jueves, 13 diciembre 2018
La hora actual es: 10:31

Drogas inyectables primera causa de contagio de hepatitis C

En países desarrollados como Estados Unidos, el virus de la hepatitis C (VHC) se transmite principalmente entre personas que se inyectan drogas debido a la combinación de alta prevalencia existente en la población, la alta infectividad del VHC y las exposiciones repetidas a múltiples a fuentes contaminadas es una situación impotante en todo el mundo. Aunque la incidencia de VHC ha disminuido desde la década de 1990 en los Estados Unidos, y varios estudios sugieren que se ha mantenido estable en la última década, los brotes recientemente detectados de VHC en múltiples áreas de los Estados Unidos, especialmente en los suburbios y zonas rurales, se han relacionado con el aumento de las tasas de uso de drogas intravenosas en adultos jóvenes. Estos nuevos brotes plantean serias preocupaciones a medida que el VHC alcanza rápidamente niveles epidémicos, como se observa en adolescentes y adultos jóvenes en todo el mundo.

El uso de drogas inyectables e inhalables se han convertido en la primera causa de contagio del virus de la hepatitis C (HVC), advirtieron especialistas.

En el taller para periodistas “México y la erradicación de la hepatitis C”, Ruby Chirino, de la Asociación Mexicana de Hepatología, dijo que usuarios de drogas como la heroína se contagian al intercambiar jeringas o en el caso de consumidores de cocaína cuando tienen sangrados nasales y al compartir el popote o instrumento con que la inhalan.

Expresó que además de disminuir los factores de riesgo hay que identificar a los portadores del virus de la hepatitis C, el cual está relacionado con 28 por ciento de los casos de cirrosis hepática y con 26 por ciento de los casos de cáncer en el hígado.

“Tenemos a los pacientes y medicamentos innovadores que pueden alcanzar una tasa de curación de hasta 95 por ciento, lo que hace falta es terminar con el subregistro de los enfermos“, destacó David Kershenobich, director general del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición “Salvador Zubirán”.

Ante el compromiso de la Organización Mundial de la Salud (OMS), de erradicar esta enfermedad para el año 2030, resaltó la necesidad de informar a la sociedad sobre este padecimiento y sus consecuencias, así como, garantizar el acceso a los medicamentos para todos los enfermos.

De aproximadamente 600 mil portadores del virus que se estima hay en México, solamente 31 mil han sido diagnosticados entre los años 2000-2016, por lo que es necesario un tamizaje eficiente.

Los grupos de alto riesgo como las personas que recibieron transfusiones de sangre antes de 1994, los usuarios de drogas inyectables, los prisioneros y exconvictos, las trabajadoras sexuales, los trasplantados, personas con hemodiálisis y personas con tatuajes o perforaciones, entre otros.

“Hay que hacer del conocimiento de la población que la hepatitis C se puede curar, incluso casi con la misma facilidad que una gripe, por la eficiencia de los nuevos fármacos”, subrayó Kershenobich.

Mientras que Enrique Wolpert, presidente del Comité Científico de la Fundación Mexicana para la Salud Hepática (Fundhepa), subrayó que 23 por ciento de los casos que se diagnostican en el mundo, son de personas adictas a drogas endovenosas, colocándose como el principal factor de riesgo para hepatitis C.

 

Referencia
Kim, A. Y., & Page, K. (2013). Hepatitis C virus serosorting in people who inject drugs: sorting out the details.

Aceijas, C., & Rhodes, T. (2007). Global estimates of prevalence of HCV infection among injecting drug users. International Journal of Drug Policy, 18(5), 352-358.

http://www.salud180.com/salud-z/drogas-inyectables-primera-causa-de-hepatitis-c