Seguridad de la página de inicio

miércoles, 24 abril 2024
Log in

Todos podemos ser líderes o curanderos

  • Escrito por Dr. Jorge Luis Poo
  • Publicado en Especialistas

En una de esas tardes lluviosas y un poco tormentosas de agosto del 2023 me encontré con la hermosa pelicula "The Healer" (el curandero) de Paco Arango, guionista, director de cine y filántropo hispanomexicano. La trama es relativamente sencilla ya que narra la vida de un mil usos (“handy man”) que se da cuenta, con mucho rechazo de su parte, de que tiene el don de curar a los demás y en su caminar se encuentra con Abigail, una linda joven con una vivencia especial y con unas ganas inmensas de vivir. El mensaje de esta fantástica peli cada uno lo descubrirá, pero uno de ellos dice "los milagros existen" y yo lo ampliaría a decir "los curanderos si existen y están por todos lados", tal vez en tu misma casa y como el "handy man" de la película, no te has dado cuenta aún.

 

Quiero aclarar que el término curandero que utilizaré en esta editorial, va más allá del concepto antropológico de un ser, mujer o hombre, parecido a un chamán que utiliza conocimientos ancestrales de herbolaria para curar a los demás. Tampoco me referiré al concepto más moderno de curandero académico, que obtiene un grado universitario para dedicar su mente y sus manos a aplicar los conocimientos y técnicas científicas para curar enfermedades que aquejan al ser humano. El curandero al que me refiero es más bien a ese "musico, poeta y loco" que todos llevamos dentro. A ese ser que es capaz de convertir imposibles en logros, a ese ser que descubre que en momentos de su mayor desesperación puede surgir su mayor alegría.


El mensaje que les quiero compartir en esta ocasión me lo transmitió Alondra de la Parra (mujer emblemática de la cultura, de las artes y de la dirección orquestal, fundadora y directora artística de la Orquesta Filarmónica de las Américas, con sede en Nueva York y Embajadora Cultural del Turismo de México) entre notas agudas y graves, sonidos que al ritmo de su voluntad fueron creando sonetos y luego melodías interpretadas por su orquesta de cámara de cuerdas, dirigida tan solo por sus manos milagrosas, en otra tarde lluviosa del mes de agosto, en el campus Ciudad de México (CCM) del Tec de Monterrey. El mérito original es todo de ella y mi labor será transmitir y tal vez adaptar y comentar una buena parte de su mensaje para convencernos que todos podemos ser directores de una orquesta.
En realidad, según ella, cada uno de nosotros ya dirigimos una orquesta y, tal vez no lo creamos, pero todos podemos curar situaciones o hacer milagros con esas manos que dirigen la energía para crear o transformar situaciones que enriquezcan nuestra vida.

Alondra y mimo

¿Qué es una orquesta?

Una orquesta es un grupo de personas que comparten una misión y que necesitan un líder. Un líder debe fomentar el trabajo en equipo con compañerismo y fomentar el cumplimiento de la misión. El líder, director de orquesta, se parece mucho al director técnico de un equipo de fútbol que propone y organiza una jugada.
Inmediatamente me recordó a mi querido maestro, Miguel Angel Asenjo, antiguo Director general del Hospital Clinic i Provincial de Barcelona que se autonombraba "director técnico" y me decía "yo trabajo con puros cracks, con jugadores maravillosos de las diversos departamentos y áreas de este hospital". Y nada mejor que ese nombre maravilloso, directora o director técnico, de nuestro pequeño changarro o empresa o, porque nó, de nuestra familia.


¿Qué es un concierto?

El concierto es la punta del iceberg de un gran trabajo, que representa tan solo un pequeño porcentaje del total del tiempo invertido para las actividades de planeacion, preparación, repetición y repetición hasta la ejecución final. La preparación, a veces por años, determina el éxito de una obra, ya sea un platillo exquisito, una proyecto de investigación, el lanzamiento de un producto al mercado o bien una sinfonía en un concierto.

En un proyecto de investigación de una molécula nueva, se requiere un protocolo, que además de ser escrito por uno o varios miembros, debe enviarse a revisión por los miembros de dos Comités, uno de Investigación y otro de Etica, luego a aprobación por la COFEPRIS; luego, debe seleccionarse e  invitarse a cierto tipo de pacientes, quienes pueden o no estar de acuerdo en participar y una vez que lo hagan deben ser cuidados y valorados periódicamente. Por otro lado, se requiere un grupo de personas que suministren en tiempo y forma el medicamentos en estudio, otros para que tomen con maestría las muestras de laboratorio y otros para que hagan los estudios diagnósticos de imagen o de gabinete que apliquen. Durante el proceso debe involucrarse a personas que monitoreen que el proyecto avanza de acuerdo a lo escrito en el protocolo y otros que recaben datos para ser analizados de acuerdo a reglas matemáticas que permitan llegar a una conclusión de acuerdos a los objetivos del estudio. En el caso de dirigir una orquesta, decía Alondra de la Parra, debe tenerse en cuenta  que cada obra que se presenta es el fruto de semanas, meses y a veces años de preparación y repetición, que involucra a decenas y a veces centenas de colaboradores. Sin duda, toda una odisea que involucra a muchos marineros, perdón!, interpretes, administradores y operadores, para lograr el éxito. Pero, se requiere también a un lider, idealmente de buen corazón, pero también con sólida preparación.

 

Piramide preparacion

¿Qué atributos deber tener un lider (o curandero)?

El líder, el director, debe tener una vista de águila, desde el horizonte, que sea capaz de incluir a los detalles más pequeños, dentro de la inmensidad de la armonía que se espera al mezclar varios interprepetes e instrumentos desde una pequeña orquesta hasta una gran filarmónica. El verdadero lider detecta oportunidades al descubir a un pequeño conejo oculto entre las hierbas. Es decir, un buen lider puede incluir la belleza de las finas notas de un fagot o un clarinete para alcanzar la dulzura de la armonía de toda la orquesta en una compleja melodía. El buen director, como el buen pintor, debe conocer todos los colores de una paleta de pinturas, pero más que saber pintar, debe conocer cómo mezclar con los colores para obtener el cuadro final que transforme el fracaso, en un éxito, saber pasar de lo  improvisado a lo más refinado y noble, que destaque dificultades y cualidades y que al final transmita con la más hermosa sensación, su misión, su razón de ser.

Hay tres elementos que, según Alondra de la Parra, debe cultivar y desarrollar un líder:

  • Comunicación
  • Confianza
  • Pasión

Una de las habilidades de un líder incluye la comunicación.

Como líderes, debe pensarse que todo es información. La primera palabra y cada una de las que siguen son fundamentales. El tono de voz, la armonía, la relajación, la empatía son fundamentales en el logro del conjunto. En una empresa de hospital hay varias áreas operativas como las secretarías, los químicos, los técnicos de radiología, los médicos, las enfermeras, los de recursos humanos o de contabilidad. Y en cada área hay líderes.

En una orquesta también hay una mezcla de ejecutantes de instrumentos de cuerda, de aliento y de percusión. El líder de todos debe apoyarse en cada sublider. Esto es fundamental cuando hay un mayor número de ejecutantes. Es decir siempre debe haber un piloto y un copiloto. Cuando el piloto falla, el copiloto rescata la armonía de la ejecución. El logro de equipo se alcanza cuando existe comunicación óptima entre el líder mayor, los sublideres y el resto de los ejecutantes.

Alondra dirigiendo

La segunda habilidad de un líder incluye la capacidad de transmitir confianza.

A veces hay grandes elementos en una empresa, que individualmente tocan como eruditos o virtuosos, pero no se comunican entre sí. El verdadero reto entonces, del director de la orquesta, es lograr la integración de todos los talentos y eso requiere de confianza. La confianza que debe buscar un líder incluye tres tipos de enfoque:

  • La confianza del grupo entre sí.
  • La confianza del líder al grupo y del grupo al líder.
  • La confianza en si mismo.

Confiar en los demás no es fácil porque requiere interactuar, dejarse atrapar por la visíon u opinión del otro, discutir, reflexionar hasta ponerse de acuerdo. Ganarse la confianza de los demás puede llevar tiempo y esfuerzo considerable. Es como un tesoro delicado, que se construye lentamente pero que puede facilmente  desmoronarse, en un instante. Implica alcanzar un delicado equilibrio entre la vulnerabilidad y la seguridad. Implica ser honestos, cumplir nuestras promesas y ser coherentes en nuestras acciones. Recordar que un solo acto de traición puede socavar años de construcción de la confianza.

Alondra de la Parra insistió sobre la direccionalidad de la confianza. El lider debe confiar en su grupo y por lo tanto debe conocer a cada uno de ellos, en los buenos y malos momentos, en situaciones de tareas sencillas y de alta complejidad. Y por otro lado, son los miembros del grupo los que también deben confiar en el lider. Que se perciba sus cualidades extraordinarias. Y que a la vez se comprenda que como todo ser ser humano, al lider se le confia más por sus virtudes que por sus defectos.

Sobre la confianza en si mismo, no habló mucho Alondra, pero me imagino que es como el amor a uno mismo que resulta ser una propiedad subjetiva y personal. Lo que puede inspirar confianza en una persona puede no tener el mismo efecto en otra. No existe una fórmula única para ganarse la confianza de uno mismo, pero sin duda es como aceptar que uno puede, que uno es digno de lograr grandes cosas, Por ejemplo, vencer una enfermedad, sobreponerse a una compleja cirugía o luchar contra el cáncer. La confianza en uno mismo es descubrir que tenemos un don que nos hace únicos, para lograr lo que nos propongamos si realmente lo deseamos.

Confianza tipos

En última instancia, ganarse la confianza de los demás es un viaje continuo. No es suficiente lograrlo una vez; debemos mantener y fortalecer esa confianza a lo largo del tiempo. Esto implica ser conscientes de nuestras acciones y palabras, aprender de nuestros errores y estar dispuestos a reconstruir la confianza si se erosiona.

En un equipo de futbol, en una orquesta, en una empresa, en una Clínica o en una familia, todos deben ganar, a veces unos más que otros y en otras menos que los otros. Y el líder debe concentrarse en escuchar, en sentir, en ganarse poco a poco la confianza, teniendo siempre en mente el cumplimiento de la misión (la razón de ser del grupo). Ya sea ejecutar una melodía de Schubert, un juego de futbol, una familia humana, generosa y fraterna, una Clínica de Rehabilitación Metabólica, Digestiva y Hepática (REMEDHE), una buena conferencia o bien crear o lanzar un gran producto de una empresa.

La tercera habilidad de un líder es la pasión.

Finalmente, lo que hagas como director de una empresa, ya sea de un pequeño grupo de alto desempeño o bien como conductor de una prestigiosa orquesta, debes hacerlo con pasión.

Para un conductor de orquesta sin duda se requiere amor profundo y genuino por la música en todas sus formas. Ese amor no puede ser limitativo sino mas bien abarcar una amplia gama de estilos y composiciones. La pasión por la música es la fuerza motriz que impulsa su dedicación a su arte.

Sin embargo, en la verdadera pasión por la misión se requieren otros elementos, como un compromiso inquebrantable para alcanzar francuentemente la excelencia en lo que hagas. Un director apasionado está dispuesto a invertir tiempo, esfuerzo y recursos en la búsqueda de la perfección en cada interpretación. Está comprometido a lograr lo mejor tanto de sí mismo como de sus músicos.

Berstein pasion

Cada vez que escucho la palabra "pasión" viene a mi mente involuntariamente la imagen de Jean-Baptiste Grenouille (la rana) de la novela “El Perfume, de Patrick Suskind. Este genial y abominable personaje, nace el 17 de julio de 1738, en el lugar más putrefacto de todo París, entre los desechos de pescado del puesto que atiende su madre, una mujer joven de unos 25 años. Para los que hayan leído el libro o visto la película, la trama es de un bebé resiliente que más grande se convierte en un siniestro creador de sublimes esencias o aromas que son testimonio del arte evanescente de los mejores perfumes. Por el desenlace del libro, me quedé con la idea de que la pasión puede ser creadora y a la vez destructora, cuando se pierden sus riendas y quedan libres y sin control las emociones que desencadena.

Pero, en la excelencia de un buen líder, sin duda prefiero quedarme con la imagen del genial conductor de orquesta Leonard Berstein, que transmite que la pasión es como una pulsión, un estado de encantamiento en el cual el creador se compromete a tal grado con su obra que literalmente vive dentro de ella. La pasión es creación continua de grandes obras.

La pasión se manifiesta a través de una intensa emoción y expresión en la dirección. Un director apasionado no solo se limita a marcar el tempo y la dinámica; también transmite emociones profundas y sutilezas interpretativas a través de sus gestos y expresiones faciales. Su pasión contagia a los músicos y al público. Un lider o director apasionado es un comunicador eficaz. Transmite su entusiasmo y amor por lo que hace a su grupo o público de una manera inspiradora. Su pasión crea una conexión emocional que eleva la experiencia al plano celestial.

Además, si quieres ser un virtuoso curandero, director de orquesta, director de empresa o un sencillo pero generoso pater familis, tu pasión debe impulsar a los demas a la búsqueda constante de la mejora, aunque implique nuevos retos, atreverse a explorar nuevas obras, desafíos con tu empresa, con tu familia, con tu grupo buscando enriquecer el repertorio y la experiencia de trabajar juntos.

Mujer observante

En resumen, la pasión de un buen lider es un fuego interior que ilumina el camino que transmite energía e impulsa su amor por la dirección. Entonces, si quieres ser un curandero apasionado que dirige tu propia orquesta, primero anímate a aceptar que tienes un don, el donde de crear lo que sea que sea tu sueño.

Por eso y solo por eso, te recuerdo que tu puedes ser un buen curandero y además dirigir una orquesta. Y te pregunto a tí, ¿cómo te estas comunicando, que confianza estás transmitiendo y con qué grado de pasión lo estas haciendo? 

Escrito por Dr. Jorge Luis Poo

Referencias:

1. Sobre Paco Arango: https://www.loquedeverdadimporta.org/ponente/paco-arango/

2. Sobre Alondra de la Parra: https://alondradelaparra.com/es/about/

3. Reportaje de la conferencia de Alondra de la Parra en el Tec: https://conecta.tec.mx/es/noticias/ciudad-de-mexico/arte-y-cultura/alondra-de-la-parra-inspirar

4. Algunas ideas sobre el liderazgo musical: http://amieedu.org/actascimie15/wp-content/uploads/2016/06/Contribution135-1.pdf