Seguridad de la página de inicio
domingo, 03 julio 2022

EL PORTAL EDUCATIVO DE LA SALUD HEPÁTICA

Log in

EL MERCADO DE LOS BIOMARCADORES GENÉTICOS

Hoy en el mundo 9 de cada 10 medicamentos que se desarrollan están asociados a biomarcadores, es decir a análisis genéticos y moleculares que permiten demostrar que dicha droga sí será efectiva para un paciente específico. Son avances fenomenales de la medicina personalizada o de precisión que están aumentando increíblemente la expectativa de vida de pacientes con cáncer. Por ejemplo, hace 6 años una persona diagnosticada con cáncer de pulmón sobrevivía un año en promedio; ahora sobrevive 5 años. Ello gracias, en gran parte, a la aplicación de biomarcadores. Las guías internacionales indican que todo paciente con cáncer diagnosticado en estadio 3 y 4 debiera hacer un test genético para determinar la terapia.


Aquí el punto es que los datos genéticos usados para desarrollar los fármacos de última generación provienen de pacientes de Europa y Estados Unidos. Hace falta que la población latinoamericana esté representada genéticamente en esos desarrollos. Así nos lo hace ver Nicolas Kirchuk, CEO y cofundador de Biomakers, la compañía de genética en cáncer más importante de América Latina que está incursionando con éxito en la realización local de biomarcadores, y también impulsando con fuerza el desarrollo de ensayos clínicos en la región a fin de que en el futuro cercano se reduzca la brecha entre el desarrollo de drogas y el aporte de datos de genomas latinoamericanos. Para Nicolas Este es un foco de inversión muy importante de cara al futuro, al grado de que su plan es que para noviembre del 2022 estén arrancando cada mes en México 10 nuevos protocolos de distintos medicamentos. Para ello están conformando alianzas con las más importantes farmacéuticas internacionales. biomarcadores 2


Biomarkers es una empresa de origen argentino que llegó a México hace año y medio, en plena pandemia, instaló su propio laboratorio en la ciudad de México y hoy está compitiendo fuertemente con sus análisis genéticos bajo un modelo de negocio mediante el cual los biomarcadores son costeados por las farmacéuticas, de modo que está logrando abrir el acceso no sólo en sector privado sino también en sector público. Hay que decir que la competencia en este nicho ha estado centrada sobre todo entre empresas con laboratorios en Estados Unidos como es el caso de Foundation Medicine -de Roche-, Caris Life Sciences o Quests Diagnostics, pero éstas deben trasladar las biopsias de los pacientes a sus plataformas en territorio estadunidense. La diferencia con Biomakers es que, al tener su propio laboratorio en México, el material genético se queda en el país y permite dar respuesta con mayor rapidez. Aparte, ha constituido un biobanco con muestras de más de 30,000 tumores avanzados de toda Latinoamérica, cuyo material genético seguramente se convertirá en una joya con información de alto valor para desarrollar nuevas drogas en el futuro.


Hablamos de un mercado enorme -dice Nicolas Kirchuk- que sólo está llamado a crecer, porque cada vez más drogas están asociadas a biomarcadores y cada vez surgen nuevas pruebas para determinar el mejor tratamiento para los pacientes. Estimaciones de Mordor Intelligence señalan que el mercado de biomarcadores abarcando todas las áreas terapéuticas suma unos 90 mil millones de dólares (mdd), y se espera que para el 2030 crezca a una tasa de 15% anual. Sólo en oncología, que es donde se da el mayor desarrollo, se calcula un tamaño de mercado de 40 mil mdd con una tasa de crecimiento superior a 13% anual. Una segunda área de mayor desarrollo donde Biomakers trabaja es en enfermedades raras o de muy baja prevalencia, todas de origen genético, para las cuales se están desarrollando tratamientos que hacen una verdadera diferencia para el paciente. Es el segundo mercado más importante en este ámbito que está creciendo también con fuerza. Lo malo es que son tratamientos muy caros, de unos 500,000 dólares al año por paciente, y que deben tomarse en forma crónica. El gran reto es cómo volverlos accesibles para todos los sistemas de salud porque de lo contrario son prohibitivos para nuestros países latinoamericanos.


OMC APRUEBA SUSPENDER PATENTES DE VACUNAS ANTICOVID


Aunque llegue un poco tarde, la decisión de la Organización Mundial del Comercio de aprobar por consenso suspender temporalmente las patentes de las vacunas anticovid, no deja de ser histórica. Con ello, los países en vías de desarrollo podrán fabricar vacunas durante cinco años sin el consentimiento del titular de los derechos de las patentes y sin pagar regalías. Lo malo: quedaron fuera de este acuerdo los tratamientos y las pruebas de Covid19. De ahí que grupos de defensa de la suspensión de patentes -como la organización Médicos sin Fronteras- quedaron abiertamente decepcionados con la decisión de la OMC.


HOSPITAL DE LA UANL Y ROCHE SE ALÍAN PARA CÁNCER DE PULMÓN


Y hablando de biomarcadores, el Hospital Universitario de la Universidad Autónoma de Nuevo León y la farmacéutica Roche dieron a conocer la alianza para enfrentar el cáncer de pulmón a través de la implementación de medicina de precisión. El hospital contribuirá a que el sistema de salud pueda cambiar el rumbo del impacto de la enfermedad a través de terapias personalizadas. La sospecha de cáncer de pulmón desde esta iniciativa propondrá el uso de marcadores tumorales como auxiliares al diagnóstico y monitoreo al tratamiento.


Escrito por Maribel Ramírez Coronel.

maribel.coronel@eleconomista.mx
https://www.eleconomista.com.mx/opinion/El-mercado-de-los-biomarcadores-geneticos-20220619-0079.html