La obesidad

  • Escrito por Dra. Fernanda García Alvarado
  • Publicado en Fibrosis Hepática

Un factor de riesgo para esteatohepatitis y fibrosis hepática

El hígado graso no alcohólico (HGNA) es una entidad cuya importancia ha sido reconocida recientemente como causa frecuente e importante de elevación de aminotransferasas y de daño hepático crónico.

Clínicamente suele cursar en forma asintomática. Las pruebas hepáticas pueden ser normales o mostrar discreta elevación de aminotransferasas a predominio de la alanino aminotransferasa.

Histológicamente se caracteriza por la presencia de infiltración grasa macrovacuolar que puede asociarse a grados variables de inflamación lobulillar con o sin fibrosis. Eventualmente puede desarrollarse una cirrosis hepática.


No se conocen los mecanismos etiopatogénicos del HGNA, pero existen factores asociados tales como obesidad, sobrepeso, diabetes mellitus tipo 2, hiperlipidemia, fármacos y otros. Entre ellos la obesidad y el sobrepeso se consideran los factores más importantes, presentes entre 69 y 100% de los casos.

Los pacientes obesos están en riesgo de presentar numerosas complicaciones tales como hipertensión arterial, cardiopatía coronaria, diabetes, apnea del sueño, artrosis, entre otras. Una menos conocida es el HGNA, que puede incluso evolucionar hacia la cirrosis hepática.

Destacando el HGNA como complicación grave y frecuente de la obesidad nos propusimos describir los hallazgos clínicos, de laboratorio e histológicos hepáticos de una serie de pacientes con obesidad sometidos a cirugía bariátrica (cirugía de reducción gástrica para el tratamiento de la obesidad).

Un estudio del Departamento de Cirugía del Hospital Clínico de la Universidad de Chile en donde se realizaron 81 cirugías de gastroplastia como tratamiento de la obesidad y en 68 pacientes se obtuvo una biopsia hepática en donde confirmaron que la obesidad es un factor de riesgo para la enfermedad hepática.

El HGNA es una entidad anatomoclínica aparentemente benigna que incluye un amplio grupo de pacientes. Inicialmente la histología puede mostrar sólo infiltración grasa, sin embargo al progresar pueden encontrarse grados variables de inflamación y fibrosis e incluso cirrosis.

Referencias:

Poniachik, J., Mancilla, C., Contreras, J., Csendes, A., Smok, G., Cavada, C. H., ... & Díaz, J. C. (2002). Obesidad: factor de riesgo para esteatohepatitis y fibrosis hepática. Revista médica de Chile, 130(7), 731-736.