Seguridad de la página de inicio
miércoles, 01 diciembre 2021

EL PORTAL EDUCATIVO DE LA SALUD HEPÁTICA

Log in

HEMANGIOMAS HEPÁTICOS: TODO LO QUE TIENES QUE SABER SOBRE ELLOS

 

El Hemangioma Hepático (HH) es el tumor hepático benigno más común, presentándose como una lesión hipervascular (muchas vasos sanguíneos) bien circunscrita, más comúnmente encontrada en mujeres con una prevalencia que varía de 0.4% a 7.3% y una incidencia de 0.4% -20% en la población general.

El HH se presenta comúnmente como un hallazgo incidental durante la obtención de imágenes radiológicas y se describe como lesiones solitarias o múltiples. Pueden estar confinados a un lóbulo (más en el lóbulo hepático derecho) o extenderse por todo el hígado. Según su dimensión pueden ser pequeños o gigantes (> 5 cm) y pueden oscilar entre 1 mm y 50 cm. Los HH se clasifican por su naturaleza en hemangioma cavernoso, capilar y esclerosante; este último se caracteriza por degeneración y reemplazo fibroso y puede diagnosticarse erróneamente como un tumor maligno.

Las causas del HH no se comprenden completamente y, en algunos casos, se ha descrito una predisposición genética. La HH surge de una malformación vascular con un patrón de crecimiento secundario a dilatación más que a hipertrofia o hiperplasia.anatomia hemangioma hepatico

Las hormonas como los estrógenos desempeñan un papel en el crecimiento del HH, ya que se observan con mayor frecuencia entre las mujeres y su tamaño aumenta después de la terapia de reemplazo hormonal (TRH), las píldoras anticonceptivas orales (ACO) y el embarazo. Se desconocen sin embargo, los mecanismos directos de los efectos hormonales, y la evidencia actual no respalda una contraindicación de ACO / TRH / esteroides anabólicos en pacientes con HH.

La mayoría de los pacientes permanecen asintomáticos durante toda su vida. Los pacientes que presentan síntomas suelen ser debido a lesiones más grandes cuando un HH es mayor de> 5 cm. Los síntomas son inespecíficos, los pacientes suelen describir dolor abdominal, malestar y plenitud en la parte derecha superior del abdomen, secundarios al estiramiento e inflamación de la cápsula del hígado. Los tumores> 10 cm se presentan con distensión abdominal. La ubicación de la masa hepática puede causar presión y compresión de las estructuras adyacentes provocando otros síntomas como náuseas, saciedad precoz e hinchazón posprandial. Las complicaciones graves son alteraciones en la coagulación, hemorragia por rotura espontánea o traumática sin embargo, el riesgo es extremadamente bajo (0,47%).

El ultrasonido abdominal, La tomografía computarizada (TAC) y la resonancia magnética (RM) son las pruebas de diagnóstico por imágenes más comunes. El ultrasonido suele ser la primera prueba de diagnóstico por imágenes debido a su disponibilidad. Algunas lesiones hepáticas malignas (carcinoma hepatocelular y metástasis hepáticas) pueden producir imágenes similares y deben utilizarse otras modalidades de imagen para confirmar el diagnóstico, como la TAC y la RM. La angiografía es la mejor opción para el HH atípico que es difícil de diagnosticar con otras pruebas de imagen.

Dado que la historia natural de la HH es benigna y se produce un aumento en la progresión del tamaño en menos del 40%, la mayoría de los pacientes pueden tranquilizarse y solo mantenerse en observarción médica periódica. Algunos expertos sugieren realizar un seguimiento en HH> 5 cm a los 6-12 meses para evaluar el crecimiento rápido con la misma prueba de imagen utilizada en el diagnóstico. Cuando un paciente presenta síntomas, el primer paso es excluir otras causas de sus síntomas. Una vez excluidas otras etiologías y la HH se considera la causa de los síntomas, las modalidades de tratamiento se deciden en función del tamaño, la anatomía y las comorbilidades del paciente.

diagnostico hemangioma hepatico

En los últimos años, los procedimientos mínimamente invasivos no quirúrgicos (embolización arterial y ablación por radiofrecuencia) para la reducción de tumores y la cirugía laparoscópica han demostrado buenos resultados en pacientes seleccionados, en aquellos sintomáticos, con crecimiento de masa continuo y compresión de órganos adyacentes.

El Trasplante de Hígado se reserva para los HH gigantes irresecables que causan síntomas graves (dificultad respiratoria, dolor abdominal), fracaso de intervenciones previas o complicaciones potencialmente mortales.

Rara vez el HH se presenta con afecciones potencialmente mortales, como una ruptura traumática aguda o trastornos de la coagulación. Solo en estos casos, se justifica el tratamiento quirúrgico urgente.

Los médicos deben discernir entre la observación y el manejo óptimo basado en la presentación clínica. Si se necesita tratamiento, se debe seguir un enfoque mínimamente invasivo. Las investigaciones futuras ayudarán a los médicos a comprender las causas del HH y guiarán el manejo.

 

Referencias:

1. Leon M, Chavez L, Surani S. Hepatic hemangioma: What internists need to know. World J Gastroenterol. 2020;26(1):11-20. 

 

Artículo de Divulgación revisado y adaptado por el Dr. Jorge Luis Poo, Hepatólogo Clínico, miembro del Comité Editorial de tu portal AMHIGO y fundador del Grupo Mexicano para el Estudio de las Enfermedades Hepáticas