Seguridad de la página de inicio
sábado, 16 enero 2021
Log in

SE ESTÁ FACILITANDO EL DIAGNÓSTICO GRACIAS AL ANTíGENO DE COVID-19

  • Escrito por Dr. Jorge Luis Poo
  • Publicado en Prevención

Una de las limitantes en el diagnóstico del COVID-19 es el elevado costo de los estudios. La tecnología sin duda cuesta, pero idealmente debería ser accesible para la mayor parte de la población y no solo para un grupo de privilegiados. Considerando la enormidad de la población en riesgo y la posibilidad de que alguien de tu familia, amigos o vecinos tenga síntomas respiratorios, es importante que se conozca la mejor manera de diagnosticarla. Que no te den gato por liebre !!!

A. PRUEBAS PARA DIAGNOSTICAR LA ENFERMEDAD DEL COVID-19:

Solo deben realizarse en personas con sospecha clínica de infección. En varios países, estas pruebas se han realizado a destajo con la impresión de que "entre más se hagan es mejor". Es decir al detectar un caso en una casa, se justificó hacerlo en todos los de esa casa, o bien a todos los de un edificio, una escuela o una empresa. Si bien que esta medida ha permitido detectar casos asintomáticos, la relevancia clínica en cuidados de salud es mínima, porque en realidad cuando alguien detecta que su pareja, su hijo o su compañero cercano tiene la enfermedad debe aplicarse la misma regla de aislamiento por 7-14 días, en todos los contactos directos, como si también tuvieran la enfermedad. Es decir como cuando alguien tiene gripe en casa, si duerme conmigo, lo más probable es que también la tenga. El propósito del aislamiento es cuidar de no infectar a más gente. Esta simple medida permite  ahorrar en pruebas que son de alto costo y únicamente realizarla en los que tengan una justificación basada en síntomas. Sin embargo, la desinformación o bien la información alarmista de varios médicos han generado una presión social de muchas personas que "quieren o exigen saber", por lo cual las pruebas se han realizado masivamente en personas "que no tienen sìntomas" generando mayor angustia o miedo. El país que más pruebas ha realizado es Estados Unidos. Para darnos una idea, para el día de hoy se han realizado 202 millones 637 mil 928 pruebas. De esa barbaridad, solo el 7.24% han salido positivas. Es decir, un 92.3% de las pruebas salen negativas. Lo más probable es que se esten haciendo demasiadas pruebas. En España también se han realizado 22 millones, 767 mil, 130 pruebas, de las cuales el 7.3% han salido positivas. Es decir el 92.3% son negativas. En México, para disgusto de varios, solo se han realizado 2 millones, 948 mil, 516 pruebas y 1,144,643 han salido positivas, es decir el 38.82% salen positivas. En investigación clínica se habla del término "fallas de escrutinio". En este caso, las fallas de escrutinio son menores en México, comparado con muchos otros países. La eficiencia en realizar pruebas sólo en los que realmente lo necesitan permite tener un menor número de fallas de la sospecha clínica.

Cuando un paciente tiene síntomas respiratorios, se activan medidas de control, independientemente de si el diagnóstico es no relacionado a una infección por COVID-19. Las medidas de control serán más o menos invasivas dependiente de como evolucionen los síntomas en ese paciente. La utilidad de saber si se confirma o no la sospecha de COVID-19 es que las personas que salen positivas deben aplicar de manera estricta la regla de aislamiento y confinamiento por 14 días. Sin embargo, varias personas que han salido positivas, sin tener síntomas, dudan del diagnóstico pensando que la prueba estuvo mal hecha o que hay un error y gastan en una nueva prueba para confirmar o excluir el resultado de la primera. Cuando la primera dio positiva y la segunda negativa, las personas no saben en cual confiar y terminan realizando hasta una tercera prueba, lo cual genera un gasto innecesario de recursos. Por ello, no debe olvidarse que el diagnóstico de COVID-19, como en otros padecimientos infecciosos se basa en una sospecha clínica sustentada en sìntomas respiratorios altos y/o bajos, así como la presencia de otros factores de riesgo.  A continuación te presentamos las dos pruebas diagnósticas de infección por COVID, en pacientes con sospecha clínica del padecimiento.

 

prueba pcr para diagnosticar el covid 19

1. RT-PCR-COVID-19

  • Es una prueba de diagnóstico molecular de infección actual.
  • Mide directamente el ácido ribonucleico (ARN) del virus.
  • Se le considera una prueba confirmatoria de una sospecha clínica.
  • Requiere tan solo ayuno de 2 horas y se toma muestra de secreción nasal  y/o faríngea.
  • Se requiere evitar aseo de boca o nariz previo al estudio.
  • El resultado usualmente se entrega en 3-4 días.
  • Algunos laboratorios hacen entregas urgentes al día siguiente.
  • Varios laboratorios ya ofrecen su informe con los 3 genes del virus locual permite predecir mayor riesgo de contagio.
  • A nivel gubernamental es gratuita
  • A nivel privado suele costar entre $2500 y $5,000 pesos

 

 

antigeno covid2. ANTIGENO (Ag) DEL COVID-19

  • Prueba rápida cualitativa en muestra de secreción nasal
  • Mide el antígeno de las proteinas de superficie del virus COVID-19
  • Validada en estudios de comparación antígeno versus PCR
    • Sensibilidad de 98.1%
    • Especificidad de 99,8%
  • Ideal en casos de sospecha clínica de COVID-19 en varios integrantes de una misma familia, escuela o empresa.
  • El resultado esta disponible en 15 min o 2 horas, dependiendo del sitio de procesamiento.
  • A nivel gubernamental es gratuita y se realiza en kioskos de varias delegaciones.
  • A nivel privado suele costar entre $800 y $2,000 pesos

 

B. PRUEBAS PARA MEDIR LA PROTECCIÓN INMUNE CONTRA EL COVID-19:

Este tipo de pruebas solo deben hacerse en pacientes que ya tuvieron la infección por COVID-19. El propósito de las mismas es medir si desarrollaste amticuerpos de protección inmune. En algunas aerolíneas se introdujeron estas pruebas para tranquilizar a los viajeros. Usualmente los que salen negativos se ponen felices y los que salen positivos tristes. En realidad debe ser al revés. Es decir los que salen con anticuerpos negativos podrían quedarse trsites por no estar protegidos. Los que salen positivos deberían ponerse felices porque ya están protegidos. En algunos hospitales se hace esta prueba para que puedan intervenirse quirúrgicamente en sus salas de cirugía. Les dicen que si salen negativos "esten tranquilos". lo cual no es exacto. Si les hubieran realizado la prueba de PCR o de Ag para COVID, etonces sí, podrían estar tranquilos "relativamente", porque se las hacen sin tener síntomas, abusando de su necesidad de estar hospitalizados. En realidad, para eso no sirven estas pruebas, ya que el juicio clínico y una buena calculadora de riesgos podrían ser suficientes.

anticuerpo y evolucion enfermedad

3. Anticuerpos Ig G contra COVID-19

  • Es útil como prueba de protección y respuesta inmune.
  • Se activa por contacto previo con el virus.
  • También se activa por vacunación previa. 
  • Este anticuerpo aparece a partir de la segunda semana de haber iniciado con síntomas y es el que permanece por más tiempo.
  • Se puede medir en forma cuantitativa (dar la cantidad de anticuerpos).
  • Se requiere una muestra de sangre que puede ser una simple gota o mejor aún una toma en suero.
  • El resultado suele estar el mismo día o bien al día siguiente.
  • A nivel gubernamental no están disponibles.
  • A nivel privado suele costar entre $800 y $1,500 pesos.

4. Anticuerpos Ig G e Ig M contra COVID-19

  • Es útil como prueba de protección y respuesta inmune.
  • Es una prueba cualitativa (positiva o negativa).
  • Se activa por contacto previo con el virus.
  • También se activa por vacunación previa.
  • El anticuerpo aparece a partir de la primera semana de haber iniciado con síntomas.
  • Idealmente la prueba requiere ayuno de al menos 4 horas.
  • Se requiere una muestra de sangre que puede ser una simple gota o mejor aún una toma en suero.
  • El resultado suele estar el mismo día o bien al día siguiente.
  • A nivel gubernamental no están disponibles.
  • A nivel privado suele costar entre $800 y $1,500 pesos

Es importante que "no se despilfarren recursos" aunque sea en aras de un aparente buen fin. En casi todo el mundo si se ha delpilfarrado en excesos de pruebas y pruebas y pruebas, como decía la OMS. Pero ese organismo lo hacía pensando en hacer las pruebas en los pacientes que tenían síntomas, para identificar a los más graves. El monopolio del tema de salud llamado COVID-19 produce angustia, ansiedad y miedo, en menor o mayor medida sobre todo cuando existen médicos alarmistas que parece que no les importa preocupar a la gente. El esperar los resultados de esta pruebas sin duda activa esa angustia o miedo por la incertidumbre de nuestro futuro. En esa ingrata espera conviene leer el artículo que resumimos sobre la inciiativa FAIR HEALTH que indica que sólo el 0.56% de la población infectada se muere. El grupo con peor pronóstico es aquel que tiene otros padecimientos y que por lo tanto debe estar bajo cuidados médicos preventivos. Esos cuidados no se refieren solo al uso de cubrebocas, sino a algo más importante y olvidadado: come bien, haz ejercicio, acude a tus consultas, hazte tus laboratorios, compra y toma tus medicamentos. Tristemente, favorecido por la mala prensa y los médicos alarmistas, muchas personas sólo hacen prevención con el cubrebocas (!!!). 

Finalmente, si decides hacerte alguna de estas pruebas, no olvides que DEBE EXISTIR UNA JUSTIFICACIÓN en base a síntomas y que la persona que te solicita esta prueba debe ser un profesional de la salud.

Referencias: 

1. Los 3 genes del virus COVID y riesgo de contagio: https://www.amhigo.com/actualidades/ultimas-noticias/54-prevencion-e-higado-en-el-mundo/1185-conoce-si-tu-virus-covid-19-es-de-alta-o-baja-infectividad

2. Utilidad de medir anticuerpos: https://www.amhigo.com/actualidades/ultimas-noticias/48-hepatitis-virales/1071-utilidad-de-medir-anticuerpos-para-covid-19

3. Informe FAIR HEALTH: https://www.amhigo.com/amhi-blog/69-especialistas/1197-las-comorbilidades-y-el-covid

4. Calculadora de riesgo gratuita: https://www.amhigo.com/mi-diagnostico/calculadoras/riesgo-de-infeccion-por-covid-19