Seguridad de la página de inicio
domingo, 09 agosto 2020
Log in

RECORDANDO SIEMPRE A LULÚ

  • Escrito por Dr. Jorge Luis Poo
  • Publicado en Testimonios

Hay un lugar al que todo mundo nos dirigimos, pero del cual poco hablamos. También existe un lugar al cual llegamos y nunca olvidamos. En fin, que no hay duda que un día llegamos y otros nos vamos. Somos cuerpo y mente, frágiles y vulnerables, pero también almas eternas viajando a través de los tiempos, aprendiendo y enseñando. Hoy rindo tributo a Lulú, la valiente guerrera que hoy dejó su cuerpo pero vivirá en nuestros pensamientos y sus acciones seguirán en nuestros recuerdos.

Lulú vivió la experiencia de un cáncer renal (nefroblastoma) a sus 12 años, por lo cual fue operada y requirió múltiples transfusiones. Luego, siguió la vida, completó sus estudios, se enamoró y se casó con Francisco con el cual vivió 47 años y tuvo dos hijos. Muchos años después se le descubrió una Hepatitis C contra la cual lucho y luchó con varios tratamientos, en varios protocolos, hasta lograr eliminarlo. Justo al cantar victoria y sentirse muy bien, decidió hacerse un chequeo para posible enfermedad por hígado graso (agosto de 2017) y le descubrieron un cáncer hepático multicéntrico. Inició con quimioembolización arterial selectiva. Pero, por su perseverancia, logró que el 10-Ene-2018 se le realizara un trasplante hepático por el Dr. Luis Carlos Rodríguez, el cirujano mexicano que más trasplantes de ese órgano ha realizado hasta la fecha. El 30 de abril, a sus 61 años, la niña Lulú, tenáz luchadora falleció a las 7:45 de la mañana por recaída tumoral, en su casa, rodeada de sus seres queridos.  

Levantate y anda 1024x742 976x707Para los que tuvimos la fortuna de conocerla, nunca podremos olvidar su cálida sonrisa, su disponibilidad para escuchar y para ayudar con alegría y simpatía a los demás. La recordamos como ex Presidenta de Amigos del Hígado y luego como eterna participante de todos sus actividades educativas. Era un alma apoyando al alma de los otros que sufrían. Era su tiempo dedicado con amor a apoyar a los demas. Era su seguridad y su valentía como imparable guerrera ante los retos que la enfermedad le imponían.

En sus últimos días, me comenta Jessica su hija que mencionó algunas frases que más que tristeza transmiten sabiduría:

  • He dejado de ser yó ...
  • Siento que ya debo partir ...
  • Me voy a un lugar donde estaré mejor ...

Y en su último suspiro, de esta mañana, le dijo a Francisco, ya me voy....

Dicen que de pronto los muertos llaman a los vivos, o viceversa. Francisco la encomendó a su padre y a su suegro. Allá la estarían esperando y ella valiente acudió a esa nueva cita. Ve en paz amiga, que por acá te queremos y recordamos.