Seguridad de la página de inicio
sábado, 16 enero 2021
Log in

BUENAS NOTICIAS PARA LA OBESIDAD Y EL HÍGADO GRASO

Mientras que la obesidad crece de manera sostenida, un grupo enorme de personas, sin saberlo, pueden estar desarrollando una transformación silenciosa de su hígado a algo llamada hígado graso o esteatosis hepática. El hígado graso puede evolucionar a esteato-hepatitis y luego a fibrosis (cicatrices en el hígado), casi de manera silenciosa. La buena noticia es que cada vez aparecen más grupos profesionales dedicados a su atención. 

ProyeccionTasasObesidadLa epidemia es clara. De acuerdo a cifras de INEGI, en México, el 35 de los hombre y el 46% de las mujeres adultas tienen obesidad. Estas cifras son mucho más impactantes que el COVID, ya que a la larga impactan en un mayor número de casos de Diabetes Mellitus, de Hipertensión, de Infartos al Miocardio y de Cirrosis de origen Metabólico. Sin duda es un fenómeno sociológico, ya que hemos dejado que se instale en nuestras casas, en nuestras escuelas, en nuestros trabajos, es decir en nuestra cultura con tolerancia total. 

Poco control se tiene de la venta desmesurada de refrescos y de pan dulce. Se ha permitido que ambos formen parte de la dieta cotidiana de las familias. En algunas casas se desayuna con refresco, olvidando que surgieron como un acompañantes de fiestas. La ocasional fiesta y su bebida se ha llevado a la mesa de todos los días. El delicioso pan dulce que podría comerse una vez por semana, se convierte en el acompante cotidiano de la mañana y a veces tambien de la noche. Las opciones de botanas ricas en carbohidratos simples o bien con grasas fritas, con harto chile, ya que los mexicanos les encanta, forman parte de la comida rápida de todos los días y su adquisición es extremadamente sencilla.  

Da la impresión que el mundo confabula para que nos llenemos de productos que fomentan nuestra avidez por lo dulce. Un mundo dulce que demanda más dulce, a toda hora y en cada día. Algunos especialistas comentan que se genera una especie de adicción, que se perpetua al consumir productos ligth o edulcorantes orales, ya que todo el tiempo activan nuestras papilas gustativas de la lengua y paladar, con  "ese ideal del mundo dulce", olvidando que en los productos naturales existe el sabor dulce de manera espontánea. Por ejemplo en las zanahorias, en la calabaza, en el chayote, en la papa, etcétera. 

Durante la epidemia de COVID-19, se ha enfatizado en la importancia del uso de la sana distancia y del cubre-bocas. Sin embargo, muchas personas, debido en parte al confinamiento en casa, han aumentado de peso y sin saberlo se convierten en personas con más riesgo de complicaciones si es que les da un cuadro de Neumonía grave por COVID.

Los comunicados oficiales de salud pocas veces enfatizan en la importanca de seguir haciendo ejercicio, en comer y beber sano, en acudir a sus consulta médicas o nutricionales, como medidas fundamentales en la prevención del COVID. Incluso se han cerrado espacios para la práctica de ejercicio y se han clausurado opciones de alimentación sana. El semáforo rojo prohibe al 100% el uso de parques y jardines, justificando que así se infectará menos la gente. En realidad las medidas podrían ser más lógicas, con reducción del aforo al 25 o 30% y con supervisión de limpieza y sanitización de las áreas. Se crea la ilusión de que al cerrarlos se logra el control de COVID-19, con el beneplácito de todas las personas que viven con miedo y angustia. Los médicos catatrofistas dicen "encierrate en casa". Tristemente, sin reflexionarlo se empeora la situación y se reduce el apoyo a la lucha contra la Obesidad.

 

bajar de pesoEl manejo de la Obesidad se ha enfocado principalmente en dos estrategias. Primero en reducir el aporte de alimentos (dietas hipocalóricas) y segundo aumentar el ejercicio (que induce la quema de calorías, fortalece la circulación, la oxigenación y la regeneración de los tejidos). Sin duda estas opciones son fundamentales y las personas que se aplican bien a estas recomendaciones, pueden salir del "Mundo de los Obesos", sin grandes dificultades. Cuando alguien no lo logra se le culpa y se le estigmatiza como "un eterno transgresor" que está así porque simplemente no se cuida. 

En realidad el problema es mucho más complejo y los pacientes con Obesidad deben ser evaluados como un enfermo metabólico que requiere cuidados especializados. Es tan frecuente el problema que tu mismo como lector puedes estarlo sufriendo o bien algun familiar cercano o bien un ser querido. A continuación les ponemos algunos ejemplos del nuevo abordaje de este tipo de pacientes.

 

1. Atención en Clínicas Multidisciplinarias. Estas clínicas incluyen profesionales certificados de la Medicina, de la Nutrición, de la Psicología y Psiquiatría, así como de la Fisioterapia o Medicina del Deporte. La evaluación inicial incluye una Historia Clínica completa que analice los antecedentes familiares (para evaluar riesgos genéticos), el ambiente donde creció, el estilo de vida (horarios y sitios de alimentaciòn, horarios y tipo de actividades laborales, esparcimiento y ejercicio). Finalmente se evalua los antecedentes previos de riesgo (tabaquismo, alcoholismo, otras adicciones, padecimientos piquiatricos, metabólicos, endócrinos, infeciosos, degenerativos, quirúrgicos. Sin duda el enfoque debe ser el de la Medicina Interna, en la cual se buscan padecimientos cardiovasculares, respiratorios, hepáticos, renales, endócrinos y psiquiatricos que deben ser tomados en cuenta a la hora del manejo de la Obesidad. Algunos de los complementos de la atención son los siguientes:

  • Evaluación por el Internista
  • Evaluación por la Nutrióloga Clínica
  • Evaluación por la Psicóloga o Psiquiatra
  • Evaluación por el Fisioterapeuta
  • Evaluación por el Cirujano Bariatra (en casos de obesidad mórbida, que es aquella con Indice de Masa Corporal (IMC) arriba de 40.

2. Enriquecer el Diagnóstico. Tradicionalmente el enfoque ha sido solo solicitar pruebas sencillas de laboratorio, como la glucosa y el perfil de lípidos. Sin embargo se requiere ir más alla, para conocer las bases metabólicas de la enfermedad y por ello les ponemos algunos ejemplos:

  • Biometría hemática completa que permite evaluar si existe anemia, deficiencias en globulos blancos o plaquetas (presentes en algunas formas de inmunosupresión, malnutrición grave o en fibrosis hepática avanzada.
  • Química sanguínea de al menos 27 elementos, que incluye a las pruebas de la función hepática, a la glucosa, a los lípidos y a los electrolitos.
  • Pruebas hormonales: TSH, Insulina, Cortisol, Hemoglobina Glucosilada.
  • Pruebas moleculares: leptina, adiponectina, grelina, TGF beta 1
  • Somatometría completa con composición corporal (grasa y músculo)
  • Medición de la grasa visceral
  • Ultrasonido hepático con elastografía para medir esteatosis (grasa en el hígado) y fibrosis.
  • Pruebas Psicológicas
  • Pruebas de fuerza muscular (dinamómetro)

3, Terapéutica moderna. En la actualidad, el manejo de la Obesidad ha tenido grandes descubrimientos que permiten optimizar el funcionamiento del sistema endócrino (cuando existe Hipotiroidismo o Hipercortisolismo), alcanzar el control de la Diabetes o de la Resistencia a la Insulina, o bien el uso de fármacos autorizados por la FDA y la COFEPRIS que reducen la absorción de grasas, que inhiben el apetito o la ansiedad, que detienen o corrigen la fibrosis o bien que controlan los problemas degenerativos asociados. Los enfoques terapéuticos pueden ser los siguientes:

  • Solo con la Nutrióloga Clínica
  • Con la Nutrióloga Clínica más en Fisioterapeuta y promotor de Ejercicio
  • Con la Nutrióloga más el Fisoterapeuta más el Internista (más la sub-especialidad que se requiera)
  • Con los anteriores más el Psicólogo o más el Psiquiatra 
  • Con todos los anteriores más el Cirujano Bariatra

Sin duda, hay mundos paralelos. En algunos predomina la resignación, el abandono, la decidía, el fatalismo. En ese mundo manda la mediocridad, el peor de los padecimientos que afectan al ser humano. Mientras que otros mundos, se abren puertas, se cambian hábitos, se buscan explicaciones, se proponen y se evaluan nuevas terapias. No solo es el mundo de la ciencia aplicada a la mejora de las condiciones de vida del ser humano, sino es el rincón del Arte de Cuidarte, con la expericiencia de profesionales que aman lo que hacen y buscan ofrecer su talento para luchar contra la adversidad llamada enfermedad y que muchas veces logra vencerse o bien controlarse. 

¿Y tú, en qué mundo vives?

 

mundo paralelo

 Referencias de interés:

1. Informe de Obesidad, del mes de noviembre del 2020 del INEGI: 

https://www.inegi.org.mx/contenidos/saladeprensa/aproposito/2020/EAP_Obesidad20.pdf

 

2. Riesgos de la Obesidad en caso de COVID:

Rychter AM, Zawada A, Ratajczak AE, Dobrowolska A, Krela-Kaźmierczak I.Should patients with obesity be more afraid of COVID-19?
Obes Rev. 2020 Sep;21(9):e1308.

3. Artículo del Wall Street Journal: 

https://www.wsj.com/articles/as-obesity-grows-new-strategies-to-combat-it-11591652380

 

4.Portal educativo dedicado al Arte de Cuidarte 

https://artedecuidarte.mx/

 

5. Clínica de Rehabilitaión Metabólica en la Ciudad de México

https://www.amhigo.com/actualidades/ultimas-noticias/56-arte-y-medicina/1002-nueva-clinica-de-salud-hepatica-en-el-sur-de-la-ciudad-de-mexico