Seguridad de la página de inicio
domingo, 01 agosto 2021
Log in

EL MUNDO DE LOS PRODUCTOS ORGÁNICOS

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) define a la producción orgánica como “un sistema de producción que mantiene y mejora la salud de los suelos, los ecosistemas y de las personas” (El-Hage, 2013; Arias, 2015). Esta agricultura está basada en cuatro principios fundamentales según la Federación Internacional de Movimientos de Agricultura Ecológica (IFOAM, 2014; Arias, 2015):

  • cosecha organicaPrincipio de Salud: sostiene y promueve la salud del suelo, plantas, animales, personas y el planeta, se debe observar como una sola unidad indivisible.
  • Principio Ecológico: debe estar basada en sistemas y ciclos ecológicos vivos, trabajar con ellos, estimular y ayudar a sostenerlos.
  • Principio de Equidad: debe estar basada en relaciones que aseguren equidad con respecto al ambiente en común y a las oportunidades de vida, esa relación de reciprocidad entre la sociedad y el ambiente.
  • Principio de Precaución: debe ser gestionada de manera responsable y con precaución para proteger la salud, además de garantizar el bienestar de las generaciones presentes y futuras.

La agricultura orgánica combina tradición, innovación y ciencia para favorecer el ambiente, promoviendo relaciones justas y una buena calidad de vida para todos (IFOMA, 2014). Los alimentos orgánicos son elaborados y procesados de manera amigable con el ambiente. Cumpliendo con las regulaciones nacionales, evitando el uso de productos sintéticos, como pesticidas, herbicidas y fertilizantes artificiales. Brindando de esta manera la confianza por la que han sido certificados como “orgánicos”, y ser denominados y comercializados de esta forma. Los sistemas de producción orgánica se basan en normas de producción específica y precisa, cuya finalidad es lograr agro-ecosistemas óptimos que sean sostenibles desde el punto de vista social, ecológico y económico (Arias, 2015).


De acuerdo con información de la Federación Internacional de Movimientos de Agricultura Orgánica (IFOAM, 2014), a grandes rasgos, este tipo de alimentos en comparación con los convencionales muestran:

  • Menor consumo de agua y una mayor retención de la misma.
  • Mayor almacenamiento de nutrientes en el suelo.
  • Contienen mayor cantidad de hierro, magnesio, vitamina C y antioxidantes, por mencionar algunos.
  • Un mejor equilibrio con aminoácidos esenciales.
  • Eliminación de riesgos para los agricultores por la manipulación inadecuada de los plaguicidas (eliminando futuros gastos médicos)

En el caso de los animales que son criados bajos este sistema, presentan:

  • Mejor salud en general
  • Mejor calidad de vida de los animales
  • Riesgo reducido de contraer o portar enfermedades
  • Aportan una menor cantidad de grasa

productos organicos superMéxico es el cuarto país con mayor producción de alimentos orgánicos. Se destinan aproximadamente un millón de hectáreas exclusivamente para la siembra de productos agrícolas. Según datos de la Secretaria de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA), Oaxaca, Chiapas, Michoacán, Chihuahua y Nuevo León son líderes en la producción de orgánicos. Se cultivan más de 45 alimentos orgánicos, destacando en primer lugar el café y en segundo lugar el maíz (SAGARPA, 2017). La comercialización de los productos orgánicos es cada vez más común, la accesibilidad a ellos es cada vez mayor, además de tiendas naturistas y establecimientos especializados, también se pueden llegar a encontrar en cadenas de supermercados. Sin embargo, uno de los grandes problemas que se enfrenta la sociedad en general es el alto precio que se paga por estos productos, en especial, con una economía en donde la mayor parte de la población recibe salarios bajos (PROFECO, 2018).


¿Pero a qué se deben los precios elevados? (Arias, 2015; PROFECO, 2018)

  • La oferta de alimentos orgánicos es limitada con relación a la demanda de los mismos.
  • Requieren más manos de obra por unidad de producción.
  • La manipulación post-cosecha de cantidades relativamente reducidas tiene un costo más alto por la separación obligatoria de los productos orgánicos de los convencionales.
  • La cadena de comercialización y distribución de estos productos es en cierta forma ineficiente. Además del riguroso control de certificación al cual son sometidos.

El consumo de productos orgánicos promueve el comercio justo entre productores, intermediarios y consumidores. El programa Quien es quien en los precios recopilo información de tiendas especializadas y supermercados en la CDMX en el año 2018. En la siguiente ilustración se muestran algunos ejemplo de los precios de orgánicos y convencionales, como podemos observar los orgánicos son claramente más costosos que los convencionales.

difencias precios productos organicos

Al ver esta comparación resulta impresionante y de cierta manera hasta justificante, optar por consumir responsablemente no es algo que se balance con nuestros ingresos económicos. Más allá de los precios, me gustaría hacer una reflexión del porqué priorizar el consumo de orgánicos ante los convencionales. Se trata de poner en una balanza, de un lado está el consumir productos sanos que benefician nuestra salud, ayudan a la economía justa y local, y al ambiente, o por otro lado, consumir productos que son “económicos”, pero que se desconoce su proceso industrial, su impacto en la economía, y los estudios sobre el impacto a la salud y al ambiente no son tan claros; son dos vertientes importantes a considerar.

Algunas de las marcas mexicanas que producen alimentos orgánicos son las siguientes:

Basta con sumergiste un poco más en la búsqueda de estos alimentos para darse cuenta de la gran variedad de marcas que existen, desde marcas que podemos encontrar en cualquier cadena de supermercados, en la el mercado local, personas que viajan de sus comunidades a los tianguis para ofrecer sus productos, y recientemente a pequeños emprendedores que ofrecen sus productos a través de redes sociales.

No solo se trata de pensar individualmente, sino pensar en el beneficio colectivo que conlleva el consumo responsable. Los productos orgánicos involucran una cadena de producción y distribución ética, de calidad, y ofreciendo el mejor de los productos. Aparte de cuidar de nuestra salud, se lleva una relación amigable con el medio ambiente, además de que ayuda a mitigar los gases de efecto invernadero y a su vez la aceleración del calentamiento global. Apoyamos la economía local, y ende se logra que derrama económica se queda en el país. En nuestras manos está la decisión, como personas consumidoras tenemos el poder de cambiar las cosas, de optar por una vida más sana y que a su vez mejore la relación con el planeta.

Referencias:

  1. IFOAM. (2014). Normas Básicas de IFOAM para Producción y Procesamiento Orgánico. Julio 11, 2021, de Federación Internacional de Movimientos de Agricultura Orgánica Sitio web https://www.fibl.org/fileadmin/documents/shop/1447-manual-basico.pdf
  2. PROFECO. (2018). Los alimentos orgánicos son el resultado de un proceso agrícola y ganadero más amigable con el medio ambiente. Julio 11, 2021, de Procuraduría Federal del Consumidor Sitio web: https://www.gob.mx/profeco/documentos/alimentos-organicos
  3. SAGARPA. (2017). Producción de alimentos orgánicos, tendencia exitosa para México. Julio 11, 2021, de Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural Sitio web: https://www.gob.mx/agricultura/es/articulos/produccion-de-alimentos-organicos-tendencia-exitosa-para-mexico
  4. Arias, A. (2015). Productos Orgánicos en México. Julio 11, 2021, de CEDRSSA Sitio web: http://www.cedrssa.gob.mx/files/10/97Productos%20org%C3%A1nicos%20en%20M%C3%A9xico.pdf
  5. El-Hage, N. (2013). Organic agriculture's contribution to sustainability. Crop Management, 12(1).