La microbiota, relacionada con el desarrollo de esteatosis hepática en mujeres no diabéticas obesas

Introducción: La esteatosis hepática es una condición multifactorial que a menudo se observa en pacientes obesos y es un preludio a la enfermedad del hígado graso no alcohólico. El término microbiota designa un conjunto de microorganismos que residen en un entorno ya dado. Los seres humanos tenemos grupos de bacterias en diferentes partes de nuestro cuerpo: en la superficie y en las capas más profundas de la piel (microbiota cutánea), en la boca (microbiota oral), en la vagina (microbiota vaginal), entre otras.

La microbiota del intestino humano concentra más de 10 millones de genes catalogados, 500 veces más que el genoma humano, que contribuyen al correcto funcionamiento del aparato digestivo y que resultan muy sensibles a los cambios metabólicos.

Investigadores del grupo del CIBEROBN dirigido por José Manuel Fernández-Real, acaban de publicar en la revista “Nature Medicine” los resultados de un estudio que relaciona la biodiversidad reducida de la microbiota con el desarrollo de enfermedades hepáticas, como el hígado graso.

drfernandez real

Materiales y Métodos: En este estudio se han analizado las características clínicas y metabólicas de más de 100 pacientes con obesidad mórbida e hígado graso, además de realizar posteriormente ensayos experimentales en ratones y en células hepáticas humanas.

Resultados: Entre los descubrimientos de esta investigación, cabe destacar que la presencia de ácido fenilacético, producido por bacterias en el intestino, favorece la acumulación de grasa en el hígado. Esto abre la puerta al desarrollo de nuevas estrategias para modular la microbiota y eliminar las bacterias que favorecen la aparición del hígado graso, que padecen uno de cada tres adultos y aumenta el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 y enfermedades cardiovasculares.

En el estudio, además de los investigadores gerundenses que han coliderado el proyecto desde el Hospital Universitario de Girona Josep Trueta del grupo de Nutrición, Eumetabolismo y Salud del Institut de Recerca Biomédica de Girona (IDIBGI) , dirigidos porJosé Manuel Fernández Real, han colaborado profesionales de las universidades del Imperial College de Londres, el INSERM de Toulouse y la Universidad Tor Vergata de Roma.

Según Fernández Real “el descubrimiento pone en evidencia interesantes conexiones entre la composición de la microbiota y el metabolismo de los carbohidratos, contribuyendo a comprender mejor por qué el 30% de los pacientes con obesidad mórbida no desarrollan un hígado graso a pesar del dramático aumento generalizado de grasa”.

Por su parte, Massimo Federici, de la universidad italiana Tor Vergata, destaca la importancia de la microbiota intestinal en los trastornos metabólicos y afirma que “este estudio viene a llenar un vacío que conecta la biodiversidad escasa de genes microbianos con el hígado graso.

El objetivo ahora es trasladar estos hallazgos a la práctica clínica para prevenir la aparición de complicaciones relacionadas con la obesidad a largo plazo.”

grafica

 

Conclusiones y comentarios: Teniendo en cuenta el importante papel que la microbiota intestinal desempeña en el funcionamiento de nuestro cuerpo y las diferentes funciones que cumple, hoy en día los expertos la consideran como un órgano. Se trata de un “órgano adquirido" ya que los bebés nacen estériles: la colonización del intestino comienza justo después del nacimiento y evoluciona a medida que el ser humano crece por lo que ahora está siendo el protagonista en un sin número de estudios ya que su comprensión y entendimiento intentarán explicar o dar tratamiento a varias enfermedades, entre ellas el hígado graso.

Referencia
Hoyles, L., Fernández-Real, J. M., Federici, M., Serino, M., Abbott, J., Charpentier, J., ... & Chilloux, J. Molecular phenomics and metagenomics of hepatic steatosis in non-diabetic obese women. 2018.

Artículo de Divulgación revisado y adaptado por el Dr. Jorge Luis Poo. Hepatólogo Clínico, miembro del Comité Editorial de tu portal AMHIGO y fundador del Grupo Mexicano para el Estudio de las Enfermedades Hepáticas.