Seguridad de la página de inicio
domingo, 04 diciembre 2022

EL PORTAL EDUCATIVO DE LA SALUD HEPÁTICA

Log in

¿TE SIENTES FELIZ? FELICIDAD CEREBRAL

Todo hombre quiere ser feliz; pero, para llegar a serlo, habría que empezar por saber qué es la felicidad. Jean-Jaques Rousseau

El cerebro no solamente nos sirve para resolver un problema matemático, aprender a tocar guitarra, aprenderte los nombres de las calles, también decide si en ciertas situaciones necesitamos estar felices, apenados o es necesario tener miedo de algo para poder afrontarlo. Ya habíamos hablado que el cerebro es el responsable de nuestras se emociones.


La manera en que estamos diseñados depende de nuestro código genético por un lado y por otro lado el entorno, los primeros cuidadores (padres) maestros, familia, amigos y las experiencias en la vida influyen en el desarrollo también de nuestro cerebro.
Ahora. la felicidad ¿cómo podemos medirla? ¿Cómo podemos generarla? Muchos investigadores, filósofos, guías espirituales y nosotros mismos nos hemos preguntado cómo ser más feliz, cómo ser feliz y cómo sé cuan feliz soy:


Te pregunto en este momento, y te pido que tomes una respiración y te preguntes ¿te sientes feliz?

  • Nada
  • Pocoimagenes-de-felicidad-entre-amigos-1.webp
  • Mucho
  • Muchísimo
  • Bastante


De esas posibilidades ¿cuál eliges?


Ahora de qué depende que tan feliz estemos en el presente, la dopamina por una parte tiene la función de informar al cerebro de lo que es agradable, por ejemplo: piensa en la sensación cuando terminas un proyecto y te felicitaron por ello, o en una buena película que hayas visto, o alguna reunión con algún amigo, las neuronas liberaron dopamina en ciertas zonas del cerebro (núcleo estriado y corteza orbitofrontal) y la activación de estas áreas nos hacen experimentar las sensaciones de felicidad y placer. 


Y la fórmula mágica para tener momentos de placer, no es necesario buscar una felicidad desbordante, puedes recordar la última vez que hiciste una caminata con alguien platicando y arreglando el mundo, o cuando fuiste a desayunar con amigos y se rieron mucho, o cuando pusiste música mientras manejabas y cantabas a pulmón abierto. En realidad, la receta es simple, crear y permitir situaciones cotidianas para experimentar placer.


Aquí una lista y me encantaría que nos compartieras tus actividades en donde la dopamina se libera.

  • Ver tu película favorita con palomitas
  • Una larga caminata
  • Ir a un museo
  • Reunirte con amigos
  • Planear una escapada de fin de semana
  • Leer, sin que sea obligatorio para la escuela
  • Dar un paseo en bici
  • Hornea galletas o panqué
  • Haz caras en un espejo con marcador
  • Escucha llover
  • Tomate un té en tu sillón favorito

Me gustaría que si tienes tus actividades liberadoras de dopamina las compartieras con nosotros.


Escrito por: Mtra. Gabriela Rodríguez López
Psicoterapeuta
englishlab2013@gmail.com