Seguridad de la página de inicio
domingo, 04 diciembre 2022

EL PORTAL EDUCATIVO DE LA SALUD HEPÁTICA

Log in

ESCASEZ DE MEDICAMENTOS CONTROLADOS

En México ya sabemos el drama que significa tener escasez de medicamentos controlados que contienen estupefacientes y psicotrópicos. En el transcurso del 2021 hubo varios momentos de fuerte carencia tanto de anestésicos y medicamentos fuertes para el dolor, así como fármacos psiquiátricos. Fue una crisis que generó angustia entre médicos y sus pacientes pues sin anestésicos, por ejemplo, se generó parálisis en salas de cirugías de algunos hospitales, y hubo momentos en que no había anestésicos suficientes para intubar a los pacientes de COVID en terapia intensiva.


En el caso de fármacos para salud mental había riesgo de crisis latentes en pacientes. Los más afectados entonces fueron los que se tratan por bipolaridad, esquizofrenia, autismo, retraso mental o trastorno limítrofe de la personalidad. Esa vez la escasez de dichos fármacos se atribuyó a los problemas de logística a nivel internacional por la pandemia, pero realmente también obedeció a la tardanza en los trámites y autorizaciones tanto en aduanas como ante el regulador sanitario Cofepris.


Pues la mala noticia es que el riesgo de carencia de medicamentos opiáceos como fentanilo, oxicodona, morfina, además de algunos psiquiátricos, vuelve a presentarse. Y esta vez la crisis obedecerá a una sobre regulaciones, es decir a medidas aplicadas para mayores controles del área de psicotrópicos en Cofepris, llevada desde hace casi un año por personal de la Secretaría de Marina.
Está bien que la Dirección Ejecutiva de Regulación de Estupefacientes, Psicotrópicos y Sustancias Químicas, que encabeza la teniente Celeste Ruiz Leyja, está tomándose muy en serio su lucha contra la corrupción y quiera cumplir con todo rigor y al pie de la letra el reglamento, pero nos dicen que hay controles irracionales y se están llevando al extremo de que están generando una parálisis en la producción de muchos medicamentos controlados que derivará en desabasto si no se actúa para evitarlo.medicamentos p


Nos comentan directivos de laboratorios que ya están agotando existencias de medicamentos controlados y no están produciendo al mismo ritmo que se requiere porque no logran oportunamente la materia prima importada. Algunas empresas por lo mismo suelen reservarse ciertas cantidades precautoriamente, pero incluso esas reservas ya se han ido agotando. Este año los tiempos de trámites se han duplicado o triplicado. Por ejemplo, la autorización del permiso de importación que antes tardaba de 10 a 15 días hoy tarda hasta 45 días. La toma de muestras para análisis y desenfajillado que podía tardar 10 días hoy se lleva hasta 30 días. La autorización de uso ha incrementado sus tiempos en otros 30 días. Por su lado en Aduanas, la retención de puntos tácticos que retenía como 10 días las sustancias, hoy se tardan hasta otros 45 días.


Total, que a las farmacéuticas se les han extendido en más de 4 meses los procesos regulatorios y ello les está llevando no sólo a encarecer la producción sino a detenerla por demasiado tiempo, al grado de que les está ya significando problemas para surtir fármacos psicotrópicos fundamentales.
Si las autoridades regulatorias no hacen algo para ser más eficientes y dar agilidad a sus procesos, pronto estaremos viviendo una nueva crisis por escasez de medicamentos vitales como anestésicos o fármacos muy recurridos para pacientes con enfermedades terminales. Los opioides como el fentanilo o la morfina son piedra angular del tratamiento del dolor por cáncer y otras enfermedades, y si hay desabasto conllevará sufrimiento de miles de personas.


De por sí México es de los países que históricamente consume menos opiáceos de lo que debería en función del número de pacientes con dolor conforme estadísticas de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Es claro que la batalla contra el fentanilo y psicotrópicos se está centrando en la producción legal, pero si no se hace con eficiencia puede resultar contraproducente y muy costoso.


Escrito por: Maribel Ramírez Coronel.
maribel.coronel@eleconomista.mx
https://www.eleconomista.com.mx/opinion/Soriana-le-entra-a-la-telemedicina-20220926-0008.html