martes, 11 diciembre 2018
La hora actual es: 14:13

ARRECIFES DE CORAL Y MEDICINA CONTEMPORÁNEA

La biodiversidad contenida en las especies del coral les provee de un complejo sistema de defensas para protegerse de depredadores. Los recursos filogenéticos de los bosques de coral ayudan a tratar las enfermedades como el cáncer de piel, la artritis, infecciones bacterianas, Alzheimer, problemas del corazón, virus, relajantes muscular, inflamaciones y el linfoma.

El 50% de las investigaciones en los medicamentos más nuevos para tratar el cáncer provienen de organismos marinos. Además se han estudiado la estructura esquelética del coral para fabricar injerto óseo y son fuente de recursos para la creación de suplementos alimenticios, cosméticos, pesticidas entre otros. Las ciencias médicas han avanzado mucho en sus investigaciones para el uso de compuestos marinos, como los esteroides de corales blandos. Existen experimentos con estos compuestos para tratar la leucemia, enfermedades del colon y pulmón humano.

Arrecifes coralinos de MéxicoLa riqueza de recursos marinos y arrecifes del Estado Mexicano es de importancia hemisférica y global debido a su amplio litoral con más de 11 mil kilómetros y un territorio insular mexicano (islas, arrecifes y cayos) con una superficie de 5 100 km2. La distribución geográfica de los arrecifes coralinos en México está dividida en 6 regiones: 1. Golfo de California y oeste del Pacífico mexicano; 2. Archipiélago de Revillagigedo; 3. Islas Marías; 4. Costa del Pacífico Sur; 5. Corredor Arrecifal del Golfo México y banco de Campeche; y 6. Caribe mexicano.

A nivel mundial los arrecifes benefician por sus servicios ecosistémicos. No solo producen componentes médicos, también son el hábitat de miles de peces, incluyendo a los herbívoros, vertebrados e invertebrados así como a diversos mamíferos marinos, que son muy cotizados en las pesquerías, para la alimentación del ser humano. También ofrecen servicios de regulación climática al ser barras contra mareas fuertes y olas. Son fuente de alimento de comunidades costeras e islas, y tienen un alto valor en actividades recreativas y de belleza escénica. El valor económico anual de los arrecifes de coral ha sido calculado entre 100 mil a 600 mil USD por km2.

En relación al tema de la Salud Hepática, encontramos que la especie de coral blando Gorgonias Pinnigorgia, tiene un potencial terapéutico para la fibrosis hepática. Un artículo científico de investigadores taiwaneses señala que al usar los componentes bioactivos del coral, mejor conocidos como “PIN”, se induce a la muerte de "células hepáticas estrelladas" que según el Dr. Jorge Luis Poo, Hepatólogo, investigador clínico, son las responsables de la cirrosis hepática. 

Lamentablemente, estudios estiman que debido a impactos negativos de origen humano, si no hacemos algo significativo, el 30% de los arrecifes se dañara severamente, y el 60% podrá desaparecer para el 2030 si no se toman medidas correctivas. Además los efectos del cambio climático como el incremento de la temperatura y la acidificación de los océanos, en conjunto con la sobrepesca y contaminación humana han provocado un mayor blanqueamiento y posteriormente la muerte de corales.

Peces y saludMéxico no es la excepción respecto a la pérdida y degradación de arrecifes de coral y existen gran diversidad especies de especial protección o en peligro de extinción tanto de corales, mamíferos o tortugas marinas. Por ejemplo, un problema en el Caribe Mexicano es el incrementado de las poblaciones de macro algas debido a la gran carga de sedimentos y contaminantes de origen humano. La principal causa es el desarrollo urbano y costero no sostenible y mal planeado. El Sargazo es una de las más conocidas en el Caribe y los problemas que ocasiona van más allá de un mal olor.

Se deben de tomar medidas precautorias respecto al cambio de uso de suelo urbano y costero. Deben de tomarse urgentes medidas de saneamiento de aguas servidas por los problemas de salud ecológica. La restauración de arrecifes coralinos y humedales costeros (lagunas, bahías, manglares, dunas costeras, pastos marinos, y arrecifes) debe ser privilegiada ya que de ello depende la salud integral de la región y conectividad con otras.

Por ejemplo, la mejora regulatoria de especies de peces herbívoros en arrecifes, como el Pez Loro, es estratégica para la región del Sistema Arrecifal Mesoamericano. Esta especie regula procesos ecológicos para formación de corales, control de algas e intercambio genético. Los peces herbívoros, vertebrados e invertebrados actúan como cuidadososo y dedicados podadores del ecosistema marino

Es importante que el sector salud (pacientes, científicos, médicos, sector hospitalario, laboratorios, e industria farmacéutica) se sumen al esfuerzo de protección y manejo de ecosistemas coralinos que tanto aportan para la nutrición y la salud del ser humano así como para la sustentabilidad de los ecosistemas marinos de México y del mundo.

Para mayor información: cthompson@aida-americas.org

Visita:  www.aida-americas.org