Seguridad de la página de inicio
sábado, 14 diciembre 2019
Log in

CIENTÍFICOS MEXICANOS DESCRIBEN ALTA PREVALENCIA DE HEPATITIS C OCULTA EN DONADORES DE SANGRE

  • Escrito por Dra. Fernanda García Alvarado
  • Publicado en Hepatitis virales

La infección oculta por el virus de la hepatitis C (en adelante abreviado como IO-VHC) se describe como la presencia del virus de la Hepatitis C (VHC) en células circulantes de la sangre. Por ejemplo, las células mononucleares (CMN)  o en tejidos (por ejemplo, el hígado), sin que sea detectado en el suero de los sujetos evaluados. Tradicionalmente se ha descrito como una situación de muy baja frecuencia y particularmente en pacientes con inmunodeficiencias. Sin embargo, investigadores del CMN La Raza, del IMSS, encabezados por la Dra. María de la Luz Martínez Rodríguez, detectaron una alta prevalencia en donadores de sangre, un hallazgo que sin duda preocupa y obliga a analizar los conceptos de "sangre segura". Los resultados fueron presentados en la Revista Plos, el pasado 28 de octubre y comentados en una editorial del portal argentino para pacientes llamado hepatitis2000.org. Considerando la gran importancia de este tema el comité editorial de AMHIGO, decidió resumir ésta importante investigación.


Hepatitis C virus compartmentalization Generation Antecedentes: El sistema circulatorio es el mecanismo principal para la transmisión del VHC, por ello el énfasis en evitar como factor de riesgo el acceso a la sangre o secreciones corporales de las que tanto escribimos en el portal AMHIGO. La IO-VHC, se define como la presencia de material genético llamado ácido ribonucleico (ARN) del VHC en los hepatocitos o en células circulantes de la sangre llamadas células mononucleares, que constituyen una fracción de los leucocitos, con ausencia de VHC en el suero/plasma utilizando los análisis de laboratorio tradicionales. La infección por el VHC tiene una alta prevalencia a nivel mundial, con una estimación de 500,000 defunciones anuales. También se ha descrito alrededor de 1.75 millones de nuevos casos cada año. En México, se estima una prevalencia de 1.4% de infección por VHC, de acuerdo a estudios en suero de población abierta. Hasta ahora, pocos grupos investigadores en el área de la salud han informado sobre la prevalencia de IO-VHC. Sin embargo, se han establecido factores de riesgo asociados, como por ejemplo la historia de acupuntura, uso de drogas intravenosas o de relaciones de tipo homosexual. En México, no hay informes sobre la IO-VHC, por lo que el objetivo de este estudio fue determinar la prevalencia de la IO-VHC en los donantes de sangre totales en la Ciudad de México, así como los factores de riesgo asociados.

Metodología: Se incluyeron donadores de sangre que acudieron al Banco de Sangre del Hospital Centro Médico La Raza y el Banco Central del Centro Médico Siglo XXI entre noviembre de 2015 y julio de 2016. Todos los sujetos participantes firmaron el consentimiento informado y un cuestionario para datos demográficos y de factores de riesgo. A todos los participantes se les tomaron muestras de sangre para aislar células CMN. Se realizó búsqueda del RNA del VHC en las CMN y en el suero de todos los participantes. Además, se realizaron pruebas de detección de anticuerpos contra el VHC, contra el antígeno de superficie del VHB, contra el VIH, contra el Treponema Pallidum (causante de la sífilis) y contra el Tripanozoma Cruzi (causante de la Enfermedad de Chagas).


Resultados: 1050 donadores aceptaron participar; se descartaron 11 sujetos con co-morbilidades detectadas por pruebas de anticuerpos y que se consideran como contraindicación para donar sangre, de acuerdo a las normas mexicanas (2 salieron con anticuerpos contra HIV, 3 con anticuerpos contra VHC, 1 con anticuerpos contra VIH, contra VHB y VHC, 2 con anticuerpos contra T. cruzi y 3 contra T. pallidum). Dos donadores solicitaron no seguir participando en el estudio, sin explicar sus motivos. De los 1037 sujetos restantes, la prevalencia de IO-VHC fue del 3.4% (35 sujetos). El 92.7% de los participantes tenía niveles normales de transaminasas (valores menores de 42 UI/L. De acuerdo al cuestionario de factores de riesgo, se encontró asociación significativa de IO-VHC con la historia de relaciones sexuales de tipo homosexual y de acupuntura.

occulthepatitisCComentarios: Los autores mencionan que en México la donación voluntaria es rara ya que el 90% son donantes familiares del enfermo o bien donadores substitutos. Aunque el objetivo de los Bancos de Sangre es liberar sangre segura, aun con las pruebas de detección de ácidos nucleicos en plasma, no es posible detectar el RNA-VHC contenido en las CMN.


La elevada prevalencia de IO-VHC del 3.4% es superior a la prevalencia del 1.4% de anticuerpos contra el VHC reportada previamente en México. Si bien que es remarcablemente alto, no es tan diferente a los reportado en otros países, como Egipto (5.7%), China (2.2%) y España (2.1%).  Los autores consideran que la falta de detección de la IO-VHC es un factor de riesgo para transmisión del VHC a los receptores de productos derivados de la sangre y que por ello se deben implementar mejores medidas de detección, es decir métodos más sensibles que los que actualmente se utilizan. Lamentablemente la determinación de la enzima ALT (o TGP) sale normal en casi el 93% de los casos.  Según la OMS, la IO-VHC puede ocurrir en usuarios de drogas intravenosas, pero ese factor de riesgo no fue detectado. La población mexicana adicta a drogas es más frecuente por marihuana o bien por cocaína. Otros autores han descrito IO-VHC hasta en el 4.2% de los cónyuges sanos de pacientes con VHC.

La existencia de esta infección oculta por virus C de la hepatitis ha sido confirmada por otros grupos de investigación en EE. UU, Japón, China y Europa. Una posible explicación de la aparente ausencia de virus C en la sangre de estos pacientes podría ser que, aunque el virus esté en la sangre, la cantidad que exista del mismo sea tan pequeña que con las técnicas disponibles no se pueda detectar.


Conclusión: Existe una elevada presencia de IO-VHC en la población de donantes de sangre en la Ciudad de México. Los principales factores de riesgo para la transmisión de VHCO fueron las relaciones homosexuales y la acupuntura. Este estudio respalda el uso cada vez mayor de pruebas de detección moleculares que resultan ser más sensibles y específicas que las pruebas tradicionales de banco de sangre.

El Dr. Jorge Luis Poo, ex Presidente de la Asociación Mexicana de Hepatología comenta que la hepatitis C oculta (VHCO) fue descrita por primera vez en el año 2004 por el Dr. Vicente Carreño y colaboradores, como la presencia de RNA-VHC en hepatocitos o células mononucleares periféricas sin detectar el RNA-VHC en forma libre en el plasma o suero. Según investigaciones de la Fundación para el Estudio de las Hepatitis Virales (FEHV) más de la mitad de los pacientes con IO-VHC lo tienen presente en la sangre, manteniendo su capacidad para infectar lo cual tiene implicaciones de riesgo o seguridad tanto en los Bancos de Sangre como en los Centros de Donación de órganos y tejidos.
De los resultados de esos estudios se deriva que es necesario estudiar a los familiares de los pacientes con infección oculta por virus C por el posible riesgo de estar infectados sin saberlo, además de las poblaciones de riesgo como pacientes en unidades de diálisis, los drogadictos, los enfermos de SIDA, o bien el personal sanitario.

Las limitaciones de la detección de IO-VHC es que requiere disponer de tejido hepático o bien de células mononucleares circulantes en la sangre (CMN) así como el uso de técnicas de biología molecular de alto costo, imprácticas de implementar en la práctica cotidiana. En general la búsqueda de anticuerpos contra el VHC (un método de bajo costo que su utiliza en la actualidad) correlaciona bastante bien con la presencia del RNA del VHC en suero o plasma. La diferencia es que la IO-VHC detecta precisamente casos en los cuales el RNA del VHC es negativo en el suero, pero positivo en las CMN o bien en el tejido hepático. De hecho, gracias a este descubrimiento, se ha permitido entender algunos casos de aparente Cirrosis criptogénica (que significa, de causa desconocida) en los cuales la IO-VHC puede detectarse hasta en el 65% de los casos estudiados. Recientemente, investigadores de Egipto describen caso de IO-VHC hasta en el 3.4% de los pacientes tratados con Sofosbuvir-Daclatasvir, en pacientes que supuestamente lograron la respuesta viral sostenida, después de tratamiento con los nuevos antivirales. Esto ocurre principalmente en pacientes con fibrosis hepática avanzada (F3-F4).

Sin duda este estudio requiere validación por investigadores de otros centros ya que la utilización de sangre aparentemente segura (con anticuerpos negativos para el VHC) pero con alta prevalencia de IO-VHC sería gravísimo y potencialmente asociado a persistencia de infección por el VHC a través de donaciones. Mientras esto ocurre, es posible que convenga evitar las donaciones provenientes de voluntarios con historia de relaciones homosexuales y/o acupuntura.

Referencias:

1. Martínez-Rodríguez MdlL, Uribe-Noguez LA, Arroyo-Anduiza CI, Mata-Marin JA, Benitez-Arvizu G, Portillo-López ML, et al. (2018) Prevalence and risk factors of Occult Hepatitis C infections in blood donors from Mexico City. PLoS ONE 13(10): e0205659.
2. https://hepatitis2000.org/detectan-hepatitis-c-oculto-en-donantes-de-sangre/
3. Mekky MA1, Sayed HI, Abdelmalek MO, Saleh MA, Osman OA, Osman HA, Morsy KH, Hetta HF. Prevalence and predictors of occult hepatitis C virus infection among Egyptian patients who achieved sustained virologic response to sofosbuvir/daclatasvir therapy: a multi-center study.
Infect Drug Resist. 2019 Jan 22;12:273-279.
4. Baptista-Gonzalez H, Noffal-Nuno VM, Mendez-Sanchez N (2016) Frequency of hepatitis C virus infection in a single institution in Mexico with a focus on birth-cohort population. Ann Hepatol 15: 846–852. PMID: 27740517.
5.Panduro A, Escobedo Melendez G, Fierro NA, Ruiz Madrigal B, Zepeda-Carrillo EA, Roman S (2011) [Epidemiology of viral hepatitis in Mexico]. Salud Publica Mex 53 Suppl 1: S37–45.
6. Carreno V, Bartolome J, Castillo I, Quiroga JA (2008) Does occult hepatitis C virus infection exist? J Clin Microbiol 46: 3550–3552.
7. Mekky M, Sayed H, Abdelmalek M, Saleh M, Osman O, Osman O, Morsy K, Hetta H. Prevalence and predictors of occult hepatitis C virus infection among Egyptian patients who achieved sustained virologic response to sofosbuvir/daclatasvir therapy: a multi-center study. Infect Drug Resist. 2019 Jan 22;12:273-279.

 

Artículo de Divulgación revisado y adaptado por el Dr. Jorge Luis Poo, Hepatólogo Clínico, miembro del Comité Editorial de tu portal AMHIGO y fundador del Grupo Mexicano para el Estudio de las Enfermedades Hepáticas