Seguridad de la página de inicio
miércoles, 19 febrero 2020
Log in

Hospital peruano realiza orgullosamente su trasplante de hígado número 300

  • Escrito por Dra. Fernanda García Alvarado
  • Publicado en Trasplante

Los trasplantes de órganos han sido uno de los grandes acontecimientos de la Medicina en el pasado siglo. El viejo sueño del hombre, de poder sustituir un órgano enfermo por uno sano y prolongar la vida, se hizo realidad.

Gracias a la generosidad de un donante fallecido, especialistas del hospital Guillermo Almenara de EsSalud (en Lima, Perú) realizaron con éxito el trasplante de hígado número 300 que salvó la vida de una mujer de 58 años, quien desde hace un tiempo padecía de una grave enfermedad hepática. La beneficiada es la asegurada Gladys Rojas Ignacio, una micro empresaria que recibió el hígado de un hombre de 60 años, y que ahora le permite tener una mejor calidad de vida y pueda retomar, a futuro, sus actividades habituales.

Es importante recordar que no existe un límite de edad para donar ni para inscribirse. Las personas en sus 50, 60, 70 y más han sido donantes de órganos al igual que beneficiarios de trasplantes.

La compleja operación, que se desarrolló el 14 de enero, duró más de seis horas y estuvo a cargo de un grupo de especialistas entre cirujanos, hepatólogos, anestesiólogos, enfermeras y otros profesionales de la salud, liderados por el doctor José Chamán Ortiz, jefe del Departamento de Trasplantes del hospital Almenara. El médico indicó que los familiares del paciente fallecido también donaron los riñones y córneas de su ser querido, los cuales permitieron seguir dando vida a cuatro personas más.

“Este el trasplante número 300 que realiza el hospital Almenara, gracias a la donación de un varón de 60 años, diagnosticado con muerte cerebral, que también nos permitió trasplantar hígado, riñones y córneas, salvando la vida de otros cuatro pacientes”, resaltó.

En el año 2000, el hospital Almenara realizó su primer trasplante de hígado que benefició al paciente Luis Espinoza, quien padecía de cirrosis hepática en estado terminal, y hoy goza de buena salud. A la fecha, suman 300 las complejas operaciones de este tipo de órgano desarrolladas por este nosocomio.

En las primeras tres semanas del año, EsSalud desarrolló tres operativos de trasplantes que permitieron salvar la vida de 14 personas, gracias a la generosa donación de órganos y tejidos realizada por los familiares de tres personas, entre ellas un adolescente. Durante el 2019, el Seguro Social de Perú trasplantó órganos y tejidos a 510 pacientes que estaban en lista de espera.

En conclusión, la utilización de adultos mayores como donantes potenciales de órganos es una estrategia válida y real para intentar disminuir la desproporción entre candidatos a trasplantes y donantes reales. Una valoración adecuada de los órganos, la utilización de maquinas de perfusión y una correcta selección donante- receptor permite resultados satisfactorios pos trasplante.

El Dr. Luis Carlos Rodríguez Sancho, cirujano de Trasplantes en Guadalajara, Jalisco nos comenta que en México también se están realizando trasplantes de donadores mayores de 60 años. Nos menciona que, en los Estados Unidos representan alrededor de un tercio de los donantes y en Europa hasta un 50%. Esto se debe en parte al aumento de las muertes por enfermedad vascular y a la disminución de las muertes por trauma. La controversia principal en utilizar donadores mayores de edad es el riesgo incrementado de complicaciones tales con falla primaria, disfunción del injerto, o complicaciones biliares. Sin embargo diversos estudios han identificado que la edad es solo uno de los factores que pueden determinar si un órgano es viable, otras variables se han encontrado que ayudan a determinar si el órgano será viable o no, incluyen lo siguiente:

  • La causa de muerte
  • Etnia
  • Peso, altura, índice de masa corporal
  • El sexo del donante
  • Días de estancia hospitalaria previos a la donación
  • Presencia de paro cardiaco previo
  • Alteraciones del perfil hepático
  • Presencia de serologías positivas para hepatitis B o C
  • Estado metabólico (sodio del donante, creatinina, GGT, AST, ALT, Bilirrubinas)
  • Estabilidad hemodinámica y uso de medicamentos para soporte de la presión arterial
  • Número de horas que se anticipa dure el órgano fuera del cuerpo (tiempo de ischemia fría)
  • Presencia o no de grasa en el órgano,
  • Antecedentes de consumo de alcohol
  • Que el órgano haya sido reducido o divido

Cada hora de tiempo en frio añade 1% de posibilidad de falla del injerto, comparado con injertos que se trasplantan localmente, los injertos que se trasladan distancias significativas tienen un riesgo de 11% a 28% mayor de fallar, de ahí que se deba hacer todos los esfuerzos por el uso local de los órganos. El tipo de solución de preservación, HTK o UW hace una diferencia cuando se extiende más de 7 -8 hrs la preservación. Con todos esos datos se puede establecer un Índice de Riesgo del Donante (DRI Donor Risk index, ET- DRI y Donador Quality index, SOFT , D-MELD, BAR) que cuantifica el riesgo del que el órgano no funcione adecuadamente en corto o largo plazo. Sin embargo, anticipa que todo eso cambiara con las nuevas formas de preservación oxigenada fría o caliente en la obtención y transporte de los órganos que permite minimizar el daño que los órganos sufren al momento de la muerte cerebral, preservación y reimplante y en algunos casos optimizar los injertos antes de ser implantados. Actualmente en los Estados Unidos solo el 10% de los hígados donados no se trasplantaron, en cambio, en Francia esto fue el 7%. Contrastando fuertemente con México donde más del 50% de los hígados donados no se utilizan por situaciones de logística y administrativas. Una vez calculado el Indicie de Riesgo con las variables mencionadas, es posible y obligado establecer un “Match” o acoplamiento apropiado a un receptor. Características como el MELD del receptor, estabilidad hemodinámica (presión arterial) función cardiovascular, presiones pulmonares, presencia de encefalopatía, ascitis, historia de hemorragia digestiva, desnutrición, edad, peso, estatura, receptor con cirugía previa, trombosis portal, trasplante previo, portador de virus de hepatitis C, datos de coagulopatía severa, desnutrición severa etc. requerirá de un injerto con poco riesgo, y un paciente estable, con una función sintética conservada y poca hipertensión portal, tal como lo son muchos pacientes que se trasplantan por cáncer primario de higado puede tener buen resultado con higado que se considere de riesgo bajo. De ahí que, los órganos se asignan en función de las características clínicas de donador y receptor y no en función del tiempo que tiene en lista de espera (a menos que existan dos receptores con características muy similares donde el tiempo de espera sería el factor final de la decisión). De lo anterior mencionado, se puede concluir que la edad es uno de los muchos factores que determina la función que tendrá un órgano al ser trasplantado, que en combinación con otras variables del donador y del receptor puede llevar a tomar la decisión de ser o no utilizado. El uso de los órganos de pacientes mayores de 60 o 70 años puede considerarse seguro si no cuentan con otros factores de riesgo y si se puede mantener corto el periodo en que el órgano este en preservación. (tiempo de isquemia) y siempre y cuando las condiciones clínicas del paciente receptor lo permitan.

 

Referencia

1. https://www.andina.pe/agencia/noticia-hospital-almenara-realizo-su-trasplante-higado-numero-300-782032.aspx

2. https://donaciondeorganos.gov/sobre/donantes/2ahi/personas-de-la-tercera-edad.html

3. Lué A, Solanas E, Baptista P, Lorente S, Araiz JJ, Garcia-Gil A, Serrano M T. How important is donor age in liver transplantation. . 2016 Jun 7; 22(21): 4966–4976.

4. Huntabc J, Woo S, Glen K,  Lockwoodac G, Le Couteurab DG, Coggerabca VC. Hallmarks of Aging in the Liver. World J Gastroenterol 2014;20(31):10691–10702.

5. Jiménez-Romero C, Caso Maestro, Cambra Molero F, Justo Alonso I, Alegre Torrado CO, Manrique Municio A, Calvo Pulido J, Loinaz Segurola C, Moreno González E. Using old liver grafts for liver transplantation: Where are the limits?. Am J Transplant. 2006 Apr;6(4):783-90.

6. Feng S, Goodrich NP, Bragg-Gresham JL, Dykstra DM, Punch JD, DebRoy MA, Greenstein SM, Merion RM. A Donor Quality Index for liver transplantation: development, internal and external validation. American Journal of Transplantation 2006; 6: 783–790.

7. Fenga S, Goodrichb NP, Bragg-Greshamb JL, Dykstrab DM, Punchd JD, DebRoye, Greensteinf SM, Merionc RM. Characteristics Associated with Liver Graft Failure: The Concept of a Donor Risk Index. World J Gastroenterol. Jun 7, 2016; 22(21): 4966-4976. 

 

Artículo de Divulgación revisado y adaptado por el Dr. Jorge Luis Poo, Hepatólogo Clínico, miembro del Comité Editorial de tu portal AMHIGO y fundador del Grupo Mexicano para el Estudio de las Enfermedades Hepáticas