Las hepatitis virales en México

  • Escrito por Dra. Fernanda García Alvarado
  • Publicado en Hepatitis virales

Las hepatitis virales son una de las causas principales de daño hepático en México, así lo dIce un artículo de hace no mucho tiempo de  Arturo Panduro, Griselda Escobedo Melendez y colaboradores del Antiguo Hospital Civil de Guadalajara Fray Antonio Alcalde y de la Universidad de Guadalajara, México en donde se analiza el estado de las hepatitis virales en México.

La Secretaría de Salud informa un total de 192 588 casos de hepatitis virales entre 2000 y 2007. De éstos, 79% corresponden a VHA, 3.3% a VHB, 6% a VHC y 11.7% a casos sin agente etiológico descrito. No obstante, el VHB se podría estar subdiagnosticando, ya que hay zonas de alta endemia en poblaciones indígenas, existen limitaciones en la sensibilidad y especificidad de las pruebas inmunológicas y podría ser común la hepatitis B oculta. El VHE podría ser uno de los agentes etiológicos de aquellos casos que carecen de un agente etiológico conocido. Se proponen estrategias específicas para el control de las hepatitis virales tendientes a disminuir el número de casos.

Desde tiempos ancestrales se han documentado brotes de hepatitis virales alrededor del mundo. En México no se puede descartar que las hepatitis virales desempeñaron un papel importante en el exterminio de más de la mitad de la población de Mesoamérica en tiempos de la colonia. Los primeros virus causantes de hepatitis que se identificaron en el siglo pasado fueron el virus VHA y el virus VHB. A los cuadros clínicos de hepatitis virales sin un factor etiológico conocido se les denominó hepatitis virales no A o no B. Los virus VHA y VHB se empiezan a documentar desde la década de los setenta. El virus VHC se descubre en la siguiente década y se inicia el escrutinio del mismo en el país hacia finales del siglo XXI. La epidemiología del virus VHE hasta la fecha es la menos estudiada en nuestro país.

En la mayoría de los estudios epidemiológicos de las hepatitis virales que se han realizado en México, se han utilizado equipos comerciales para la inmuno-detección de la infección viral. Estos estudios tienen limitaciones de sensibilidad y especificidad. Un claro ejemplo es el caso de la hepatitis B, para cuyo diagnóstico los paneles utilizados provienen de cepas virales que predominan en Europa y son distintas a las circulantes en México. Asimismo, la identificación de hepatitis B oculta, situación en donde el DNA del VHB se detecta por métodos moleculares, pero los pacientes resultan negativos al HBsAg o incluso a todos los marcadores serológicos, evidencian las limitaciones de los estudios inmunológicos.

En la actualidad la incorporación del diagnóstico molecular al estudio de las hepatitis virales ha permitido la identificación directa de los virus, así como el análisis de la estructura genómica, lo cual permite identificar genotipos y subtipos del mismo virus.

La determinación de los genotipos virales es una herramienta necesaria para la realización de estudios epidemiológicos y de migración en cualquier población del mundo, además de representar una parte esencial de la práctica médica para el manejo y tratamiento del paciente.

Referencia:

Panduro, A., Melendez, G. E., Fierro, N. A., Madrigal, B. R., Zepeda-Carrillo, E. A., & Román, S. (2011). Epidemiology of viral hepatitis in México. Salud pública de México, 53, S37-S45.