Seguridad de la página de inicio
lunes, 14 octubre 2019
Log in

INTENTAR COMPRAR UN HIGADO, PUEDE LLEVARTE A LA CARCEL

  • Escrito por Dra. Fernanda García Alvarado
  • Publicado en Trasplante

El trasplante de hígado por lo general se reserva como una opción de tratamiento para personas que tienen complicaciones significativas debido a la enfermedad hepática crónica terminal. En casos poco usuales, puede producirse la insuficiencia repentina de un hígado previamente normal.

La cantidad de personas que esperan un trasplante de hígado excede enormemente la cantidad disponible de hígados de donantes fallecidos.

El hígado humano se regenera y vuelve a su tamaño normal poco después de la extirpación quirúrgica de la parte del órgano. Esto permite que el trasplante de hígado con donante vivo sea una alternativa a tener que esperar que haya un hígado disponible proveniente de un donante fallecido.

En 2014 se realizaron aproximadamente 7200 trasplantes de hígado en adultos y niños en los EE. UU. Entre estos, aproximadamente 330 involucraron hígados de donantes vivos. Al mismo tiempo, casi 15.000 personas se registraron en la lista de espera de un trasplante de hígado. Estas cifras transmiten una gran discrepancia entre lo transplatado y lo requerido. Por ello, algunas personas, con muchos recursos, podrían pensar que una vía fácil es "comprar un órgano"

riñon1Grandes regalos" y 40.000 euros a cambio de un hígado era el titulo de una campaña. Desde 2013, este era el trato que el alcalde libanés Hatem Akkouche, aquejado de una enfermedad hepática, ofrecía a personas desfavorecidas en España. Este lunes 7 de octubre de 2019, después de seis años, estaba previsto que la Audiencia Provincial de Valencia (en España) acogiese el juicio contra este hombre y aquellos que le ayudaron a organizar el trasplante ilegal, pero finalmente no hizo falta: los acusados y la Fiscalía llegaron a un acuerdo después de que estos reconociesen los hechos.

Tres acusados por haber ofrecido dinero y trabajo a posibles donantes han aceptado la pena de dos años de prisión y el receptor, que fue finalmente trasplantado con parte del hígado de su hijo, se ha conformado con un año. El caso se remonta a 2013. El político sufría una enfermedad hepática y requería un trasplante de hígado.

Familiares cercanos empezaron a reclutar posibles donantes y contactaron con personas sin recursos o en situación de necesidad económica. Les pagaban las pruebas de resonancias y TAC a los potenciales pacientes, que se les practicaban en una clínica privada de Valencia.

También les ofrecían trabajo, matrimonio de conveniencia y, en ocasiones, hasta 40.000 euros. Finalmente, tras no encontrar a personas que quisieran asumir el riesgo o que fueran admitidas en el Hospital Clínico de Barcelona, se hizo una prueba al hijo del alcalde libanés, que en principio no tenía la intención de ser el donante por el riesgo de la operación y porque en el Líbano le habían dicho que su hígado era pequeño. Tras ser evaluado en España, y al observar que era posible su trasplante, se le practicó el mismo el 26 de agosto de 2013.
 Una increíble historia, pero cierta.

Los criterios de asignación de órganos se realizan sin ningún tipo de discriminación, ni positiva ni negativa, para garantizar que todos los pacientes tengan las mismas oportunidades.

Referencia

https://www.redaccionmedica.com/secciones/derecho/carcel-para-un-politico-que-ofrecia-en-valencia-40-000-euros-por-un-higado-9573

Artículo de Divulgación revisado y adaptado por el Dr. Jorge Luis Poo, Hepatólogo Clínico, miembro del Comité Editorial de tu portal AMHIGO y fundador del Grupo Mexicano para el Estudio de las Enfermedades Hepáticas