Seguridad de la página de inicio
sábado, 26 septiembre 2020
Log in

Manifestaciones extrahepáticas de la hepatitis C

¿Cómo se presentar en otros lugares del cuerpo?

El virus de la hepatitis C es una enfermedad infecciosa que puede permanecer asintomática e irreconocible hasta que las complicaciones aparecen.

En algunos casos, las complicaciones pueden ser extrahepáticas (fuera del hígado), pueden ser la manifestación dominante junto con una enfermedad hepática moderada, o pueden acompañar a la hepatitis en el curso de la enfermedad hasta en un 75%.

 

Algunas enfermedades tienen una asociación establecida con el virus, como es la crioglobulinemia, la cual se manifiesta con apatía, dolor articular y muscular, lesión renal aguda, entre otras. Las crioglobulinas son anticuerpos y aún no se sabe por qué se vuelven sólidas o gelatinosas a bajas temperaturas. Cuando esto ocurre, estos anticuerpos pueden bloquear los vasos sanguíneos, lo cual puede llevar a problemas que van desde erupciones cutáneas hasta insuficiencia renal.

En otros pacientes con hepatitis C, se han observado enfermedades consistentemente, sin embargo los mecanismos de las mismas enfermedades se desconoce aún, así lo explica David G Samuel e Ian W Ree.

 

Por ejemplo, la porfiria cutánea tardía, un trastornos hereditarios en los cuales una parte importante de la hemoglobina llamada hemo, no se produce apropiadamente, caracterizada por destrucción de las uñas y formación de lesiones en áreas expuestas al sol.

Asimismo, las nefropatías (enfermedades del riñón) se pueden presentar, sin que se sepa ciencia cierta la relación del virus con del daño al hígado. Se cree que todo el proceso inflamatorio resultante de la inadecuada respuesta inmune del organismo contra el virus ocasiona daño en el riñón.

 

De éstas, la glomerulonefritis es la más común, siendo el subtipo membranoproliferativo el más usual. La presentación clínica es variada, presentándose hipertensión, insuficiencia renal, edema, proteínas en la orina, falla renal aguda, entre otros.

Por lo tanto, es necesario acudir con el médico especialista en el momento que se presente alguna alteración en el organismo, para hacer un diagnóstico certero y a tiempo, para poder iniciar el tratamiento adecuado lo antes posible.

Referencia:

 

1. Samuel D, Rees I. Extrahepatic Manifestations of Hepatitis C Virus (HCV). Frontline Gastroenterol. 2013; 4 (4): 249-254.

 

2. McKenna, Olivia, et al. "Management of the extrahepatic symptoms of chronic hepatitis C: feasibility of a randomized controlled trial of exercise." American Journal of Physical Medicine & Rehabilitation 92.6 (2013): 504-512.