Seguridad de la página de inicio
martes, 27 septiembre 2022

EL PORTAL EDUCATIVO DE LA SALUD HEPÁTICA

Log in

¿POR QUÉ SI TE PASAS CON EL ALCOHOL TE DA CIRROSIS?

El consumo de alcohol en el mundo es una practica muy frecuente desde hace varios siglos, pero en tiempo reciente el incremento en el consumo de alcohol es cada vez mayor, incluyendo al grupo de mujeres e incluso población infantil, según la encuesta nacional de adicciones ENCODAT publicada en 2017, se ha documentado un incremento en el consumo de bebidas que contienen alcohol hasta en un 10% en el grupo de mujeres, y se documentó también que la población inicia el consumo de alcohol a partir de los 12 años, sin lugar a dudas una información que nos debe alarmar.

Es bien sabido por todos que el consumo continuo e intenso de alcohol tiene efectos secundarios graves, por supuesto en la dinámica familiar, en el trabajo, en la sociedad, en accidentes de tránsito, pero también a nivel orgánico, existe daño a nivel del esófago, el estómago, el páncreas y por supuesto el órgano más afectado es el hígado. Hasta un 90% de los sujetos que consumen alcohol desarrollan o tienen hígado graso, si continúan con la ingesta de alcohol, van a desarrollar un proceso inflamatorio crónico con la destrucción de las células propias del hígado (hepatocitos) y su sustitución por cicatrices que obviamente no tienen ya la función de los hepatocitos, cuando esta destrucción y sustitución de los hepatocitos es extensa podemos hablar de que el paciente tiene ya cirrosis, y la cirrosis tiene diferentes complicaciones como ascitis, encefalopatía hepática, hipertensión portal con varices esofágicas y gástricas y cáncer de hígado entre otras varias complicaciones. La posibilidad de desarrollar cirrosis por consumo de alcohol va de un 5 hasta un 15% de los sujetos que consumen alcohol, pero ¿Cuáles son los factores que influyen en que alguien desarrolle cirrosis por consumo de alcohol?

Existen factores ya bien conocidos y documentados en forma científica que tienen un impacto negativo y predisponen al desarrollo de cirrosis en sujetos que consumen alcohol, por ejemplo:

Tipo de alcohol, mientras la bebida sea menos refinada y contenga una mayor concentración de alcohol, impactara de forma negativa.

Cantidad de alcohol que se mide en bebidas o en gramos por día. Se sabe que el desarrollo de complicaciones depende también del género, si es mujer se tiene mayor susceptibilidad de enfermar si se consume más de 10 gramos de alcohol por día (lo que equivale a una copa o una cerveza) al día, y en hombres el límite son 20 gramos al día.

Patrón de consumo de alcohol, o en otras palabras, como se consume alcohol, hay personas que toman solo el fin de semana, pero lo hacen con atracones, que es consumir más de 5 o 6 bebidas por vez, eso genera un mayor riesgo de enfermedad hepática.

6CC17D4D 9C1B 419B BD2E 0276FEFC8988  

Tiempo de ingesta, se refiere a que no es lo mismo ingerir 5 copas en una hora, que cinco copas en una reunión de 5 horas.  Se considera que mientras se tome más rápido el daño pude ser mayor, ya que se consumen las enzimas que metabolizan el alcohol dentro del hígado y la sustancia toxica (acetaldehído) que es un metabolito del alcohol puede tener una vida media más prolongada y obviamente desarrollar mayor daño al tejido hepático.

Ingesta de alcohol en ayuno, esto hace que el alcohol se absorba en una gran proporción y pase directamente mediante la vena porta al hígado. En cambio, cuando los sujetos que consumen alcohol también lo acompañan de alimentos, la absorción del alcohol es menor. Además, el consumir alcohol por la mañana suele ser un dato de adicción a este compuesto, que amerita consulta con un especialista en adicciones. 

Existen otros factores de importancia que al estar presentes pueden aumentar el daño, como son el síndrome metabólico (obesidad, diabetes, hipertensión y/o dislipidemia). Estos pacientes desarrollan lo que ahora se conoce como daño dual que es la suma del consumo de alcohol más el síndrome metabólico produciendo un mayor daño hepático y por supuesto el desarrollo de cirrosis. Otros factores son las hepatitis crónica por virus, ya sea hepatitis B o hepatitis C. Se sabe que en los enfermos que tienen infección activa por alguno de estos virus o tienen coinfección (ambos virus), y consumen de alcohol, el riesgo de desarrollar cirrosis es aun mas alto.

Ante este escenario nos queda informar que se debe evitar el consumo riesgoso de bebidas alcohólicas para evitar a mediano y largo plazo complicaciones graves en el hepatocito y en otros órganos que también deben ser tomados en cuenta.. 

consecuencias del alcoholismo en la salud

 

Escrito por Dr. José Luis Pérez Hernández

 josluiperez@hotmail.com

Referencias

1.- Encuesta Nacional de Consumo de Drogas, Alcohol y Tabaco. (Encuesta Nacional de Adicciones) 2017.