miércoles, 19 diciembre 2018
Log in

El hepatocito alcoholizado

Buen día queridos lectores, hoy iniciamos una serie de lecturas, relacionados al efecto del consumo de alcohol en el hepatocito. Quise titular el blog como “el hepatocito alcoholizado”, ya que en realidad eso es lo que sucede. Es decir, la más abundante célula del hígado, llamada hepatocito termina totalmente alcoholizada, cuando bebemos en exceso. En esta columna tendré la oportunidad de escribir algunos aspectos científicos de todo lo que pasa alrededor de un hígado cuando su dueño consume alcohol, algunos mitos y algunas historias en este sentido.

Iniciaremos con la historia de Baco (gritón) o Dionisio (dos veces nacido), este como todos saben es un Dios, el Dios del vino, la danza y la fiesta (los bacanales) por eso de Baco. El nombre de Dionisio era para los griegos y Baco para los Romanos. Cuenta la leyenda que fue hijo del Dios Zeus, concebido con una mortal, hija de un rey de nombre Semele, pero cuando la esposa de Zeus (Juno) se dio cuenta que Semele estaba embarazada de su esposo, por medio de engaños la atrajo y la mato, antes de que muriera llego Zeus, saco a su hijo y lo puso dentro de su muslo para terminar de gestarlo (por eso dos veces nacido), cuando Baco pudo nacer, Zeus lo escondió en el reino de Athamas quien lo disfrazo de mujer para que Juno no lo reconociera (por eso muchas de sus representaciones aparece vestido de mujer). Más tarde mercurio lo convirtió en ciervo y junto con las ninfas crearon el Vino. Una de sus actividades fue llevar a conocer la vid y la forma de fabricar el vino. Inicio una travesía por Asia menor y por Egipto en donde enseño a sus pobladores a sembrar la uva y fermentar el vino. Nuevamente Juno lo descubrió vivo y lo volvió loco aprovechando que consumió en gran cantidad vino, pero su abuela lo volvió a la normalidad. Desde esos tiempos iniciaron las festividades al dios Baco con fiestas que duraban 9 días y que terminaban justo cuando iniciaba la primavera, donde corría el vino en grandes cantidades, así como la danza. Estas festividades inicialmente fueron para mujeres, después de algún tiempo se agregaron hombres a la celebración, a los bacanales. Baco el dios que creo el vino y que lo compartió con todos los que pudo. Un precepto que siempre enseñaba era el de no convertirse en alguien diferente cuando se tomaba vino, sino ser uno mismo.

Salud !

 

Higado vesicula biliar conducto biliar 3