lunes, 17 diciembre 2018
Log in

UNA MAMÁ VIVIENDO EN CARNE PROPIA

Amigos, les comparto la experiencia que he vivido de diciembre de 2016 a la fecha, cuando mi hija de 40 años que padece de Hepatitis Crónica Viral C, presentó un vómito de sangre. Por comentarios de otros pacientes, estaba enterada que habían sufrido sangrado de varices esofágicas y no le di la debida atención.

Ahora que lo he vivido tan cerca con mi hija, me doy cuenta que son momentos de mucha angustia para el paciente y la familia. Hay que vigilar cuidadosamente, cuando se presente un vómito de sangre, ya sea sangre viva o muy obscura, igual que evacuaciones muy obscuras o sangre viva, es necesario ir al hospital a urgencias, no se debe perder tiempo.

Existe un procedimiento a través de panendoscopia, para ligar las varices y dejan de sangrar. Se debe tener mucha paciencia para la recuperación y seguir las indicaciones de su médico.

Después del procedimiento, es muy importante tomar en cuenta la alimentación, el primer día líquidos fríos, los siguientes tres o cuatro días, la alimentación será a base de papillas, purés, fruta cocida atoles y gelatina. Siguiendo estos pasos el paciente se recupera pronto hasta llegar a comer normal, evitando comer galletas, tostadas, tacos fritos y todo lo que pueda ser duro o cortante y lastimar su estómago.

Cuando se ha pasado por estos episodios, es recomendable que el paciente sea revisado con más frecuencia a través de endoscopia, para prevenir otro sangrado.

Aquí hay que resaltar la parte familiar, es necesario se turnen en la atención del paciente, animarlo mucho, tener fe y cuidar la comunicación, para tener ayuda de toda índole y aligerar las dificultades de la familia cercana, incluye a los amigos. Si todos cooperamos todo será más fácil, para hacer sentir bien a nuestro ser querido.

Con mucho cariño a los amigos que encontramos en este camino de las enfermedades hepáticas, esperando les sea de utilidad.
La idea de esta columna es compartir nuestras vivencias, donde cada uno es importante en el aprendizaje mutuo, en bienestar de todos.

Reciban un abrazo con mucho cariño.

Hortencia Cecilia Vázquez Soriano

grupo.amhigo@gmail.com

Ciudad de México, a 29 de abril de 2017