Últimas noticias

CONSUMO LEVE DE ALCOHOL Y ESTEATO-HEPATITIS. UN ESTUDIO MUY JAPONÉS

 

La enfermedad denominada hígado graso no alcohólico (EHGNA) es una de las causas más comunes de enfermedad hepática, siendo la esteato-hepatitis (EHNA) la responsable del 20% de los casos que comúnmente progresa a cirrosis. La EHGNA ha sido asociada con el síndrome metabólico, y es por lo mismo considerado un factor de riesgo coronario. El consumo de alcohol por otro lado, ha sido considerado un exacerbador del síndrome metabólico y la enfermedad hepática, sin embargo, en población general se ha demostrado que la prevalencia de síndrome metabólico es menor en individuos con el consumo leve a moderado de alcohol que en aquellos individuos que no consumen alcohol. Otros estudios han reportado un efecto benéfico en la reducción del riesgo de eventos cardiovasculares en consumo moderado de alcohol.

 

  • Escrito por Dra. Karla Paola Bermúdez
  • Categoría: Hígado y Alcohol
  • Visto: 465

El alcoholismo no es un asunto estrictamente hereditario

El alcoholismo no es un asunto estrictamente hereditario, así lo reveló una investigación conducida en el Departamento de Anatomía y Neurobiología de la Escuela de Medicina del Recinto de Ciencias Médicas (RCM) de la Universidad de Puerto Rico (UPR), que buscaba determinar si los adolescentes están predispuestos al alcoholismo de manera natural.  

El estudio, dirigido por el doctor Roberto Meléndez, también reveló que la edad en la que se comienza a consumir alcohol es un marcador esencial más allá que la genética para predecir el alcoholismo en la adultez. 

El carcinoma hepatocelular se diagnostica en una etapa posterior en pacientes alcohólicos

 

En conclusión, este estudio muestra que los pacientes con HCC relacionado con el consumo de alcohol tienen una supervivencia reducida, principalmente a causa de un diagnóstico en una etapa posterior. Para mejorar el pronóstico del HCC en la población alcohólica, se deben realizar mejores y más esfuerzos para mejorar el cribado de la cirrosis, así como el tratamiento del abuso del alcohol. Una carga tumoral más pequeña y una mejor función hepática en el momento del diagnóstico deberían aumentar las tasas de supervivencia y pronostico en pacientes con HCC relacionado con el consumo de alcohol.

Comparación de dos tratamientos en la sobrevivencia a corto plazo en hepatitis aguda alcohólica severa

El tratamiento de la hepatitis alcohólica severa sigue siendo controvertido. Este análisis es uno de los pocos  estudios que se han realizado en México respecto del tratamiento de la hepatitis alcohólica severa. Quizá en este  estudio, como en otros que han evaluado el uso de otros  fármacos y su efecto en la sobrevivencia a corto plazo  para la hepatitis alcohólica severa, hizo falta un tamaño de  muestra mayor (grupo de tratamiento más numeroso) para  una mejor evaluación de los efectos en la sobrevivencia y  otras variables involucradas en ella.

Medicamentos y alcohol, mezcla muy peligrosa

Por regla general, las personas que toman medicamentos recetados o de venta libre siempre deben leer las etiquetas de advertencia del producto para determinar si existen posibles interacciones. Del mismo modo, los proveedores de atención médica deben estar atentos a la posibilidad de un consumo moderado de alcohol para mejorar los efectos de los medicamentos o interferir con las acciones terapéuticas deseadas de un medicamento.

Elevación de las enzimas hepáticas en pacientes alcohólicos

Cuando se presentan determinados daños en el hígado la gamma glutamil transpeptidasa se filtra al torrente sanguíneo siendo posible su detección a través de un simple examen de sangre (habitualmente por debajo de 500 U/l). Otros datos que nos pueden orientar hacia el consumo  enólico  son  la  presencia  de  macrocitosis, es el aumento del tamaño de los eritrocitos por aumento de por déficit  de vitamina B12 o ácido fólico, toxicidad directa por alcohol o  incremento  del  depósito  de  lípidos  en  la  membrana  de las células sanguíneas y la elevación de ferritina, una proteína dentro de las células que almacena hierro.

El factor económico, es importante en el consumo de bebidas alcoholicas y de sus beneficios

 Las personas que disfrutan de unos pocos cocteles cada semana pueden tener menos probabilidades de morir de enfermedades cardiacas que las personas que raramente o nunca beben, especialmente si son personas con altos recursos monetarios, sugiere un estudio noruego.

Pero hasta que no sepamos más acerca de los pros y los contras del consumo de alcohol, los médicos no recomendamos el consumo de alcohol específicamente para una mejor salud cardiaca.

Cosas que probablemente no sabías sobre el alcohol

El alcohol es uno de los mayores tóxicos alimentarios. Su consumo excesivo afecta a la larga el sistema nervioso central y el hígado. Una ingesta crónica de 100 a 160 ml de etanol al día durante 10 años provoca hepatitis alcohólica y cirrosis. Y un hígado o un páncreas cirrótico es mucho más propenso a padecer cáncer.

Hallan un “interruptor” para evitar el consumo excesivo de alcohol

Una serie de experimentos con ratones de laboratorio ha permitido a un científico estadounidense detectar en el sistema nervioso de los pequeños mamíferos una zona responsable de la regulación del consumo de alcohol. Inyectando en esta zona un fármaco conocido como "un somnífero experimental", se lograba inhibir en ellos el deseo de seguir bebiendo cuando habían alcanzado el estado de embriaguez ligera.