Seguridad de la página de inicio
jueves, 15 abril 2021
Log in

El alcohol en exceso daña también al corazón

Ahora los grandes bebedores no sólo deberán cuidar su hígado

El consumo de alcohol en la juventud es cada vez mayor actualmente. Desafortunadamente, el daño que éste tiene sobre el organismo es amplio, y entre mayor sea el consumo de bebidas alcohólicas y por más tiempo, el daño se presentará en mayor grado y en pacientes en edades más tempranas.

La relación del consumo de alcohol con daños del hígado es ya bien conocido. Desafortunadamente, el hígado no es el único órgano dañado. En la actualidad se sabe que los grandes bebedores de alcohol también pueden dañar a su corazón.

El Dr. Gautam y colaboradores del Colegio de Ciencias Médicas, en Bharatpur, Nepal, realizaron un estudio para analizar la relación entre enfermedad crónica del hígado y enfermedad del músculo cardíaco en los pacientes con abundante consumo de alcohol (más de 3 bebidas por día).

El estudio realizado con ecocardiograma encontró que el 58% de los 56 pacientes analizados padecían enfermedad del corazón conocida como cardiomiopatía dilatada; un porcentaje similar mostró evidencia de daño crónico al hígado como cirrosis o cirrosis temprana.

También, aproximadamente un 86% de los pacientes con enfermedad crónica del hígado tenían enfermedad cardíaca.

Por lo tanto, con este estudio se describe una relación entre la ingesta excesiva de bebidas alcohólicas, la  enfermedad crónica del hígado y cardiomiopatía. Sobra decir, que la combinación de estas enfermedades disminuye la calidad de vida de los pacientes.

Los autores concluyen mencionando que es necesario realizar más estudios para comprender las causas que expliquen el desarrollo de ambas patologías. Por lo tanto, si eres bebedor excesivo de bebidas alcohólicas no olvides checar tu hígado y tu corazón!!!

 

Fuente: 1. Gautam MP, Ghimire U, Subramanyam G, Guruprasad S. Coexistence of Cardiomyopathy and Chronic Liver Disease in Non-Moderate Drinkers. JNMA J Nepal Med Assoc. 2013 Jan-Mar;52(189):217-223.