sobrepeso u obesidad. Es importante prevenir, porque seguramente en 20 o 30 años serán ellos quienes estarán padeciendo de cirrosis hepática”, dijo el especialista.

Finalmente, explicó que la fundación de Amigos del Hígado ha creado la página www.amhigo.mx con el fin de dar información gratuita para pacientes y familiares que tiene como objetivo concientizar y educar a la población sobre las principales enfermedades hepáticas y como prevenirlas así como mantener a sus visitantes a la vanguardia, acercandolos a la ciencia, de manera simple y amena.

En éste marco se llevará a cabo el próximo 12 de junio la celebración del Día Internacional de la Esteatosis para hacer conciencia de esta enfermedad a la población general.

 

Referencia

http://www.cronicaviva.com.pe/higado-graso-enfermedad-silenciosa-que-puede-derivar-en-cirrosis-o-cancer/

https://www.niddk.nih.gov/health-information/liver-disease/nafld-nash/definition-fact