miércoles, 12 diciembre 2018
La hora actual es: 07:01

Nutrición e hígado

EL HIGO QUE SE CONVIRTIÓ EN HÍGADO

El higo es el fruto de la higuera (ficus carita) que se originó en Asia occidental, cuyo cultivo se encuentra disponible en casi todo el mundo. El estado de Morelos es el principal productor en México. Parte de su fama se debe a su uso en repostería, compotas y diversas ensaladas. Por ejemplo, tartaleta de higo, pizza dulce de higo y uvas, pay de higo, mermelada de higo, ensalada de espinaca, queso de cabra e higo.

El té y el café podrían ayudar a proteger el hígado

México se impregnó del aroma del café hace más de 50 años, y hace no tanto de té. La historia inicia con el agua hirviendo en un envase de peltre y la bebida soluble, y llega al redescubrimiento por la bebida de especialidad, hace apenas cinco años.

De acuerdo con una nueva investigación científica, el consumo frecuente de té de hierbas o bien de café puede ayudar a prevenir la fibrosis del hígado, condición que a la larga puede evolucionar a la cirrosis (fibrosis grado 4).

¿El café puede disminuir la fibrosis hepática en personas que padecen hígado graso no alcohólico?

El hígado graso no alcohólico (HGNA) se ha convertido en la enfermedad más común del hígado, 1 de cada 5 personas en la población occidental la padece (Tapper EB, et al. 2016), afectando tanto a personas obesas, como a personas con pesos saludables. Éste incremento afecta directamente a la economía de muchos países y por esta razón se están realizando estudios que ayuden a disminuir dicha prevalencia.

Enfermedades asociadas a la obesidad

La obesidad es una enfermedad crónica, compleja y multifactorial, que suele iniciarse en la infancia y adolescencia, y que tiene su origen en una interacción genética y ambiental, siendo más importante la parte ambiental o conductual, que se establece por un desequilibrio entre la ingesta y el gasto energético.

El brocoli puede proteger contra el higado graso y el cancer de higado

En los últimos años, se ha constatado que comer brócoli tres o cinco veces por semana puede reducir el riesgo de muchos tipos de cáncer, incluyendo los de mama, próstata y colon. Un nuevo estudio en ratones, señala que incluirlo en la dieta podría también protegernos del cáncer de hígado, así como ayudar a evitar que se desarrolle un hígado graso o la enfermedad de hígado graso no alcohólico, que puede ocasionar que este órgano deje de funcionar debidamente, e incluso llevar a un hepatocarcinoma, un cáncer de hígado con una alta tasa de mortalidad.

El café es un veneno o un medicamento curativo

El café contiene unas 1000 sustancias, explica Martin Scherer, director del Policlínico de Medicina Clínica de Hamburgo Eppendorf. No está estudiado en detalle cuáles son los efectos de todas esas sustancias, pero como regla básica podría decirse que cuanto más largo y cuidados fue el proceso de torrado de los granos, mejor cae. En el caso del espresso, lo bueno es que el agua tiene un contacto muy breve con el café, y eso hace que tenga menos sustancias que puedan irritar el estómago.

Cirrosis hepática: Efectos protectores del café

Un articulo de Félix Martín Santosnos dice que en el año 2004 la Organización Mundial de la Salud (OMS) publicó un notable estudio epidemiológico sobre esta enfermedad, en el que precisó que el 1,3 % de las muertes anuales en el mundo se debían a cirrosis hepática. En Europa sufren esta enfermedad 29 millones de personas, de las que 17.000 fallecen anualmente.

En España las enfermedades digestivas ocupan la cuarta causa de muerte (2013), según datos recientes del Instituto Nacional de Estadística (27 de febrero de 2015).

 

  • Escrito por Dra. Fernanda García Alvarado
  • Categoría: Nutrición e hígado
  • Visto: 3135

Tomar café revierte los efectos nocivos del alcohol y previene el cáncer hepático

Un nuevo antídoto para evitarle daños a tu hígado: el café

El café es el nuevo mejor amigo del hígado. Si bien es un hecho que la ingesta de tres o más bebidas alcohólicas por día se relaciona con un riesgo significativo de desarrollar cáncer hepático, el consumo regular de café puede contrarrestar los efectos del alcohol, protegiendo al hígado de desarrollo tumoral. Por cada taza de café al día el riesgo de desarrollar cáncer hepático baja 14%, de acuerdo al World Cancer Research Fund en 2015. 

  • Escrito por Dra. Fernanda García Alvarado
  • Categoría: Nutrición e hígado
  • Visto: 1642