Seguridad de la página de inicio
lunes, 14 octubre 2019
Log in

Aceite de oliva para tratar a pacientes con hígado graso

El aceite de oliva es un aceite vegetal de uso principalmente culinario. Se obtiene del fruto del olivo (Olea europaea), denominado oliva o aceituna. Casi la tercera parte de la pulpa de la aceituna es aceite. Por esta razón, desde la Antigüedad se ha extraído fácilmente con una simple presión ejercida por un molino. También se ha empleado para usos cosméticos, medicinales, religiosos y para las lámparas de aceite.

La oliva o aceituna no se suele comer cruda debido a la amargura de su sabor (principalmente debida a la presencia de compuestos fenólicos). Este sabor se reduce mucho aplicando diversos procesos de macerado. No obstante el 90 % de la producción mundial de olivas se emplea en producir aceite.

Histórica y culturalmente ha sido un producto muy ligado al área del Mediterráneo. Hoy tan solo un 3 %​ de la producción mundial se realiza fuera del área mediterránea. España produce casi la mitad del aceite de oliva de todo el mundo, seguida por Italia y Grecia. Estos tres países acaparan las tres cuartas partes de la producción mundial.

El rector de la Universidad de Valladolid, Antonio Largo, y el presidente de Bodegas Familiares Matarromera, Carlos Moro, firmaron ayer en el Palacio de Santa Cruz un acuerdo para colaborar en un proyecto coordinado por la profesora de este centro docente Rocío Aller, cuyo objetivo es comparar la Dieta Mediterránea rica en aceite de oliva virgen extra y frutos secos frente a la dieta hipograsa, en el que participarán 60 pacientes con enfermedad hepática metabólica grasa (EHMG).

El estudio, que se desarrollará a lo largo de un año, se llevará a cabo dentro de la labor que desarrolla el Centro de Investigación de Endocrinología y Nutrición (CIENC), dependiente de la Universidad de Valladolid y dirigido por el catedrático Daniel de Luis, delegado del rector para las Ciencias de la Salud.

En concreto, el proyecto analizará la actividad que el aceite de oliva extra producido por Bodegas Matarromera en su almazara (Oliduero) tiene sobre el metabolismo y el daño hepático en pacientes con hígado graso.

La experiencia basada en estudios científicos pone de manifiesto que si bien la pérdida de peso es la piedra angular del tratamiento, conseguida mediante modificación en los hábitos de vida con una dieta basada en el patrón mediterráneo y el ejercicio físico, la realidad en la práctica clínica es la falta de adherencia a estas recomendaciones, “consiguiendo solo un 10% de los pacientes perder el 10% de peso necesario para poder mejorar la fibrosis asociada a la EHGNA. “Son necesarios más estudios con dietas basadas en la composición de macro y micronutrientes que aporten un beneficio adicional en la evolución de la EHGNA más allá de la pérdida de peso”, añadió la profesora.

La universidad subrayó que la dieta con patrón mediterráneo ha demostrado en varios estudios su eficacia en la prevención y tratamiento de la enfermedad de hígado graso no alcohólico y en especial se debe a la presencia del aceite de oliva con propiedades antioxidantes, rica en omega 9, vitamina E y que ha demostrado modular la expresión génica de la inflamación. “Por ello, nuestra hipótesis con este trabajo es demostrar que una dieta con patrón mediterráneo, rica en aceite de oliva extra virgen puede mejorar per se la evolución de la enfermedad metabólica hepática grasa”, remarcó la investigadora.

 

Referencia

https://www.olimerca.com/noticiadet/el-aceite-de-oliva-virgen-extra-un-aliado-del-higado/219dfdd357562b75657a29823d8a158c

https://www.medicalnewstoday.com/articles/316851.php

https://www.fattyliverfoundation.org/olive_oil

Artículo de Divulgación revisado y adaptado por el Dr. Jorge Luis Poo, Hepatólogo Clínico, miembro del Comité Editorial de tu portal AMHIGO y fundador del Grupo Mexicano para el Estudio de las Enfermedades Hepáticas