jueves, 13 diciembre 2018
La hora actual es: 11:40

TRES EPIDEMIAS EN MÉXICO: ¿Ocuparnos o Preocuparnos?

¿Te imaginas vivir en un país donde el sedentarismo voluntario o involuntario, la mala alimentación o pobremente balanceada, los malos hábitos en el estilo de vida y una mala educación en temas de salud y bienestar estén condicionando estragos en la salud y calidad de vida de sus habitantes? Pues, te tengo dos noticias, una buena y una mala. La buena, es que no hay necesidad de imaginar el porqué. La mala, es que esto ya forma parte de nuestra penosa y lamentable realidad. En México desde noviembre del 2016, autoridades de salud emitieron una declaratoria de emergencia epidemiológica por el gran número de casos de Sobrepeso, Obesidad y Diabetes. Aunado a esto estamos inmersos, “sin flotador”, en la denominada epidemia del siglo XXI: Enfermedad por Hígado Graso; y por si fuera poco, desde el 2011, expertos del Instituto Nacional de Salud Pública alertaron sobre la primer evidencia de una epidemia -hasta entonces- desconocida: la deficiencia ó insuficiencia de vitamina D.

Esteatosis hepáticaEste “trinomio del mal” comparte en apariencia un origen común: sobrepeso-obesidad, sedentarismo, síndrome metabólico y alimentación de deficiente calidad nutricional. Sin embargo, pareciera que pudieran compartir incluso los mismos desenlaces: riesgo cardiovascular aumentado, infarto cerebral y/ó coronario, cirrosis, diabetes, cáncer y por desgracia muerte prematura.

 

  • ¿Cómo llegamos ahí?,
  • ¿Cómo una persona que algún día pesó 70 kilos siendo adulto, apenas unos años después puede pesar 110 kilos o incluso hasta 160 kilos?,
  • ¿Cómo se explica uno, que en la cotidianidad, frente al espejo, desapercibimos cambios negativos en nuestra salud a través de lo que revela nuestra propia imagen?, 
  • ¿Por qué no actué cuando el problema inició?,
  • ¿Por qué algo que en apariencia es “barato” como la prescripción de ejercicio regular y una dieta adecuada, en la práctica resulta tan difícil y tan “caro”?

y así seguramente vendrán a la mente mil preguntas más…


Es triste ver como nuestra imperante realidad nos restriega en la cara y en el ego el hecho de que nuestra sociedad es esencialmente inactiva, que impera el principio del mínimo esfuerzo; donde todo lo queremos rápido, bueno, bonito, al alcance de la mano, barato, sin desgaste y si me sale gratis mejor… que vivimos en la cotidianidad donde tiene más credibilidad los remedios de la comadre, la vecina o la “información que cura” que la experiencia clínica de un galeno capacitado en su especialidad. Sorprende constatar que día a día, en una era digital donde la información aflora a borbotones, sin un sistema que permita un adecuado escrutinio y la mínima disección entre información útil o futil. Que pasan los años y los problemas empeoran sin que “en apariencia” algo o alguien frene por completo, o al menos parcialmente, la batalla.


Tacticas especialesAnte este contexto surge FAT SWAT como espacio “etéreo y guajiro” que pretende forjar desde sus entrañas una especie de trinchera frente a principales amenazas contra la salud de los connacionales. ¿Por que FAT (del inglés GRASA)? Porque contextualiza un problema de composición corporal, un acúmulo anormal visceral llámese como se llame -hígado graso por ejemplo-, un paradigma y un estigma. Porque representa la grasa presente en aquella gordita de chicharrón prensado frita, capeada o dorada hasta en aquellas presentes en un buen corte de salmón -a manera del YING y el YANG, grasas buenas grasas malas-. Por que el problema que tenemos esta grueso (“gordo”) y por que Falta Aún Tanto por hacer…

Por otro lado, ¿y por que SWAT (del inglés aplastar)? Porque denota una acción a la altura de un gran problema por resolver, por que representa una solución avasalladora y necesaria, porque a la mente se viene “un equipo de fuerzas especiales altamente adiestradas y efectivas” -recuerdas la película-, porque en este espacio se pretende ofrecer perspectivas a manera de Special Weapons And Tactic (armas y tácticas especiales) frente a las 3 epidemias que amenazan nuestro país: Sobrepeso-Obesidad-Diabetes, Hígado Graso, deficiencia de vitamina D.

Por cierto, y para concluir esta primera oportunidad, han de saber que investigadores de la clínica Mayo estudian a profundidad sobre otra amenaza mundial: la denominada Diabetes tipo 3; una forma de diabetes asociada a enfermedad de Alzheimer donde las neuronas del cerebro se tornan incapaces para responder a la insulina, teniendo graves consecuencias en funciones superiores como la memoria. Así que una razón más para actuar vía FAT SWAT puesto que al parecer, los mexicanos “viviremos” (si a eso se le puede llamar vida -calidad de vida-), por algunas generaciones más, inmersos en Sobrepeso, Obesidad, Hígado Graso, Deficiencia de Vitamina D y Diabetes, si seguimos la tendencia que llevamos. Tal parece que el problema no desaparecerá en corto plazo. Pero, como ahí viene a tambor batiente la “demencia” vía Diabetes 3, en efecto el problema no desaparecerá pero, al menos se nos olvidará…


Dr. Leonardo Alberto Martínez Rodríguez. Medicina Interna, Gastroenterología y Endoscopia Gastrointestinal

leonardo.martinez@itesm.mx

 

Referencias y/o consultas:

  1. http://www.cenaprece.salud.gob.mx/programas/interior/emergencias/descargas/pdf/1370.pdf
  2. https://www.insp.mx/noticias/boletines-de-prensa/2067-presenta-el-insp-resultados-de-estudio-sobre-deficiencia-de-vitamina-d.html
  3. https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/nonalcoholic-fatty-liver-disease/symptoms-causes/syc-20354567
  4. https://newsnetwork.mayoclinic.org/discussion/mayo-clinic-minute-is-alzheimers-type-3-diabetes/

 

Type 3 diabetes