Ácido graso para tratar pacientes con inflamación crónica del hígado

El hígado graso no alcohólico es la forma más frecuente de enfermedad hepática crónica en el mundo. Se produce por la acumulación de grasa en las células hepáticas y suele ir asociada a obesidad, diabetes e hiperlipidemia

Es una enfermedad asintomática que, si no se detecta a tiempo, puede progresar a esteatohepatitis no alcohólica (NASH), en la que el hígado graso sufre una inflamación crónica y un estrés oxidativo que pueden producir una cirrosis hepática.

Actualmente, se estima que 9 millones de españoles padecen hígado graso y en torno a 1.1 millones de ellos desarrollarán NASH. Estos datos de prevalencia e incidencia son aproximados debido a que la enfermedad no produce síntomas y el diagnóstico preciso sólo se puede realizar tras una biopsia hepática. No existe tratamiento específico para esta enfermedad, salvo la recomendación de perder peso.

Para hacer frente a esta epidemia clínica del siglo XXI, se ha puesto en marcha un proyecto, subvencionado por el Departamento de Desarrollo Económico del Gobierno de Navarra, en el marco del eje de desarrollo ‘Navarra saludable’ definido en su Estrategia de Especialización Inteligente, y liderado por Pharmamodelling SL, consultoría farmacéutica especializada en ensayos clínicos. Su objetivo es evaluar la eficacia de un nuevo tratamiento en pacientes con NASH. “El ácido docosahexaenoico (DHA) tiene un papel antifibrogénico, antioxidante, antiinflamatorio y lipolítico, por lo que podría ser un buen candidato como agente terapéutico en pacientes con NASH”, afirma Onintza Sayar, directora de Pharmamodelling.

Este estudio cooperativo resulta de la unión de fuerzas de la empresa Pharmamodelling SL (promotor del proyecto) con el Centro de Investigación Médica Aplicada (CIMA) de la Universidad de Navarra y con el Instituto de Investigación Sanitaria de Navarra (IDISNA). En él trabajan conjuntamente médicos del Servicio de Digestivo del Complejo Hospitalario de Navarra y de la Unidad de Hepatología de la Clínica Universidad de Navarra. Se suma también el esfuerzo de un laboratorio de innovación biológica en complementos alimenticios que ha cedido el DHA que se utilizará en el estudio.

El ensayo clínico ya está en marcha y pretende determinar la eficacia y seguridad de este ácido graso en pacientes con NASH. Los pacientes, reclutados en el Complejo Hospitalario de Navarra y en la Clínica Universidad de Navarra, recibirán el tratamiento durante un año. A lo largo de ese periodo se les monitorizarán diversos parámetros clínicos y moleculares que buscan determinar si el tratamiento produce una mejora en la arquitectura y funcionalidad de su hígado y, por tanto, en el pronóstico de la enfermedad y en la calidad de vida de los pacientes.

 

Referencia
http://www.infosalus.com/salud-investigacion/noticia-acido-graso-tratar-pacientes-inflamacion-cronica-higado-20171121114444.html