Seguridad de la página de inicio
sábado, 22 enero 2022

EL PORTAL EDUCATIVO DE LA SALUD HEPÁTICA

Log in

VITAMINA D Y VIRUS DE COVID-19

  • Escrito por Dr. Jorge Luis Poo
  • Publicado en Prevención

Diversos investigadores han publicado artículos en los cuales los pacientes con niveles bajos de Vitamina D e Infección aguda por COVID-19 tienen una peor evolución clínica, es decir mayor morbilidad y mortalidad. Otros investigadores no han encontrado una relación tan clara. Sin embargo, diversas publicaciones demuestran efectos antivirales, antinflamatorios y de regulación del sistema inmune por la vitamina D. Incluso se han publicado investigaciones sobre el efecto protector de la vitamina D en la prevención de la infección por COVID-19.

Vitamin D statusEl mecanismo de acción parece estar relacionado con esta peculiariedad del virus SARS-COV2 o COVID-19 de infectar los tejidos a través de su proteína en espiga (en inglés "spike protein") la cual se une a unos receptores celulares llamado ACE2 (un acrónimo del inglés, angiotensin converting enzyme), que se relaciona usualmente con un sistema de regulación de la presión arterial; resulta que las células alveolares del pulmón y también los miocardiocitos y las células renales disponen de este receptor ACE2, al cual se puede unir el virus COVID-19 y en casos graves inducir la llamada tormenta de citocinas que prececd al Síndrome de Insuficiencia Respiratoria grave que afecta a algunos de los pacientes.

Otros efectos de la vitamina D en el hueso y músculo, así como los alimentos que son fuente de esta importante vitamina se describen en una publicación previa de tu portal AMHIGO: https://amhigo.com/actualidades/ultimas-noticias/120-nutricion-e-higado/1168-vitamina-d

Por todo ello, investigadores del Departamento de Medicina Interna del Hospital Universitario Bundang de Seúl, en Corea del Sur, se dieron a la tarea de reevaluar la relación entre la vitamina D y la evolución del COVID-19. Sus resultados fueron publicados en enero de 2022 en la prestigiosa revista Reviews in Endocrine and Metabolic Disorders. 

Objetivo: Revisar las evidencias de la relación entre la Vitamina D y la infección por COVID-19.

Metodología: Revisión narrativa de todas las publicaciones sobre el tema en los últimos 10 años. 

Resultados: Los autores comentan que la deficiencia de Vitamina D es un hallazgo frecuente en pacientes adultos. Se define como niveles en sangre de 25-hidroxivitamina D, inferiores a 20 ng/mL. 

- Un estudio con 191,700 pacientes con infección por COVID-19 en quienes se midieron los niveles sanguíneos de hidroxivitamina D encontraron que existía una relación inversa entre niveles sanguíneos y pronóstico. A menor concentración mayor morbilidad y mortalidad; a mayor concentración mejor pronóstico. 

- Comparados con las personas con valores de menos de 20 ng/mL, las personas con valores de hidroxivitamina D entre 30 y 34 ng/mL tuvieron menor riesgo y mejor evolución clínica del COVID-19. 

- La vitamina D tiene efectos inmunológicos y antinflamatorios que podrían explicar su efecto de protección en la infección por COVID-19. Al parecer la estructura química de la dexametasona (un potente esteroide antinflamatorio) y la de la vitamina D son muy parecidos y comparten el mismo sitio de unión a las células del sistema inmune. Por lo tanto, la vitamina D podría actuar como un auxiliar potencial para reducir la inflamación, sin los efectos nocivos asociados al exceso de dexametasona. 

- La vitamina D parece corregir la desregulación del receptor ACE2 permitiendo una mejor funcionalidad de este y limitando la activación de la inflamación y cascada de citocinas inducida por el virus CPVID-19.

- La vitamina D también resulta útil en la la funcionalidad de las células Beta de los islotes de Langerhans en el páncreas. La disminución favorece la desregulación del metabolismo de la glucosa; en cambio, los niveles óptimos de esta vitamina favorece un buen control de la glucemia. 

- La deficiencia de Vitamina D también favores mayor frecuencia de enfermedades cardiovasculares y mayor riesgo trombótico. Diversas publicaciones indican que la normalización de los niveles ayuda a corregir este riesgo.  

- En pacientes con Asma y Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) se ha demostrado una mayor frecuencia de infecciones en lo general. Interesantemente también existen publicaciones que demuestran que estos pacientes tienen mayor deficiencia de vitamina D. 

- La eficacia de la complementación con Vitamina D para el manejo de infecciones respiratorias también ha sido ampliamente revisado y existen múltiples publicaciones al respecto, con resultados a favor y en contra. En administración oral a largo plazo, las dosis habitualmente utilizadas son de 400 a 1000 unidades por día. En pacientes con COVID-19 grave, otros autores han utilizado mega dosis de hasta 60,000 unidades por día, por 7 días, en pacientes que requieren manejo en Terapia Intensiva con reducción en los niveles de fibrinógeno, un marcador que se asocia usualmente a menor riesgo de eventos trombóticos. En la actualidad, es precisamente en esta situación de mega dosis donde existe controversia sobre su uso benéfico, con resultados variables de unos autores a otros. Sin duda los pacientes con niveles de hidroxiviramina D menores de 10 ng/mL son los más beneficiados. Sin embargo, el beneficio de la complementación en condiciones agudas, en pacientes con COVID-19 muy grave resulta controversial. 

Optimum levels of vitaminaD

Conclusiones:

La deficiencia de vitamina D es un padecimiento frecuente en la población general y usualmente olvidado o no considerado. Existen múltiples evidencias de su relación con el sistema inmune y con la respuesta inflamatoria. Por ello, la corrección de esta deficiencia debe ser considerada como una medida práctica para implementarse en la población general. 

Como comentario adicional del Dr. Jorge Luis Poo, Internista y Hepatòlogo Clínico, recomienda que desde el punto de vista práctico, si tú eres un paciente interesado en la prevención de tu salud, conviene que te midas los niveles de hidroxi-vitamina D y de acuerdo con el resultado sigas las recomendaciones de tu médico tratante y comiences rápidamente a ser uno más de los pacientes que tienen este sencillo parámetro nutricional bajo buen control. 

Referencias:

1. Bae, J.H., Choe, H.J., Holick, M.F. et al. Association of vitamin D status with COVID-19 and its severity. Rev Endocr Metab Disord (2022). https://doi.org/10.1007/s11154-021-09705-6

2. Merzon E, Tworowski D, Gorohovski A, Vinker S, Golan Cohen A, Green I, et al. Low plasma 25(OH) vitamin D level is associated with increased risk of COVID-19 infection: an Israeli population-based study. FEBS J. 2020;287:3693–702.

3. De Smet D, De Smet K, Herroelen P, Gryspeerdt S, Martens GA. Serum 25(OH)D Level on Hospital Admission Associated With COVID-19 Stage and Mortality. Am J Clin Pathol. 2021;155:381–8.

4. Charoenngam N, Holick MF. Immunologic Effects of Vitamin D on Human Health and Disease. Nutrients. 2020;12.

5. Kohlmeier M. Avoidance of vitamin D deficiency to slow the COVID-19 pandemic. BMJ Nutrition, Prevention & Health. 2020;3:e000096. 

6. Entrenas Castillo M, Entrenas Costa LM, Vaquero Barrios JM, Alcala Diaz JF, Lopez Miranda J, Bouillon R, et al. "Effect of calcifediol treatment and best available therapy versus best available therapy on intensive care unit admission and mortality among patients hospitalized for COVID-19: A pilot randomized clinical study". J Steroid Biochem Mol Biol. 2020;203:105751.