Análisis metabolomico para diagnosticar hígado graso no alcohólica en pacientes con diabetes mellitus tipo 2

El análisis metabolómico, que se realiza en una pequeña muestra de sangre, permite diagnosticar la presencia de NASH y, en el futuro, personalizar el tratamiento.

La esteatohepatitis no alcohólica (EHNA), es la forma más severa de la enfermedad del hígado graso no-alcohólico EHGNA), que se define histológicamente por la presencia de grasa hepática con inflamación y daño hepático. La EHGNA es una enfermedad progresiva que puede evolucionar a mayor daño hepático, fibrosis avanzada, cirrosis y cáncer de hígado. Durante las últimas décadas, la incidencia de EHGNA se ha multiplicado y en la actualidad es la más común de las enfermedades del hígado con una prevalencia en la población adulta de los países occidentales entre el 10-40%, de los cuales aproximadamente el 10-30% progresa a EHNA.

El binomio compuesto por hígado graso y diabetes tipo 2 es uno de los principales problemas detectados en los últimos años y que, para los médicos, constituye un nuevo reto para controlar a sus pacientes. Esta relación es cada vez más común e importante: el desarrollo de hígado graso causa resistencia a la insulina y, por lo tanto, con el transcurso del tiempo, supone el desarrollo de diabetes.

En el caso de la diabetes de tipo 2 (DMT2), la prevención es más importante si cabe. Este tipo representa el 90% de todos los casos de diabetes y puede reducirse en un 50%. "Debemos insistir en la nutrición y el ejercicio, porque los casos de obesidad aumentan a un ritmo trepidante.

Existe una gran necesidad de desarrollar pruebas más simples y no invasivas para diagnosticar y estratificar a los pacientes diabéticos tipo II con hígado normal, hígado graso y / o EHNA. A pesar de la alta prevalencia de patologías hepáticas en DMT2, hay una escasez de material publicado que documente la utilidad de las pruebas específicas para la población de pacientes con DMT2.

Un artículo publicado en la revista americana “Diabetes, obesity and metabolism” este mismo año, los autores tenían como objetivo determinar si los algoritmos de análisis OWLive, una prueba metabolomica, en donde se necesita una sola gota de sangre para medir metabolitos, que sirve para diagnosticar para EHNA y EHGNA eran suficientes para diagnosticar estos padecimientos en diabéticos con control glucémico o sin el.

El estudio incluyó 220 pacientes diabéticos de varias partes del mundo cuyo diagnóstico fue EHNA o EHGNA basado en una combinación de resonancia magnética o biopsia hepática. Las muestras de suero de los pacientes se analizaron de forma ciega con los ensayos OWLiver actuales para el diagnóstico de EHNA o EHGNA.

Curiosamente, la prueba se realizó mejor en aquellos pacientes con DMT2 que reflejaban los perfiles de los pacientes registrados en los otros estudios. En comparación con las histologías hepáticas, los ensayos OWLiver tuvieron un rendimiento subóptimo en aquellos pacientes diabéticos que tenían un control glucémico escaso o una resistencia alta a la insulina.

Dada la discordancia de estos resultados en esta cohorte heterogénea y multiétnica en comparación con las de un informe anterior en pacientes predominantemente blancos sin diabetes, se examinó la influencia de la edad, la etnia y otras variables en el rendimiento de la prueba. Entre los pacientes blancos con buen control glucémico y sin cirrosis, el rendimiento mejoró significativamente. Entre los pacientes blancos con menor resistencia a la insulina y sin cirrosis, el rendimiento fué incluso mayor.

En resumen, existe una gran necesidad de desarrollar enfoques basados en metabolómica para diagnosticar EHNA en pacientes con DM2. Esto sugiere que los modelos desarrollados originalmente para pacientes sin diabetes pueden no extrapolarse directamente a pacientes con DM2; por lo tanto, se necesitarán modelos de detección no invasivos específicos de la diabetes para esta población. Con una mayor comprensión del papel de la resistencia a la insulina y la hiperglucemia en DMT2 y EHNA, es probable que se desarrollen modelos basados en metabolómica mejorada para este fin.

 

Referencia
Bril, F., Millán, L., Kalavalapalli, S., McPhaul, M. J., Caulfield, M. P., Martinez‐Arranz, I., ... & Cusi, K. (2018). Use of a metabolomic approach to non‐invasively diagnose non‐alcoholic fatty liver disease in patients with type 2 diabetes mellitus. Diabetes, Obesity and Metabolism.