Seguridad de la página de inicio
jueves, 15 abril 2021
Log in

Beneficio de los lactobacilios en la enfermedad hepática por alcohol

Los efectos terapéuticos del tratamiento con probióticos contra la enfermedad alcohólica del hígado han sido estudiados tanto en seres humanos como en animales experimentales.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS o WHO), la definición de probiótico es: "microorganismos vivos que, cuando son suministrados en cantidades adecuadas, promueven beneficios en la salud del organismo huésped."

Antes de plantearnos por qué los probióticos pueden ser útiles en la enfermedades hepáticas, debemos tener en cuenta algunos aspectos de su fisiopatología. En la mayoría de enfermedades hepáticas, especialmente en la cirrosis pero también en otras situaciones como la esteatohepatitis alcohólica y no alcohólica, la hepatitis fulminante o el trasplante hepático, se producen una serie de fenómenos entre los que destacan los cambios en la microbiota intestinal, el aumento en la permeabilidad intestinal y las alteraciones en el sistema inmune y la respuesta inflamatoria.

A pesar de que el mecanismo preciso del desarrollo de la enfermedad del hígado por por alcoholno es comprendido totalmente, las toxinas derivadas del aparato digestivo han sido postuladas como involucradas en el desarrollo de la inflamación del hígado.

Estudios previos han demostrado que la terapia con probióticos reducen las toxinas derivadas de las bacterias del intestino en los pacientes diagnosticados con enfermedad hepática por alcohol.  

En el análisis hecho por el Dr. Wang y colaboradores de la Escuela de Medicina de la Universidad de Louisville en Kentucky, Estados Unidos, se investigaron los efectos de los probióticos en torno a los factores proinflamatorios en respuesta a la ingestión crónica de alcohol en ratones.

Los ratones fueron alimentados con una dieta líquida con un porcentaje de alcohol del 5% durante ocho semanas, agregando los Lactobacillus rhamnosus GG en las últimas dos semanas.

La dieta rica en alcohol durante ocho semanas ocasionó un aumento significativo en la inflamación del hígado mostrada por el estudio del tejido bajo el microscopio y actividad enzimática elevada; las dos semanas de suplementación con el lactobacilo redujo la inflamación hepática y la lesión de las células del hígado.

Los probióticos, especialmente en combinaciones de varias cepas bacterianas, pueden jugar un papel en el tratamiento de diferentes hepatopatías, así como en la prevención de las complicaciones de la cirrosis, debido a su capacidad para modular la flora intestinal, la permeabilidad intestinal y la respuesta inmune.

Sin embargo, son precisos más estudios bien diseñados, tanto a nivel experimental como a nivel clínico, para conocer mejor los efectos beneficiosos y los posibles efectos secundarios de estos tratamientos, así como los mecanismos fisiopatológicos implicados en dichos efectos.

 

Referencia:

 

1.    Wang Y, Liu Y, Kirpich I, Ma Z, Wang C, Zhang M, Suttles J, McClain C, Feng W. Lactobacillus rhamnosus GG reduces hepatic TNFα production and inflammation in chronic alcohol-induced liverinjury. J Nutr Biochem. 2013.

 

2.    Montilla, Antonia, Nieves Corzo, and Agustín Olano. "Probióticos y prebióticos en leches fermentadas." 2013.