Seguridad de la página de inicio

martes, 21 mayo 2024
Log in

PRESUPUESTO PARA SALUD, CRECIMIENTO SIMULADO.

  • Escrito por MaribelRamirez
  • Publicado en AMHI-Blog

 

Ahora que, como se esperaba, Morena y sus aliados terminaron aprobando sin cambio alguno el presupuesto público para 2024, es oportuno hacer ver varios puntos en torno al reparto del gasto que corresponderá al sector salud. Por un lado, si bien en el papel dice que habrá un aumento de 10.7% para salud (subirá de 893.2 a 989.1 mil millones de pesos (mmdp), hay que decir que no hay optimismo al respecto más bien cierta incredulidad. Y es que -como ha sucedido cada año en este sexenio- esos aumentos prometidos, en realidad no se terminan concretando. En los hechos, los subejercicios recurrentes y las compras desordenadas y discrecionales de insumos dejan un panorama poco claro de cómo se gastó en el año.


Inclusive, checando el último análisis de INEFAM sobre Gasto en Salud en el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2024, vemos que desde que inició la actual administración se reportan cada año aumentos del presupuesto para salud. En 2019 se habrían destinado 601.3 mmdp; para 2020, 640.1 mmdp; en 2021, 670.2 mmdp; en 2022, 801.9 mmdp; y ya dijimos que para 2023 serán 893.2 y para 2024, 989.1 mmdp. Esto conforme el reporte de INEFAM que dirige Enrique Martínez y José Carlos Ferreyra.


Esas cifras, si se concretaron, tendrían que haber reflejado una mayor cobertura en la atención médica. Es un incremento superior a 45% que este sexenio habría conseguido destinado a la cobertura de la salud en el país, el cual no se había visto antes. El problema es que esos aumentos presupuestales no se han notado en la prestación de servicios. Lo que más bien ha sido notoria en las instituciones públicas es la austeridad. Ahí está la carencia de medicamentos, material de curación y muchos otros insumos, así como los problemas de mantenimiento en equipos y las consecuentes descomposturas -como el caso de los elevadores en hospitales.


En ciertos casos fue claro cómo los aumentos sólo estuvieron en el papel. Ahí está el caso de 2021, año en que se tomaron 40,000 mdp del que era el Fondo para Gastos Catastróficos luego convertido en Fonsabi, y se sumó en el PEF como si fuera presupuesto nuevo para salud, cuando ya eran reservas para salud desde hace años y sólo se cambiaron de cajón. Lo mismo pasó en el 2022 cuando se extrajeron de Fonsabi otros 60,000 mdp. Y lo más grave es que no se ha transparentado en que destinaron esos 100,000 millones.desabasto medicinas


En este contexto es claro que las cuentas presupuestales de esta administración para salud realmente han sido engañosas y a la Auditoría Superior de la Federación, que encabeza David Colmenares, le toca hacer revisiones exhaustivas al respecto. Para 2024, el reparto de recursos para salud está centrado sobre todo en el IMSS que recibirá 455.2 mmdp -más de la mitad del total. Y en segundo lugar está el organismo en fase de creación IMSS Bienestar que recibirá 225.6 mmdp (incluidos 96,990 mdp del ramo 12 que le bajaron a la Secretaría de Salud) y que no está claro cómo y en qué los ejercerá. La Secretaría de Salud como rectora del sector recibirá 88.2 mmdp, y le sigue en monto el ISSSTE con 76.2 mmdp y Pemex 19.2 mmdp. Para la salud de militares: Sedena recibirá 8 mmdp y Semar, 3.7 mmdp. Hay otro rubro fuerte en salud que es el de Aportaciones a Seguridad Social por 74.2 mmdp, que se entiende es la cuota que al Gobierno le toca aportar para ese rubro.


Hablando de medicamentos sucede el mismo fenómeno de que no se notan los aumentos presupuestales. De acuerdo con el análisis de Instituto farmacéutico, si bien el presupuesto aprobado para adquirir fármacos ha tenido un comportamiento errático, con subidas notorias en el 2020 (+11.39%) y en 2022 (49.9%) e incluso se programa un aumento de 18.7% para 2024, en los hechos eso no se traduce en mayor disponibilidad de terapias para los pacientes. Al contrario. Y ello genera gran desconfianza.


La razón podría obedecer en gran parte al desorden y falta de planeación en las adquisiciones, y porque las compras consolidadas no cumplieron su objetivo de ahorros y eficiencias pues el Gobierno terminó comprando a precios más caros. Para el 2024, se aprobó en el que para medicamentos se gasten 102.2 mmdp, mucho más que los 86,041 mdp que fueron aprobados para 2023
.
Escrito por:
Mtra. Maribel Ramírez Coronel
https://www.eleconomista.com.mx/opinion/Presupuesto-para-salud-crecimiento-simulado-20231023-0004.html