Seguridad de la página de inicio
jueves, 28 mayo 2020
Log in

Confirman once casos de hepatitis E contagiada por ratas en Hong Kong

Las enfermedades transmitidas por vectores son causadas por parásitos, virus y bacterias transmitidos por mosquitos, flebótomos, chinches triatomíneas, simúlidos, garrapatas, moscas tsetsé, ácaros, caracoles y piojos. En todo el mundo se registran cada año más de 700,000 defunciones como consecuencia de enfermedades transmitidas por vectores, tales como el paludismo, dengue, esquistosomiasis, tripanosomiasis africana humana, leishmaniasis, enfermedad de Chagas, fiebre amarilla, encefalitis japonesa y oncocercosis.

En su conjunto, las enfermedades transmitidas por vectores representan aproximadamente un 17% de las enfermedades infecciosas. La mayor carga de estas enfermedades, que afectan de forma desproporcionada a las poblaciones más pobres, corresponde a las zonas tropicales y subtropicales. Desde 2014, grandes brotes de dengue, paludismo, fiebre chikungunya, fiebre amarilla y enfermedad por el virus de Zika han azotado a diferentes poblaciones, cobrándose vidas y abrumando los sistemas de salud en muchos países.

La distribución de las enfermedades transmitidas por vectores está determinada por complejos factores demográficos, medioambientales y sociales.

Las ratas representan una plaga sobre todo en los lugares con falta de higiene, la actividad roedora de estos animales puede causar graves daños estructurales y eléctricos en los edificios afectados. Además, pueden constituir un vector de transmisión de enfermedades a los humanos como la rabia, el cólera, la peste, la hepatitis o la salmonelosis.

El contagio de enfermedades se puede producir por contacto directo a través de una mordedura o de forma indirecta por la ingesta de alimento o agua contaminada que haya estado en contacto directo con los roedores o sus excrementos.

hong

El primer caso de un humano contagiado por hepatitis E proveniente de una rata, fue en 2018. Hasta hoy, ya son once las personas que padecen una cepa de hepatitis E que comúnmente afectaba a las ratas. Eso quiere decir que todos se contagiaron el virus de ratas, aunque los científicos de Hong Kong aún no lograron descifrar cómo es ese traspaso.
 
La hepatitis E es una enfermedad del hígado que produce la inflamación del órgano, junto con otros síntomas como ictericia (color amarillento de la piel y los ojos) y fiebre. Se conocen cuatro cepas diferentes de este virus, que afectan a distintos animales. Hasta ahora, solo una de ellas estaba presente en humanos.
 
"De repente, tenemos un virus que puede saltar de las ratas callejeras a los humanos", dijo en una entrevista Siddharth Sridhar, un microbiólogo de la Universidad de Hong Kong que fue parte del descubrimiento. Ahora, el peligro reside en que esto podría estar pasando en todo el mundo, y no lo sabíamos porque no se estaban haciendo las pruebas.
 
La incógnita que ahora inquieta a los médicos es cómo sucede el contagio de ratas a humanos. La versión humana de hepatitis E se contagia por el consumo de agua contaminada con materia fecal, y los científicos están explorando hipótesis similares, pero hasta el momento no hay nada concreto

Un ejemplo es el caso de un hombre de 61 años que dio positivo. No había roedores en su casa ni excremento de rata. Ninguno de sus familiares había presentado síntomas de la enfermedad y no había realizado viajes recientemente.
 
"En base a la información epidemiológica disponible, no se pudo determinar la fuente ni la ruta de contagio", comunicó el Centro de Protección de la Salud de Hong Kong, el pasado 30 de abril
 
Los científicos de Hong Kong han puesto manos a la obra para poder identificar las zonas con mayores poblaciones de ratas y determinar en qué áreas circulan más con el virus. Pero ni esa información ha permitido arribar a una conclusión por ahora: algunas de las personas infectadas residen en zonas con números bajos de roedores.
 
A este desconocimiento se suman que aún no se hay información sobre el período de incubación de la enfermedad y que todavía no se encontró un medicamento adecuado para combatirla
 
¿Como prevenir esta situación? 

hong 2
Y retomando el tema principal, la hepatitis E; las adecuadas condiciones higiénicas de nuestro hogar, el adecuado control sanitario del agua que se utiliza para beber y preparar o lavar los alimentos es el mejor método para prevenir la infección por el virus de la hepatitis E. Basta con hervir el agua para conseguir la inactivación del virus. Especial precaución se debe tener en zonas de hacinamiento (campos de refugiados), en las catástrofes naturales y en los momentos de grandes inundaciones.

 

Referencias

https://edition.cnn.com/2020/05/08/health/hong-kong-rat-hepatitis-intl-hnk-scn/index.html

https://www.nytimes.com/2018/09/28/science/hepatitis-e-rats-hong-kong.html

Artículo de Divulgación revisado y adaptado por el Dr. Jorge Luis Poo, Hepatólogo Clínico, miembro del Comité Editorial de tu portal AMHIGO y fundador del Grupo Mexicano para el Estudio de las Enfermedades Hepáticas