Logo

LECHE VEGETAL, BUEN SUSTITUTO DE LA LECHE DE VACA?

En estos últimos años han aparecido en el mercado diversos tipos de bebidas de origen vegetal y se han convertido en una oferta atractiva, para los intolerantes a alguno de los componentes de la leche de vaca, para quienes gustan de las dietas vegetarianas o para los que sólo suponen que son más saludables. Sin embargo, en este artículo se resaltan múltiples diferencias en la calidad nutrimental y se explica que las opciones vegetales no pertenecen al mismo grupo de alimentos.    

Leches vegetales

Las leches vegetales son suspensiones de material vegetal disuelto y desintegrado en agua. Aunque normalmente nos referimos a ellas como leches vegetales por su similitud con la leche de vaca, la denominación correcta es bebida vegetal ya que no son productos lácteos. Se elaboran a partir de ciertas variedades de frutos secos, cereales, legumbres y otras semillas, extrayendo el material vegetal en agua, separando el líquido y formando el producto final, generalmente con adición de ingredientes para permitir su conservación, mejorar su sabor y enriquecer sus propiedades nutricionales.

El origen de estas bebidas vegetales se explica porque un porcentaje relativamente alto de la población presenta la llamada "Intolerancia a la Lactosa", que ocasiona diarrea, gases e hinchazón abdominal después de consumir leche entera de vaca. Por ello, se ha considerado que debería existir un remedio y por ello se inició la producción de la "leche deslactosada" a la cual se la adiciona la enzima "lactasa" que es la que carecen las personas con intolerancia y de esa manera se envita los molestos síntomas. Es importante aclarar que esta afección suele ser inofensiva, pero sus síntomas pueden ser desagradables. Más adelante, algunas personas notaron que aunque consumieran leche deslactosada aun les caía mal el consumo de leche de vaca y por ello surgió la opción de crear opciones que semejen a la leche de vaca pero que no fueran de origen animal. En los EEUU, por ejemplo, la industria de las leches vegetales ha ido creciente notablememente, con reducción de la leche de vaca. Según la empresa de investigación de mercado Nielsen, las ventas de leche de almendras crecieron un 250% entre 2010 y 2015, alcanzando un total de US$894,6 millones. Durante el mismo período, las ventas de leche de vaca cayeron en más de US$1.000 millones en Estados Unidos. Esto claramente muestra la tendencia creciente del mercado en aceptar cambios relacionados con una mejora aparente de nuestro estilo de vida saludable, donde el villano es la leche de vaca y el bueno es la leche vegetal. Sin embargo, es importante que todos estemos bien informados sobre las ventajes y desventajas de este tipo de decisiones. 

 

NUTRICUADRO

 NUTRICUADRO LECHES

Un poco de sus propiedades nutricionales

Las bebidas vegetales no contienen lactosa ni colesterol, la mayoría son de bajo contenido calórico, tienen un alto contenido en agua (hasta el 90%) y sus componentes son fáciles de asimilar y digerir. Además, contienen menos grasa que la leche de vaca, con un elevado porcentaje de grasas mono y poliinsaturadas (grasas buenas), que ayudan a mejorar la salud cardiovascular. Sin embargo, su cantidad de proteína es muy deficiente. Se ha visto que la bebida de soya es el único sustituto de leche a base de plantas que se aproxima al contenido de proteínas de la leche de vaca, mientras que los contenidos de proteínas de las bebidas a base de avena, arroz y almendras son extremadamente bajos.

leches destacadaNo debemos olvidar y considerar que, a pesar del hecho de que la mayoría de las bebidas de origen vegetal son bajas en grasas saturadas y colesterol, algunas presentaciones de estos productos tienen mayor contenido energético que la leche entera debido a los ingredientes que agregan para mejorar su sabor.

Por estas múltiples diferencias nutricionales, estos dos líquidos no deben ser comparados ya que no pertenecen al mismo grupo de alimentos. Para los que tienen intolerancia a alguno de los componentes de la leche de vaca, las bebidas vegetales son alternativas viables tomándose siempre en cuenta que no son igual de nutritivas, las propiedades nutricionales de las bebidas vegetales varía considerablemente dependiendo de la materia prima utilizada, el procesamiento, la fortificación con vitaminas y minerales y la adición de otros ingredientes como el azúcar. Aunque también es importante mencionar que todas son, por lo general, más caras que la leche de vaca regular.

Evidencias científicas de sus beneficios en la salud.

La evidencia más reciente sugiere que la ingesta de leche y productos lácteos se asoció con un menor riesgo de obesidad infantil. En adultos, se demostró que la ingesta de productos lácteos mejora la composición corporal y facilita la pérdida de peso durante la restricción de energía. Además, la ingesta de leche y productos lácteos se asoció con un riesgo neutral o reducido de diabetes tipo 2 y un riesgo reducido de enfermedad cardiovascular, en particular el accidente cerebrovascular. 

Además, la evidencia sugiere un efecto beneficioso de la ingesta de leche y lácteos en la densidad mineral ósea. Las bebidas a base de plantas fortificadas con calcio se han incluido como una alternativa a los productos lácteos en las recomendaciones de nutrición en varios países. Sin embargo, nutricionalmente, la leche de vaca y las bebidas a base de plantas son alimentos completamente diferentes y una conclusión basada en la evidencia sobre el valor de la salud de las bebidas a base de plantas requiere más estudios en humanos.

La totalidad de la evidencia científica disponible apoya que la ingesta de leche y productos lácteos contribuye a cumplir con las recomendaciones de nutrientes, y puede proteger contra las enfermedades crónicas más prevalentes, mientras que se han informado muy pocos efectos adversos.

Como en todo en salud y particularmente lo relacionado con la nutrición, no existe “un alimento milagro” que cure una enfermedad específica. Sin embargo, es posible que gracias a la investigación científica se logre extraer algún compuesto que permita su uso en la terapéutica clínica. Mientras tanto, podemos disfrutar de su ingesta como parte de nuestra alimentación diaria o como comidas gourmet de ocasiones especiales.

Finalmente, te recomendamos que esta información la comentes con tu nutriólogo de cabecera.  

Referencias

  1. Pérez Lizaur AB, Palacios González B, Castro Becerra AL, Flores Galicia I, Sistema Mexicano de Alimentos Equivalentes. Cuarta edición 2014.
  1. Milk and dairy products: good or bad for human health? An assessment of the totality of scientific evidence. Tanja Kongerslev Thorning, Anne Raben, Tine Tholstrup, Sabita S. Soedamah-Muthu2, Ian Givens3 and Arne Astrup1*. Food & Nutrition. 22 November 2016.
  2. How well do plant based alternatives fare nutritionally compared to cow’s milk? Sai Kranthi Vanga, Vijaya Raghavan. Association of Food Scientists & Technologists. November 2017.
  3. Cows' Milk Fat Components as Potential Anticarcinogenic Agents. The Journal of Nutrition, June 1997.
  4. A Comparison of the Nutritional Value of Cow's Milk and Nondairy Beverages. J Pediatr Gastroenterol Nutr. May 2017

Artículo de Divulgación revisado y adaptado por la Nutrióloga Maite Muñoz y el Dr. Jorge Luis Poo. Hepatólogo Clínico, miembro del Comité Editorial de tu portal AMHIGO y fundador del Grupo Mexicano para el Estudio de las Enfermedades Hepáticas.

Amigos del Hígado A.C. es una Asociación Civil sin fines de lucro. Sus objetivos incluyen (1) la creación de espacios de diálogo e información para pacientes con enfermedades del hígado, (2) destacar la importancia y los beneficios de la prevención y tratamiento oportuno de las enfermedades hepáticas y (3) educar sobre la importancia vital que representa donar nuestros órganos. Diseñado y desarrollado por Linki. Derechos Reservados Amhigos del Higado.