Seguridad de la página de inicio
sábado, 02 julio 2022

EL PORTAL EDUCATIVO DE LA SALUD HEPÁTICA

Log in

ABRAZANDO LA PATERNIDAD

Cada vez más la idea clásica de familia compuesta por: mamá, papá, hermanos, se está diluyendo pues la conformación de las mismas está cambiando según las necesidades y los procesos de la humanidad, de hecho, me atrevería a decir que ese modelo clásico funcionó para una época en específico, pues con los hombres de las cavernas, en el medioevo y las familias prehispánicas estos conceptos eran distintos, digamos que lo único seguro es el cambio y así las definiciones que hacemos para explicarnos a la sociedad ¿y a qué viene todo este rollo previo?


Pues hoy en día tenemos muchas familias ensambladas, es decir, un matrimonio que se separa y al rehacer la familia los miembros conocen a las nuevas parejas de los padres y se reacomodan de distintas maneras, se ganan casas, familias, y abrazos si le damos una oportunidad a esta manera. Recuerdo que cuando yo era niña, “el drama” de que alguna pareja se separara era bastante grande y los hijos se sentían mal, si los padres no eran asertivos al momento de reorganizarse. Hoy en día seguimos teniendo los mismos problemas, más también hay padres que han decidido y elegido dar espacio para la oportunidad de que en ambas partes se vivan cosas distintas, muchas veces cuando las parejas deciden separarse y me preguntan: ¿y los niños? ¿Cómo hacerle mejor? Mi respuesta es: de ustedes depende que los hijos ganen las mejores versiones de padres.


En el mes de mayo hablamos de reivindicar la idea de madrastra y hoy quiero hablar de los padrastros, y hay historias terribles de ellos, más también hay quienes vinieron a recomponer la vida de los niños, también en el consultorio he escuchado historias de padrastros que vinieron a poner estructura amorosa, un orden afectivo en la casa, recursos emocionales y tal vez económicos, ya que el padre biológico queda replegado como una figura ausente, por decisión propia o no, esta no es la discusión en este momento, más la figura masculina en esta nueva familia viene a dar un pivote amoroso e importante.

Cuando estuve buscando información sobre el tema, con desconcierto me encontré que las películas que tu buscabas con la palabra “padrastro” y las noticias que se presentaban eran de abuso y violencia, cuando si vemos alrededor podemos encontrar historias de éxito gracias a que hubo un padre que se puso la camiseta y se acopló a la vida con sus propios hijos y los de la pareja. padre e hijos


Aquí algunos tipos que se me ocurren y tal vez algunos de ustedes habiendo tenido la experiencia de ser padrastro o haber vivido con uno nos pueden compartir:


Empiece despacio:


Sé que el enamoramiento con una pareja con hijos, requiere acoplarse, a veces queremos presentar a los hijos para ya irse de vacaciones y poderse reunir para las comidas de los domingos. Y aquí hay que detenerse un poco, la adaptación que necesita para esta nueva forma requiere un espacio, ver las necesidades, las heridas que existan. Los vínculos no pedidos requieren más tiempo para que florezcan.


Crear nuevas tradiciones familiares:


Aquí no estamos tratando de “sustituir” a alguien más. Los hijos finalmente están viviendo un duelo pues perdieron la familia como la concebían, todo depende de la edad de los hijos, el tiempo que los padres lleven de separación, desde cuándo y cómo conocieron al “nuevo” integrante de la familia. De alguna manera, a veces, en la fantasía de los niños esperan que los padres puedan reconciliarse, así que en esta nueva etapa en donde ya dijimos lleva un tiempo y espacio, creativamente se pueden hacer cosas divertidas para ir integrando tradiciones.

Respeto a todos los padres y padrastros:


En ocasiones los padres pueden estar ausentes por muerte o por alguna otra decisión, es importante si han muerto honrar esta figura, y en caso de que todos estén presentes no hablar mal de ellos, de hecho, procurar que mantengan el contacto con ellos durante las vacaciones o fines de semanas largos, los hijos tienen que leer que es un espacio libre de tensiones y esto hará una convivencia más nutritiva para todos.

Equilibrio entre las necesidades de los miembros de la familia:


Hay algunos autores que dicen que anteponer las necesidades de los hijos antes de la de los padres, pero incluso en una familia nuclear que no se han separado esto no se debe llevar a este extremo pues la lectura que hacen los hijos es que pueden manipular y se educan hijos con poca tolerancia a la adaptación, lo que es importante es incluir dentro de la planeación de vacaciones, comidas, fiestas, fines de semana, películas, clases y horarios en donde haya un espacio para todos y adaptaciones para todos.

Las reglas en casa son importantes:


En esta nueva estructura familiar es importante que se encuadre, primero desde los adultos responsables de la casa, para bajar la información a los hijos, tanto de unos como de otros, sin importar si algunos de ellos solamente están los fines de semana, la participación de todos en la organización de la casa es importante, sobre todo porque se está rehaciendo la convivencia y la vida familiar.

Comunicación entre los cónyuges:


Si bien los padres de los hijos son los que toman las decisiones principales, ahora los padrastros estarán en la vida cotidiana de los niños, también pueden participar delimitando las responsabilidades y obligaciones de cada uno de ellos. Es importante que las discusiones de cómo organizar las cosas con los hijos de los otros primero se lleven en privado, se pongan de acuerdo y después se les informe a los hijos.

 

Ser padrastro es una forma amorosa de estar en la vida de alguien, a veces, emocionalmente son los sanadores y los que dan estructura a la vida, por amigos y experiencias cercanas se crean relaciones que duran para toda la vida.


Si quieres ver una serie divertida con todas las implicaciones que hay en las familias ensambladas, te dejo el enlace en donde los padrastros viven los problemas de sus nuevos hijos y se reacomodan de maneras distintas:
https://youtu.be/iB5D6wrWDnk

Elaborado por:
Mtra. Gabriela Rodríguez López.
Psicoterapeuta
englishlab2013@gmail.com